162
162

Científicos de la Universidad de Bristol, Inglaterra, descubrieron que la especie de hormigas, Temnothorax albipennis, se transmite información sobre la mejor vía para obtener comida.

Al parecer, una hormiga se acerca a la otra y la primera le muestra a la segunda el camino que debe recorrer desde el hormiguero hasta la fuente de alimento.

Ambas se hacen señales mutuas para controlar tanto la dirección como la velocidad de la marcha, explican los expertos en la revista Nature, según  informa el diario Hoy.

Durante el trayecto, las hormigas se detienen varias veces para que la "alumna" se fije en detalles que después le permitirán recordar el trayecto.

Cuando está lista para continuar el camino, la hormiga agita sus antenas, golpea sus patas traseras y el abdomen de la "profesora" y entonces, reanudan la marcha.

Además, los científicos señalaron que la pareja de hormigas interactúa en forma constante, ya que si la distancia entre ellas es grande, la primera desacelera y la segunda se da prisa y viceversa.

La investigación revela que existe un proceso de enseñanaza y aprendizaje en estos insectos. Ya se había descubierto la capacidad raciocinio en otros animales, como los delfines y los primates.