Por dichos de Boudou, la AFIP investiga a una empresa de turismo vinculada al Caso Ciccone

 AFP 162
AFP 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

El 10 de junio pasado, un día después de que Amado Boudou fuera indagado por el juez Ariel Lijo que lo investiga en el caso Ciccone, el vicepresidente se sometió a un reportaje en el canal de cable Todo Noticias.

En aquella ocasión los periodistas Marcelo Zlotogwiazda y Ernesto Tenembaum le preguntaron al vice por las acusaciones judiciales en su contra en la conocida causa. Boudou habló de casualidades que lo relacionaban incesantemente con la trama de un caso de corrupción por el que el 27 de junio pasado fue procesado.

Una de esas casualidades es la de los pasajes en avión que la firma The Old Fund -que se quedó con Ciccone- les pagó a su hermano Juan Bautista -a la esposa y al hijo de este- y a su socio José María Núñez Carmona.

Como respuesta, en el reportaje Boudou contó que llamó a su hermano para pedirle explicaciones. "Él compró los pasajes en Swan Turismo", dijo entonces el vicepresidente y aclaró que esa agencia "hacía una cuestión con la facturación de los pasajes que eran de consumidor final y se lo facturaba a firmas". El ex ministro de Economía dio a entender que la casualidad, mezclada con una maniobra impositiva realizada por la empresa de turismo, terminó involucrando a su familia y amigos con la firma que se quedó con Ciccone.

El mismo argumento sostuvo -como era previsible porque aunque no se conocen tienen una estrategia común- Alejando Vandenbroele. Era, teóricamente, quien encabezaba The Old Fund, pero viajaba mucho menos que Núñez Carmona. Vandenbroele respaldó a Boudou cuando dijo lo que Lijo transcribió en el procesamiento por el Caso Ciccone: "que se vinculó a Swan en virtud de su amistad con Núñez Carmona, quien viaja frecuentemente y es amigo de Agustina Seguín. Agregó que Núñez Carmona le solicitó a Seguín que se emitiesen a favor de The Old Fund facturas de pasajes y gastos de usuarios que no la reclamaban, así The Old Fund lograba crédito fiscal que la ayudaba a disminuir la base imponible del IVA".

A partir de los dichos televisivos de Boudou, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) inició una investigación para determinar si Swan hizo lo que denunció el vicepresidente: una maniobra con la facturación de viajes que compraban personas y que facturaban a empresas que se favorecían con crédito fiscal. La investigación fue informada por la AFIP a la justicia dentro del expediente del Caso Ciccone. Swan es una de las varias sociedades que aparecen en el Caso Ciccone que están bajo la mirada atenta de la entidad recaudadora. Cerca de otras veinte empresas y personas relacionadas con la causa judicial están bajo investigación de la AFIP.

Es decir que la AFIP está analizando la conducta impositiva de la empresa donde trabaja Agustina Seguín, quien vendió los pasajes que usaron los allegados de Boudou y los facturó a nombre de The Old Fund. Fue la empresa Swan Turismo la que reservó los pasajes que –por casualidad- pusieron en el mismo avión y en asientos uno al lado del otro a Núñez Carmona, Vandenbroele y Guido Forcieri, ex Jefe de Gabinete en Economía, imputado en el Caso Ciccone.

Por otra de las tantas casualidades que rozan a Boudou con la trama de Ciccone, Seguín fue pareja del vicepresidente entre 1996 y 2007. Convivieron. Compartieron viajes, reuniones, amigos. En la actualidad comparten un procesamiento dictado por el juez Claudio Bonadio por el uso de un auto con papeles falsos.

Cuando declaró como testigo en el Caso Ciccone, Seguín no habló de maniobra impositiva y por ende contradijo la versión que brindó Boudou en el reportaje y en su declaración indagatoria. La ex pareja de Boudou se presentó ante el juez Lijo el 14 de noviembre de 2012. La mujer, quien desde hace años se dedica a vender pasajes, explicó que facturó los tickets a nombre de The Old Fund, por pedido de Núñez Carmona. Señaló que tenía una relación de amistad con el socio de su ex novio y que siempre le compraba pasajes para sus viajes. "En el 2010 Núñez Carmona me pidió viajes para él y me indicó facturarlos a la empresa de un amigo y me pasa el CUIT y la razón social, que todo se correspondía con The Old Fund. Él me contó que iba a pasar los viajes por la empresa de un amigo".

Las versiones contradictorias entre Boudou y Seguín indican que alguno de los dos miente. Tal vez la investigación iniciada por la AFIP pueda determinar si la empresa Swan cometía infracciones impositivas en forma constante o si sólo sucedió en el caso de The Old Fund. Una empresa que según Seguín es de "un amigo de Núñez Carmona". Para el juez Lijo esa empresa, que se quedó con la fábrica de hacer billetes, es nada menos que de Boudou, y de su amigo Núñez Carmona.