Youtube
Youtube

La modelo alemana Micaela Schäfer sabe cómo llamar la atención. Con el cuerpo que tiene, le alcanza con sacarse la ropa. Y esta vez lo hizo para sumarse al Ice Bucket Challenge, la iniciativa solidaria para concientizar sobre la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).


Como todos, Schäfer nominó a tres amigos, puso el hielo en un balde de agua, esperó que se enfríe y le pidió a un amigo que se lo tire encima de la cabeza. Pero lo hizo desnuda y en el medio de las calles de Berlín.



No es la primera vez que la modelo muestra todo en público. En el Mundial 2014, revolucionó la ciudad cuando salió en topless para apoyar a la selección alemana en uno de sus primeros partidos.


Y en la Eurocopa 2013 hizo algo similar, pero para festejar la victoria: se paseó completamente desnuda en la Puerta de Brandeburgo, en Berlín.