162
162

La Cámara Federal de Casación Penal dio marcha atrás y anuló el procesamiento de 24 ex funcionarios acusados del cobro de sobresueldos durante el menemismo, entre ellos el del ex ministro de Trabajo José Armando Caro Figueroa, el ex gobernador de Córdoba Juan Schiaretti, el ex secretario de Justicia Elías Jassán, y la ex secretaria de Ministerio del Interior Adelina Dalesio de Viola.

Se trata de un enorme paso atrás en la causa puesto que todos habían sido procesados el año pasado por la Sala I de  la Cámara Federal por el delito de peculado y en caso que los mismos se confirmaran, iban a ir inmediatamente a juicio.

Un tramo de la causa ya está en progreso por el cobro y pago de sobresueldos y que tiene como imputados al ex presidente Carlos Menem; al ex ministro de Economía Domingo Cavallo; a la ex polifuncionaria María Julia Alsogaray; a Enrique Kaplan y muchos otros.

"La investigación ha permitido relevar la existencia de un sistema ilegítimo de pagos a funcionarios del Poder Ejecutivo de una determinada jerarquía, instrumentando desde la más alta esfera de dicho poder, que tuvo lugar durante los períodos en los que Carlos Menem ejerció la Presidencia ", había dado por acreditado  la Cámara Federal al procesar a los 24 funcionarios en diciembre pasado.

Todo ello ahora fue anulado por la Sala II de la Casación, con las firmas de los jueces Ángela Ledesma y Alejandro Slokar, así como los embargos que les habían fijado que en algún caso, superó los 400 mil pesos.

Se trata de un fallo escueto, y en donde la Casación invoca para anular los procesamientos el argumento que utilizó en el caso "Renzi, Walter Gabriel y otros" del 8 de agosto pasado.

En ese  caso, los jueces de la Sala II anularon un procesamiento que se fijó en segunda instancia luego, al considerar que no hubo doble instancia de revisión y que quien debía tomar una decisión como tal es el juez de primera instancia.

La veintena de estos funcionarios habían sido sobreseídos, pero el fiscal Gerardo Pollicita y  la Oficina Anticorrupción apelaron. Así fue como el año pasado  la Cámara Federal, para el caso integrada por Julio Lucini, María Laura Garrigós de Rébori y Mauro Divito, los procesó por el delito de "peculado", el cual prevé una pena de hasta diez años de prisión.

Se había determinado que los acusados "percibieron dinero proveniente de partidas presupuestarias a gastos reservados" y no podían desconocer que recibían una "retribución por la tarea desarrollada, ni tampoco gastos necesarios para el desempeño del cargo que ocupaban".

Los otros procesamientos anulados por  la Casación fueron los de Carlos Sánchez, quien entre otros cargos fue secretario de Comercio e Inversiones; a Félix Cirio, entonces subsecretario de producción agropecuaria; a Jesús Leguiza, subsecretario de Economía; a Oscar Chialvo, entonces presidente de  la Comisión liquidadora del Instituto Nacional de Reaseguros; y Alejandro Mayoral, ex funcionario del Ministerio de Economía.

También fueron favorecidos con la misma decisión Joaquín Cottani, ex funcionario del Ministerio de Economía; Carlos Bastos, ex secretario de Energía; Raúl García, ex presidente de Enargas; Guillermo Harteneck, entonces subsecretario de inversiones; Alfredo Aldaco, ex funcionario del Banco Nación; Liliana Gurdulich, ex secretaria del Ministerio del Interior; Alejandro Marcovic, ex subsecretario de Trabajo; y Félix Borgonovo, quien fuera secretario legal y técnico en 1993.

Por último, fueron anulados los procesamientos de Horacio Dalmau, ex subsecretario de Ambiente; Augusto José Rodríguez Larreta, entonces vocero del ministro Oscar Camilión; a Alberto Noé Carballo, entonces Subsecretario de Ambiente; Ricardo Lagorio, subsecretario del Ministerio de Defensa; Santiago Lozano, entonces funcionario del Ministerio del Interior; Ricardo Cossio, ex director de DGI; y Jorge Pereyra de Olazábal, ex secretario de Planeamiento del Ministerio de Defensa.

Al tiempo que revocó los procesamientos, los jueces resolvieron apartar de seguir interviniendo a la sala especial conformada para el caso. Es que la Cámara Federal con su integración original está excusada de intervenir en esta causa.

En mayo de 2011 una parte de la causa que tiene como imputados a Menem, Cavallo, Alsogaray y otros fue a juicio, el cual quedó a cargo del Tribunal Oral Federal 4.