Pasión Paternal
Pasión Paternal

De la noche a la mañana, Argentinos Juniors comenzó a planificar su propio Dream Team. Luego del descenso en la temporada anterior, se abrió un panorama más alentador. Y claro, Juan Román Riquelme está a un paso de sellar su vinculación con el club de La Paternal y revolucionó al fútbol argentino. Incluso a Cristian Ledesma, uno de sus 'viejos' compañeros que lo espera con ansias para empezar a entrenar.


"Puede ser que sea una cuenta pendiente jugar juntos en la Primera, hablamos con él un poco de eso. Él se fue en Quinta División y yo debuté en Argentinos. Después, cada uno siguió su rumbo con diferentes camisetas", contó una historia imperdible el mediocampista central, que también abandonó a un gigante como River debido a las diferencias con la Comisión Directiva que prescindió de Ramón Díaz.


Enfocado en sus nuevos objetivos, el "Lobo" reveló que mantuvo conversaciones telefónicas con el enganche que no le dio el gusto bueno a la oferta del "Xeneize" pero que "no hizo falta convencerlo, porque él es grande y sabe bien lo que tiene que hacer". Al mismo tiempo, manifestó en diálogo con De Una Un Buen Momento de Radio La Red que "sabíamos que su prioridad era seguir en Boca, pero eso se le complicó y nosotros lo estamos esperando".


Si todo marcha según está previsto desde la dirigencia del "Bicho", Riquelme sería presentado el domingo por la tarde y el lunes comenzaría a practicar con sus nuevos colegas. "Es muy importante lo que se está armando. Yo vine a colaborar en un momento difícil para Argentinos y ojalá los que vengan hagan lo mismo. Argentinos tiene que subir a Primera División lo más rápido posible", se entusiasmó Ledesma con el proyecto.


Volviendo a mencionar el pasado que los vio juntos en la misma formación juvenil del club, el volante develó que "yo jugaba de 8 y él de 5... También compartíamos equipo con Mariano Herrón, Emmanuel Ruiz, César La Paglia y atajaba Nicolás Cambiasso. Después se desarmó todo porque Boca se llevó varios jugadores". Entre ellos Román, que en 1996 apareció en la máxima divisional con la camiseta de sus amores.


"Newell's comenzó con esto de juntar a jugadores de la casa y fue un ejemplo. Ojalá nosotros podamos hacer lo mismo para cumplir el objetivo", cerró Ledesma, con el optimismo a cuestas y soñando con devolver a la institución al lugar que se merece.