Pastor Maldonado ganó en el GP de España y entró en la historia de la F1

 Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163

El sudamericano se convirtió además en el quinto corredor distinto en las cinco citas disputadas hasta ahora en una loca temporada 2012.

El liderato no cambió de manos en esta ocasión, al mantenerse el alemán Sebastian Vettel, que hoy fue sexto, empatado a 61 puntos con Alonso, que quedó segundo por haber obtenido peores posiciones.

Maldonado ya había logrado algo inédito para su país el sábado al conseguir la "pole position" en la clasificación, si bien gracias a la descalificación a posteriori del británico Lewis Hamilton.

Pero subirse a lo más alto del podio supuso algo inesperado hasta por los más optimistas antes del comienzo de la temporada, después de un 2011 que fue el peor año en la historia de la escudería Williams F1 Team.

La última vez que triunfó el equipo británico fue gracias al colombiano Juan Pablo Montoya en el Gran Premio de Brasil en 2004.

Maldonado no pudo mantener su primera posición en la curva inicial, donde fue superado por Alonso que enardeció a los miles de espectadores que soñaban con la primera victoria del ídolo local en Barcelona desde 2006.

El español abrió un pequeño hueco y mantuvo la posición hasta la segunda parada en la vuelta 27. Allí, el venezolano, que había entrado en boxes dos giros antes, aprovechó para recuperar la cabeza.

El calor apretaba en Catalunya, pero estaba lejos de los 30 grados que sofocaron la pista durante los días previos. Hoy, el cielo amaneció algo cubierto y la temperatura fue algo más fresca, lo que facilitó la menor degradación de las gomas.

Maldonado volvió a entrar primero para realizar su último "pit-stop" y, aunque su parada fue algo más lenta, Alonso no pudo salir por delante cuando cambió sus ruedas un par de vueltas después.

Raikkonen, que aún tenía que pasar por última vez por boxes, taponaba el camino del venezolano, lo que Alonso aprovechó para arañar algunas décimas.

Sin embargo, el piloto de Williams pronto dejó atrás al finlandés. El turno era para el ibérico, que tampoco tardó mucho en adelantar al de Lotus. El duelo hispano-venezolano quedaba servido a falta de 16 vueltas para el final.

Alonso apretó y estuvo cerca, pero al final el bólido de Maldonado aguantó la presión y cruzó la línea de meta para convertir el 13 de mayo en un día histórico para Venezuela y Williams.

Declaraciones del ganador:

El venezolano habló con la prensa tras el logro obtenido y sostuvo que se sentía "muy orgulloso" por el triunfo. "Ha sido un día maravilloso, increíble para mí y para todo el equipo. Hemos trabajado mucho en los últimos meses, carrera a carrera, y ahora lo podemos conseguir. Podéis imaginar cómo me siento", declaró el piloto.

Y finalizó: "Me siento muy orgulloso por mi país, que me apoya mucho desde que llegué a la Fórmula 1".