La mala noticia para San Lorenzo en las últimas provino desde Rosario, donde la Justicia dictó un embargo contra la institución por irregularidades en los derechos federativos y económicos de Ángel Correa, la última "joya" de la entidad de Boedo. Como consecuencia de las sospechas que un 40% del pase pertenece a un grupo de narcotraficantes, un juez de instrucción ordenó la medida.


Según las investigaciones de los últimos meses, las autoridades habrían averiguado que una porción de la ficha del juvenil sería propiedad de Los Monos, liderado por la familia Cantero, la cual estuvo involucrada a diversas tareas delictivas en la ciudad santafesina. Entonces, Juan Carlos Vienna, el profesional que entiende en la causa, resolvió actuar por un supuesto lavado de dinero en torno a la figura del jugador.


Además de considerarse embargado todo el dinero que provenga del uso de los derechos federativos de Correa, la justicia advirtió a San Lorenzo para que se abstenga de desoír las reglamentaciones, de lo contrario se someterá a la iniciación de acciones penales contra los responsables del club.


La mencionada familia Cantero está bajo la lupa por el presunto asesinato de Martín "Fantasma" Paz, mientras que el "Ciclón", que rápidamente se puso disposición de las autoridades, cuenta con un 60% del futbolista que convirtió el gol de la victoria ante Boca en el clásico del domingo.


Lo positivo es que Correa podrá seguir jugando con normalidad en el cuadro de Juan Antonio Pizzi y mañana será turno de visitar a Newell's desde las 20.20, justamente en su ciudad natal, donde se desarrollan los procedimientos que alimentaron un enorme dolor de cabeza para los "cuervos".


En anteriores encuentros, emisarios del Real Madrid, Juventus y Atlético Madrid estuvieron observando con detenimiento las condiciones y movimientos de "Angelito", aunque primero habrá que resolver esta cuestión para nada menor.