162
162
 162
162

Floricienta, la tira que tenía como protagonista a Florencia Bertotti y con
un elenco formado por Fabio Di Tomaso( se incorporò este año luego de la
partida de Juan Gil Navarro), Benjamín Rojas, Henny Trailes, Brenda Gandini,
entre otros, llegó a su fin con el espectacular casamiento de Florencia
Santillán y el Conde Máximo Calderón De La Hoya.

Fue una mega fiesta al mejor estilo boda real europea, con el ingreso de
Floricienta en un carruaje tirado por caballos blancos y ella bellísima, con
un vestido de ensueño labrado en piedras preciosas de imponente cola. En su
cabeza llevaba una tiara de diamantes y sus manos, cubiertas por finos
guantes de satén, sostenían un ramo de rosas que luego lanzó al público.

Antes de la boda, Floricienta recibiò dos regalos emocionantes: el primero,
los documentos que confirmaban la adopciòn de los chicos, despuès de tantos
inconvenientes que lo impedìan y segundo, la màgica apariciòn de su amada
madre fallecida interpretada por la actriz Emilia Mazer. En las historias de
amor con finales felices los malos siempre pierden, es por eso que se pudo
ver a Malala (Graciela Stefani) y su hija Delfina (Isabel Macedo) juntas en
la cárcel, mirando la transmisión del casamiento por televisión. Aunque
Delfina se emocinò al ver a su hermana casàndose con el Conde y dejando a los
chicos una imagen de una mujer que se equivocò. Como cuando le dijo llorando
a su malvada madre: "Yo no me lo merezco. Pero tal vez la vida me de otra
oportunidad"

Otro de los invitados del ùltimo capìtulo de esta inolvidable historia fue
Mario Pergolini, aunque sòlo se escuchó su voz en off, interpretando a Dios.
Recordemos que el año pasado, Pergolini tambièn actuò en los ùlitmos
episodios tratando de desdramatizar la tràgica muerte de su ex-protagonista
Juan Gil Navarro.

Aunque la sorpresa máxima estuvo a cargo de Miguel Ángel Rodríguez
personificando al sacerdote que los casó. Florencia se emocionó mucho al
verlo, ya que ambos se conocen desde hace varios años cuando él interpretaba a su tío en Son amores, la telecomedia que protagonizaban junto a Mariano Martínez y Nicolás Cabré. Luego de que el Conde dijera el espera "Sì, quiero", Rodrìguez le formulò la misma pregunta a Floricienta y, para
aumentar la emociòn, la niñera màs querida se enojò: " Pero còmo este tipo me
va a preguntar si quiero? Què estoy haciendo acà si no quiero? Obvio que
quiero"!!, haciendo recordar a muchos el final tambièn emotivo de "Carmiña",
interpretada hace màs de veinte años por Marìa de los Angeles Medrano y
Arturo Puig.

Cuando el reloj marcaba las 22 y 20 minutos de la noche, Floricienta y el
Conde Máximo se convirtieron en marido y mujer. Fue el broche de oro para
este cuento de hadas, que culminó con vals y todo el elenco cantando junto al
público. Una maravillosa historia creada por Cris Morena, que alcanzò records
de ventas de discos, merchandising, shows en Argentina, en Latinamèrica y en
Israel. Pero por sobre todas las cosas, una historia que llego al corazòn de
chicos y grandes y que dificilmente se podrà olvidar. Hay un cuento. Hubo un
cuento y terminó.Con final feliz por supuesto.