Télam 163
Télam 163
 EFE 163
EFE 163
 Télam 163
Télam 163
 Télam 163
Télam 163
 Télam 163
Télam 163

La aprobación de la Cámara baja se dio luego de dos jornadas de debate, en la que se oyeron encendidos discursos a favor y en contra de la medida. La votación -que confirmó lo sancionado por el Senado anteriormente- terminó con el respaldo de 207 legisladores mientras que 32 se pronunciaron en contra. Además del oficialismo y sus partidos afines, una parte de la opositora Unión Cívica Radical (UCR), la totalidad del Frente Amplio Progresista (FAP), Proyecto Sur y algunos diputados del sector conocido como Frente Peronista (peronismo disidente) acompañaron la medida.

Conocida la decisión, la multitud que siguió la sesión -calificada de "histórica" por partidarios del Ejecutivo- en la plaza que se encuentra frente al Congreso, en el centro de la ciudad de Buenos Aires, estalló de júbilo, gritó consignas y entonó cánticos de apoyo al Gobierno.

La ley declara "de interés público y nacional la soberanía hidrocarburífera de la República Argentina". Además prevé que, de las acciones que se expropien a Repsol, el 51% quede en manos del Estado nacional, mientras que el 49% restante será de las provincias que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofhepi).

La norma debe ser ahora promulgada por la presidente Cristina Kirchner. Se descuenta que lo hará de inmediato, debido a que fue ella quien dio el impulso inicial a la expropiación del 51% de las acciones que Repsol tenía en la petrolera argentina.

La acción de la mandataria le valió la crítica no sólo del gobierno español, sino también del bloque europeo en su conjunto. Otros países, como los Estados Unidos, se habían manifestado "preocupados" por la medida y habían advertido que podría afectar el clima de inversión extranjera en la región.