NA 162
NA 162
 @wwnicolas 162
@wwnicolas 162

El periodista Jorge Lanata y todo el equipo de Canal 13 que viajó a Caracas para cubrir las elecciones presidenciales fue demorado horas antes de iniciar el regreso hacia Buenos Aires.

"Nos detuvieron los servicios de inteligencia bolivarianos. Nos querían procesar por espionaje porque dimos a conocer la orden que tenían de vigilarnos acá, básicamente porque queríamos saber de dónde salió la orden y si había vínculos con el gobierno argentino", relató el propio Lanata en diálogo con el canal TN. 

Lanata, el periodista Nicolás Wiñazki y el personal técnico que formó parte de la comitiva de Canal 13 fueron sometidos a un extenso interrogatorio antes de ser liberados para abordar el avión de LAN con el que regresan a Buenos Aires.

El conductor del programa Periodismo para Todos reveló que los servicios de seguridad les borraron todos los datos de las computadoras y teléfonos personales.

"Lo que hicieron fue borrarnos todas las computadoras, todos los teléfonos, por lo que quedamos sin poder comunicarnos con nadie. Yo quise comunicarme con la Embajada argentina y no pude. Quise comunicarme con Buenos Aires y no pude", reveló.

Y agregó: "Nos borraron todo. Es indignante lo que hicieron. En el fondo lo que tienen que buscar es un filtro de ellos mismos, porque lo que mostramos nosotros es un documento de ellos... Pero bueno, parece que acá el enemigo somos nosotros. Estamos bien físicamente, pero un poco alterados".

Wiñazki publicó en la red social Twitter la foto de las dos personas que los siguieron durante su estadía en Venezuela.

Durante las horas en las que no se sabía nada de Lanata y su equipo en Venezuela, los diputados Oscar Aguad y Patricia Bullrich manifestaron su preocupación y se interiorizaron en el tema.

Bullrich aseguró que llegó a contactarse con el embajador Carlos Cheppi para que se dé una pronta respuesta a los pedidos de informes desde la Argentina.

La esposa de Lanata también manifestó su preocupación por las redes sociales ya que estuvo más de una hora sin poder contactarse con el periodista.

      

La respuesta oficial

El embajador argentino en Venezuela, Carlos Cheppi, confirmó anoche que realizó gestiones al enterarse de la demora sufrida por Jorge Lanata en el aeropuerto de Caracas, pero negó que se le haya "sustraído o borrado" material periodístico y habló de una "provocación" del hombre de prensa, que "mostró una carpeta del servicio de inteligencia".

Al ser consultado por la televisión pública, Cheppi dijo que había recibido una llamada, primero de la producción de Canal 13, y luego, a las 16:40, aproximadamente, otra del propio Lanata "diciendo que lo estaban reteniendo en el aeropuerto con todo su equipo, y me pedía que por favor actuara".

"Yo, rápidamente, llamé a la Cancillería venezolana planteando el tema. Me pidieron 10 minutos para informarse. Habrán pasado 20 minutos, me llamó el ministro del Interior, diciéndome que había sido un tema de rutina y que, enseguida, lo liberaban", comentó Cheppi.

Prosiguió relatando que, al escuchar al periodista que había sufrido presuntamente la extracción de material, "volví a llamar al ministro del Interior. Rápidamente me dijo que no era así, pero que volviera a llamar al Servicio de Inteligencia de Venezuela".

Según el diplomático, en esa dependencia estatal le aseguraron que "en realidad no había habido ninguna extracción ni borrado de material".

"Me dijo (su interlocutor) que había habido una especie de provocación de parte de Lanata, mostrando una carpeta del Servicio de Inteligencia (en un gesto) muy visible. Por eso el personal lo retiene", argumentó.

Cheppi continuó explicando que "desde ese lugar se hace este procedimiento de rutina, en ningún momento (Lanata) estuvo detenido", aunque enseguida agregó: "Cuando nosotros actuamos, rápidamente lo liberaron".

También aclaró que, según "me lo aseguraron", no existió "ni sustracción ni borrado de datos" del periodista y que "me plantearon que se lo había tratado con total respeto".