Detienen a ex gobernador mexicano por malversación de fondos públicos

Luis Armando Reynoso Femat, del estado de Aguascalientes, está acusado por peculado, en un caso relacionado a la venta de terrenos públicos. Acusaciones similares caen sobre varios gobernadores

  162
162

El ex gobernador del estado mexicano de Aguascalientes, Luis Armando Reynoso Femat, fue detenido la noche del viernes en la capital del estado acusado del delito de peculado, informó este sábado la fiscalía de Aguascalientes.

Reynoso Femat "fue detenido ayer en la noche cuando estaba saliendo de una corrida de toros" en Aguascalientes, donde se celebra la importante feria taurina de San Marcos, dijo a la AFP una fuente de la fiscalía estatal que pidió el anonimato.

Sin dar detalles sobre los delitos que se le imputan, la fuente señaló que el ex funcionario del opositor Partido Acción Nacional (PAN) está recluido actualmente en el Centro de Reinserción Social de la ciudad.

Reynoso Femat, que se desempeñó como gobernador entre 2004 y 2010, tenía una orden de aprehensión por peculado al estar presuntamente relacionado con la venta de terrenos del gobierno que tenían un valor de 1,9 millones de dólares a una empresa inmobiliaria por un valor de 254.000 dólares.

El abogado de Reynoso Femat, Julio Serna, arribó al penal en la mañana del sábado, en donde expuso que su cliente fue detenido sin una orden de aprehensión de aprehensión y fue llevado a la Fiscalía con engaños.

Según el diario Sin Embargo, Reynoso Femat enfrenta otro proceso relacionado con el ejercicio de la función pública por la presunta compra de un tomógrafo con valor de 13,8 millones de pesos que nunca llegó al hospital donde sería instalado. El acusado pagó una fianza de 9 millones de pesos mexicanos para suspender la orden de aprehensión por este hecho.

Varios gobernadores en México han sido señalados por corrupción, aunque pocos han llegado a enfrentar procesos penales.

En julio de 2013, la justicia mexicana dictó una orden formal prisión contra el ex gobernador del estado de Tabasco, Andrés Granier, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) por los delitos de lavado de dinero y defraudación fiscal.

Cuando se conoció la orden de detención en agosto del año pasado, el ex gobernador se dio a la fuga.