Cadena perpetua por matar a un joven turista y luego violar a su novia

Un hombre de 25 años de edad fue condenado ayer a la pena de prisión perpetua por un Tribunal de la ciudad cordobesa de Cruz del Eje, al hallarlo culpable de haber asesinado a un hombre y luego sometido sexualmente a su novia, hecho ocurrido en 2004 en una de las laderas del Cerro Uritorco.

La condena recayó en Ariel Roberto Arévalo, quien fue encontrado culpable de asesinar a Matías Puget, un turista bonaerense y de abusar sexualmente de su novia en un paraje de las serranías cordobesas, según lo revelaron fuentes judiciales.

Según consta en el expediente, el episodio ocurrió el 17 de octubre de 2004 en una de las laderas del cerro Uritorco, a pocos kilómetros de la localidad de Capilla del Monte, donde Matías Puget, de 21 años, y su novia, N.G., de la misma edad, ambos oriundos de la provincia de Buenos Aires, conocieron a Arévalo, quien dijo ser un guía de turismo.

La pareja trabó relación con Arévalo y esa noche, tras una ingesta de bebidas alcohólicas y drogas, Arévalo llevó a Puget hasta el borde de un profundo barranco donde le propinó un fuerte golpe en la cabeza con una linterna y luego lo arrojó al vacío, provocándole la muerte por traumatismo de cráneo.

Posteriormente, Arévalo regresó al campamento y aprovechando el estado de indefensión de la joven, la sometió sexualmente.

Tras el juicio que durante casi un mes se ventiló en los tribunales de Cruz del Eje, los miembros de la Cámara Criminal y Correccional encontraron a Arévalo, alias "Boni", autor responsable de los delitos de homicidio doblemente calificado y de abuso sexual en concurso real, condenándolo a prisión perpetua.