163
163

El ministro coordinador de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda, sostuvo que el proceso de industrialización en Ecuador "ya ha comenzado" y señaló que para principios de 2018 ya estará afianzado. Según explicó, para entonces estarán en pleno funcionamiento las ocho plantas hidroeléctricas que están en construcción. De esta forma, dentro de cuatro años se habrá alcanzado un "sólido" desarrollo industrial, con grandes obras de generación energética, la construcción de infraestructuras avanzadas, como carreteras, puertos y aeropuertos, y proyectos petroleros y mineros.

Poveda, quien tiene a su cargo la coordinación de todas las carteras relacionadas con energía, recursos naturales e infraestructuras avanzadas, citó el Balance Energético Nacional, que brinda toda la información acerca de la producción, oferta y consumo de energía en el país. "El Balance Energético es una herramienta de planificación muy importante" que permite "tener información para evaluar el comportamiento del sector de la energía y proyectar políticas de medio y largo plazo", sostuvo el funcionario del gobierno de Rafael Correa.

El ministro destacó, por ejemplo, que en el pasado el país tenía un déficit permanente de producción de energía, lo cual obligaba a importar electricidad de Colombia, aunque remarcó que desde 2007 esa situación cambió. En la actualidad, "Ecuador tiene más energía de la que consume" y, por ello, exporta especialmente petróleo, que es el rubro que mayores ingresos genera al Estado.

Con la entrada en operación de unos ochos proyectos hidroeléctricos en ejecución, Ecuador podrá exportar también electricidad a Colombia, Perú y Chile, de acuerdo con Poveda, que remarcó que la oferta de Ecuador tiene un componente adicional porque se trata de "energía limpia" y "más eficiente en cuanto a costos, más barata".

La Refinería del Pacífico estará lista a fines de 2017

Recordó que el país ha desarrollado sólo un 30 por ciento de todo su potencial hidroeléctrico y que ha emprendido proyectos para aprovechar aún más el gas natural y el gas asociado a la explotación de yacimientos de petróleo. Además, dijo que el gobierno ecuatoriano proyecta construir una gran refinería, una siderúrgica, desarrollar proyectos petroleros y mineros que se constituirán en la base de la industrialización del país.

Se prevé que la Refinería del Pacífico (en asociación con la petrolera venezolana PDVSA) esté lista a finales de 2017 y que la industria petroquímica asociada a esa planta arranque en 2018. La construcción de la planta siderúrgica se proyecta para 2016 y se espera que entre en producción en 2018. Para ese año, también se estima que empiece a extraerse crudo de los campos del sur amazónico.