Swiss Medical Monteros, de Tucumán, aprovechó al máximo el único match-ball que tuvo en el tie break, volvió a ganarle como visitante a Orígenes Bolívar, esta vez por 3-2, se impuso en la serie final por un contundente 4-1 y logró su primer título en la Liga Nacional de vóleibol.

Los tucumanos, conducidos técnicamente por Waldo Kantor, se impusieron en un repleto estadio República de Venezuela, de Bolívar, con parciales de 15-25, 25-22, 16-25, 25-22 y 18-16,luego de 121 minutos de un juego emocionante y con un ganador incierto hasta el final.

De esta manera, Swiss Medical Monteros, que fue el conjunto más regular a lo largo de todo el certamen, se convirtió en el primer campeón nacional que no es porteño ni bonaerense.

El equipo tucumano se había impuesto en los dos primeros partidos jugados en Bolívar por 3-2 y 3-1, y luego en su cancha cayó por 3-2 en uno y ganó el restante por 3-1.

La visita arrancó el encuentro con un porcentaje muy alto de errores y una baja efectividad en el bloqueo, sin dudas su punto más fuerte.

Por eso Bolívar estableció una amplia ventaja en el marcador, a partir de los ataques de Leonardo Patti por las puntas (seis tantos en el segmento) y Diego Scroca (también seis unidades) por el centro.

Con ese argumento le alcanzó y sobró al local para prevalecer claramente en el juego y cerrar con mucha facilidad el set por25-15, en 24 minutos.

En el segundo parcial, Swiss Medical mejoró en el bloqueo por el aporte del experimentado Hugo Conte y Maximiliano Peralta, y no sólo sacó ventajas en el juego sino que también llegó 16-11adelante al segundo tiempo técnico.

Si bien a partir de ese momento Bolívar experimentó una reacción, en la que mucho tuvo que ver la efectividad del brasileño Badá (siete puntos en el tramo final del set), no le alcanzó al local para comprometer el triunfo de Monteros por25-22.

El local consiguió nítidas diferencias en el juego durante el desarrollo del tercer parcial, ya que logró presionar con el servicio como nunca lo había hecho hasta ahora en la serie.

Eso, sumado al aporte de Patti y Guillermo García en ataque le posibilitó al defensor del título dominar de principio a fin el set, que lo ganó con comodidad por 25-16.

El cuarto parcial fue el más equilibrado de la noche, ya que Monteros alternó aciertos y errores en ataque en la mism aproporción, mientras que Bolívar tuvo a un efectivo García pero el equipo en general exhibió varios pasajes de desconcentración.

Los tucumanos llegaron a la recta final con un tanto de ventaja (22-21) y en desenlace del set se mostraron más precisos que su rival y así forzaron el tie break.

El desempate se jugó tanto a tanto hasta el final y en los últimos pasajes Bolívar desperdició a través de Patti y García dos chances para cerrar el partido y forzar un sexto partido el domingo venidero en Tucumán.

El flamante campeón, en cambio, no dejó pasar su oportunidad yen el primer match-Ball que dispuso definió el encuentro y la serie con un punto de bloqueo, ante la alegría de un pequeño grupo de simpatizantes que llegó a Bolívar procedente de Tucumán y que se vuelve sonriente a su provincia por el primer título logrado por Monteros.