162
162
 162
162
 162
162

Con un festejo sobrio, pero con la impronta de una fiesta popular, anoche quedó inaugurada oficialmente la nueva Casa de Gobierno del gobierno de la provincia de San Luis.

Luego de transcurridos cien años en la antigua sede de gobierno, la administración provincial consideró que era el tiempo de la renovación, un evidente acuerdo entre la modernidad y el futuro.

Por eso se respiraba satisfacción, orgullo y alegría en los invitados a la inauguración de Terrazas del Portezuelo, el nuevo edificio gubernamental, un gigante vidriado que se levanta a un costado de la Autopista de las Serranías Puntanas, como emblema que da la bienvenida a la ciudad capital.

El edificio absorberá con el tiempo las demás dependencias del Ejecutivo provincial, ya que en este momento sólo funcionan allí la oficina privada del gobernador y la Secretaría General.

Aún quedan obras por hacer en las 250 hectáreas en las que se edificó el complejo administrativo, a pesar de que fue mucho lo que se hizo
para llegar hasta el momento de la inauguración, coincidente con una fecha clave de la historia argentina como es el Día de la Independencia, un logro al que mucho aportó San Luis en el aspecto humano y logístico en el siglo XIX.

Alrededor de las 23 comenzó el acto formal con la recepción de las autoridades e invitados especiales para dar luego paso a la música con el grupo folclórico local La Cautana y el tenor puntano Daniel Fernández.

Finalizado el show, se proyectó un video con el registro de la evolución de la obra, declaraciones de obreros y funcionarios que participaron activamente en todo el proceso.

A la medianoche de ayer, al comenzar el 194º Aniversario de la Independencia, fue el turno del Himno Nacional Argentino interpretado por el grupo vocal sanluiseño Bocca Chiusa. También hubo espacio para un espectáculo de luces y sonidos.

Los dos primeros decretos que firmó el gobernador Alberto Rodríguez Saá y que calificó como símbolos, fueron los que establecen el nuevo domicilio legal del gobierno puntano y la promulgación de la Ley de acceso gratuito a Internet, sobre la que destacó: "Es el primer Estado que respeta este derecho humano".

En su breve discurso, el Gobernador remarcó el esfuerzo de los puntanos para levantar la obra y la proyección al futuro de la obra, la que cuenta como lema con la frase: "Un atajo al futuro. Un sueño cumplido".

Todo el acto estuvo marcado por el simbolismo y la emoción, en el que se rescató el valor de la vieja Casa de Gobierno.

En definitiva, se trató de un hola y adiós para dos edificios que forman
parte del sentimiento provincial. Uno, el histórico, donde se instalará el Superior Tribunal de Justicia. El otro, Terrazas del Portezuelo, será testigo de las políticas que guiarán el futuro de los puntanos.

"Siento orgullo de que ésta sea la sede del Gobierno de San Luis, al que hemos bautizado Terrazas del Portezuelo", cerró el Gobernador al inaugurar oficialmente la obra. Al final, los fuegos artificiales iluminaron la noche puntana.