La fractura en el quinto metatarsiano del pie izquierdo es 'cosa' del pasado para Gerónimo Rulli, el arquero de 22 años de la Real Sociedad que arribó a 'Anoeta' con muchos sueños en su haber, aunque rápidamente debió mentalizarse a soportar la inactividad y volver con las esperanzas renovadas. Luego de varios meses de mirar los partidos de su equipo por televisión, llegó la 'revancha' y los momentos de consagración: ante Barcelona, en la victoria por 1 a 0, se convirtió en uno de los puntos altos.


A pesar de no haber tenido tanto trabajo a lo largo de casi 80' en un encuentro válido por la jornada 17 de la Liga de España, el 'arsenal' ofensivo de un conjunto como el comandado por Luis Enrique siempre preocupa. Más teniendo en cuenta que el local ganaba por la mínima diferencia ante su gente y realizaba todos los esfuerzos posibles para empezar el 2015 con una victoria más que fundamental. Pero cuando lo exigieron, el ex guardavallas de Estudiantes de La Plata respondió con efectividad.


Si bien no tuvo cruces mano a mano con Lionel Messi, cerca del final del compromiso que cerró la acción del domingo le tocó enfrentarse dos veces con Luis Suárez, uno de los goleadores más destacados del mundo. No obstante, el duelo quedó en ambas oportunidades en favor del portero. A los 40' del complemento, el atacante uruguayo intentó engañarlo y dejarlo tirado por el suelo, pero Rulli fue lo suficientemente inteligente como para esperar y 'abortar' la definición. Y apenas un minuto más tarde, sacó a relucir sus reflejos para rechazar del arco un cabezazo a quemarropa.


Rulli atajadas a Luis Suárez