Télam 162
Télam 162

En 2013, La Cámpora manejará 41 mil millones de pesos. En 2012, la cercanía al poder transformó a la organización militante del kirchnerismo en una caja millonaria. Estos 40 mil millones de pesos estarán en manos de dirigentes de la organización, que serán quienes decidirán en qué se gasta cada peso.

De acuerdo al presupuesto 2013, el Estado nacional le asignará a Aerolíneas Argentinas $3.118 millones, un 12% más de lo que se le asignó en 2012. Esa caja está en manos de Mariano Recalde, respaldado en varias oportunidades por la Presidente de la Nación y mandamás de la aerolínea. Recalde forma parte de la mesa chica de La Cámpora, y tiene diálogo directo con Máximo Kirchner.

Uno de los últimos "regalos" que recibió Axel Kicillof en 2012 llegó a su despacho envuelto con un gran moño, en señal de respaldo político. En términos formales, Kicillof es el secretario de Política Económica y Planificación del Desarrollo del Ministerio de Economía. En términos prácticos, es el ministro de Economía. El joven de La Cámpora es el encargado de manejar los $3.677 millones de esa cartera, pero a su sillón, a finales de diciembre de 2012, la Presidente le asignó el control de la obra pública. A su lapicera, se le sumaron $2.634 millones que el Gobierno pretende gastar durante este año en concepto de obra pública plurianual.

Ante estos números, lo que viene pasa desapercibido, pero la caja crece. Marina Aballay formó parte del desembarco de La Cámpora en el Ministerio de Justicia. Controla los 800 millones de pesos que maneja el Registro Nacional del Automotor. Cerca de su escritorio, aparece Matías Molle. De él dependen los 20 millones que ejecuta el Registro Nacional de Armas. A esta dupla se le suma Santiago Rodríguez, interventor de Fabricaciones Militares, un suculento presupuesto de 600 millones de pesos.

En el Ministerio de Turismo aparece Leonardo Botto, a cargo del Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur), el ente encargado de la promoción turística en el exterior: poco más de 71 millones de pesos.

En CAMMESA, La Cámpora custodia con eficiencia cada peso. Tiene en sus filas al gerente general y al Gerente de Finanzas. Solo en subsidios, CAMMESA recibirá este año, por lo menos, 18 mil millones de pesos. En ENARSA, la petrolera estatal, La Cámpora también colocó a sus soldados en los lugares de custodia financiera (vicepresidencia y gerencia de finanzas). Los montos son similares a lo que pasa en CAMMESA: sólo en 10 meses de 2012, la petrolera recibió 13 mil millones de pesos en subsidios. Para 2013, ENARSA tendrá, además de los ingresos por subsidios, una caja de recursos corrientes por $24.711 millones. Entre CAMMESA y ENARSA, se llevaron más del 40% de los subsidios de 2012.