162
162

Al anunciar el recorte gradual de los beneficios que desde 2003 hasta hoy se fueron acrecentando en los valores de los metros cúbicos de gas y gasto diario de agua que consumen las familias en la Argentina, tanto Julio de Vido, como Axel Kicillof destacaron que aun así el Gobierno mantendrá una alta proporción de subsidios, en particular en comparación con lo que pagan los residentes en otros países.

Según los datos oficiales, en el caso del agua, si un argentino paga por ejemplo dos pesos por día, en Montevideo abona 21,8 veces más, es decir, casi 44 pesos; sube a 46 en Chile, 51 en Europa y 64 pesos en Brasil.

Mientras que en lo referente al valor del gas natural domiciliario, el escenario cambia radicalmente para quienes no tienen acceso a ese recurso y lo deben adquirir envasado en garrafa o pipelines. Los ministros exhibieron filminas que muestran que mientras un hogar promedio paga hoy el equivalente a cinco centavos de dólar el metro cúbico, unos 40 centavos de peso al cambio oficial, en Uruguay un residente abona casi 11 pesos argentinos o 1,35 dólares, en Chile $12, en Europa 13 y en Brasil cerca de 15 pesos.

 162
162

Incluso, si por razones de restricciones presupuestarias el gobierno actual, o futuro, decidiera eliminar los subsidios, las tarifas plenas de esos servicios continuarían singularmente más baratas que las que abonan sus vecinos y en Europa, en una proporción de cinco a ocho veces.

El costo de semejante nivel de subsidio al consumo ha sido el desaliento a la inversión en exploración y extensión de redes, con el consecuente agotamiento de las reservas conocidas, aunque las reales se sabe que son sustancialmente mayores, en particular en los reservorios no convencionales de gas, mientras que en el caso del agua no se pena el lavado de veredas con manguera, en reemplazo de la escoba y el jabón.

Por Daniel Sticco dsticco@infobae.com