AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163

No habrá más perros en las calles y casas de Irán. Eso es al menos lo que intentan 32 diputados del parlamento iraní, dominado por los conservadores, que pretende castigar a los propietarios con hasta 74 latigazos.

La ley también incluye multas de entre 10 y 100 millones de riales (entre 370 y 3.700 dólares), según el periódico reformista Shargh.

La tradición islámica considera como impuros a los perros, un animal poco común en Irán pero que algunas familias tienen como mascota, sobre todo en las grandes ciudades.

 AFP 163
AFP 163

En Irán acariciar a un perro o entrar en contacto con su saliva está considerado "najis", es decir un contacto directo que deja el cuerpo impuro.

Según la propuesta de ley, los perros confiscados serían llevados a un zoo o dejados en libertad en la naturaleza.

El ala más conservadora del parlamento iraní está preocupada por la influencia de la cultura occidental, que incluye la televisión por satélite o el acceso a internet.