Exculpan a acusados de encubrir el crimen de Carrasco

La Justicia sobreseyó a siete militares implicados en el crimen del conscripto, que adelantó el final del servicio militar obligatorio

Fue un caso que determinó el final apresurado del servicio militar obligatorio. El asesinato del soldado Omar Carrasco en 1994 causó un tembladeral tanto a nivel político como militar que obligó a una rápida intervención de las principales autoridades para evitar un cisma aún mayor.

Ahora bien, un reciente fallo promete llevar al archivo del olvido a una de las causas más emblemáticas de la década del 90. Es que la Justicia sobreseyó a siete militares acusados de encubrir el crimen del conscripto oriundo de Cutral-Co.

Los beneficiados por la medida son el general de brigada Carlos Alberto Díaz, ex jefe de la Sexta Brigada de Río Negro; Teniente Coronel Guillermo With, ex jefe del Grupo de Artillería 161 de Zapala; capitán Rodolfo Correa Belisle, ex jefe de batería en la que reportaba Carrasco; teniente Carlos Verón; teniente Néstor Parodi; suboficial principal René López; y sargento Mario Guardia.

Según el diario Río Negro, todos ellos estaban acusados de encubrimiento y de falsedad ideológica pero se vieron favorecidos por un cambio en el Código Penal que habilitó nuevas pautas para la prescripción de causas.

El principal condenado por el crimen del soldado Omar Carrasco en el cuartel de Zapala fue el subteniente de Ignacio Canevaro.

En tanto, otros imputados por los mismos cargos también fueron beneficiados meses atrás por la misma resolución. Aquella vez, les tocó a los auditores militares Jorge Ferrario, Osvaldo Muñiz y Mauricio Gutiérrez y el mayor médico Antonio Carmona.

El fallo fue emitido por el Tribunal Oral Federal de Neuquén, aunque la resolución aclaró que "las prescripciones no borran el delito".