AFP 162
AFP 162

El fundador de WhatsApp, Jan Koum, recibirá unos u$s2.000 millones en acciones, que le serán otorgados a lo largo de un periodo de cuatro años, como un incentivo para que se quede en la compañía, según un documento entregado a las autoridades regulatorias bursátiles de los EEUU.


La compra, que Facebook anunció en febrero y recibió recientemente la aprobación regulatoria en Europa, puso en evidencia los elevados valores de las nuevas firmas de internet de rápido crecimiento, así como la voluntad de actores establecidos como Facebook y Google de pagar altas sumas por ellos.


WhatsApp, que tiene más de 600 millones de usuarios mensuales, forma parte de una nueva generación de aplicaciones de mensajería y medios sociales que se han hecho cada vez más populares entre los más jóvenes.


Por ejemplo, Snapchat, una aplicación para celulares que permite a los usuarios intercambiar fotos que pueden desaparecer en pocos segundos, alcanza ya una valoración de u$s10.000 millones, según informes de prensa.


Facebook pagó u$s4.590 millones en efectivo y 178 millones de sus acciones por WhatsApp, al igual que 46 millones de opciones sobre unidades de acciones restringidas para empleados de WhatsApp por un periodo de cuatro años.


Al precio de la acción de Facebook de u$s77,65 cerca del cierre de la sesión en Wall Street el lunes, el acuerdo alcanzaba los u$s22.000 millones.


Koum, que será presidente ejecutivo de WhatsApp y se convertirá en un director de Facebook, tendrá un salario anual de un dólar, similar al del presidente ejecutivo de la red social, Mark Zuckerberg.


Koum recibirá 24,9 millones de unidades de acciones restringidas de Facebook, valoradas en unos u$s1.900 millones según la cotización del lunes.


WhatsApp, que tiene más de 70 empleados, seguirá teniendo su sede en Mountain View, California.