Cuando un chico comienza su "carrera" de futbolista lo que buscan es la gloria deportiva y, porque no, la fama, ser reconocido por la calle. Bueno, sobre este último punto, Pablo Lugüercio se replantea ciertas 'cosas'.

El delantero, ex Racing, y que actualmente se encuentra en Olimpo de Bahía Blanca, desde hace más de un año y medio está viviendo literalmente un calvario. Lo que comenzó como una anécdota o devoción hacia su persona se transformó en algo mucho más pesado.

Una "fanática" lo acosaba constantemente y luego terminó amenazándolo de muerte. La mujer en cuestión está con pericias psicológicas y se estudia una posibilidad de internación, según asevera Primicias Ya. Mañana, se le tomará declaración indagatoria.