El ex vicepresidente de Boca Juniors Roberto Digón denunció ayer que en el club de la Ribera los dirigentes "les sacan el 15 por ciento" del pase a los jugadores y nombró casos como el de Carlos Tevez, quien pasó recientemente al Cotinthians de Brasil, Antonio Barijho, Nicolás Burdisso o Anibal Matellán.

"Hay muchos interrogantes sobre los pases. Para algunos de nosotros no es novedad que a los jugadores les saquen el 15 por ciento, no sólo a Carlos Tévez, sino que también a Burdisso, Barijho o Matellán y este dinero engrosa el aparato político del presidente del club", apuntó el ex directivo.

Además, Digón amplió que "en los últimos tres años, desde que Macri se dedicó a la política, hay actitudes que rozan lo delictivo, especialmente en las compras y ventas de jugadores".

Respecto de la manera en que se realiza el pedido de una parte del pase, argumentó que "los dirigentes les piden ese porcentaje a los jugadores para que quede en el club, alegando que el club lo necesita, y les dicen que es bastante dinero el que van a cobrar en sus contratos. Si no aceptan, la transferencia no se realiza".

"Por lo general, los intermediarios son testaferros de Macri, como el escribano Gustavo Arribas o Fernando Hidalgo, quienes responden al presidente de Boca y entonces aceptan que la transferencia no se haga", subrayó.

"(Jorge) Bermúdez no quiso entregar parte de su pase y por eso terminó con una muy mala relación con Mauricio Macri", ejemplificó Digón.

"Es una situación escandalosa. Por ejemplo, se pagaron 1.350.000 dólares por un jugador libre, que fue Raúl 'Pipa' Estévez, y todos sabemos que él después les dijo a sus compañeros de San Lorenzo que sólo le habían dado 550.000 dólares de esa operación. En aquellos momentos le pregunté a Macri dónde estaban los 600 mil restantes y nadie me lo contestó. Pero esa diferencia jamás ingresó al club", denunció.

Respecto de los éxitos deportivos junto a Carlos Bianchi en la dirección técnica, recordó que "el triunfo que lograron los jugadores y el cuerpo técnico le dio mucho dinero a Boca. Salvo la Copa Sudamericana, no conseguimos nada sin Bianchi. Yo sigo manteniendo una buena relación con él, quien se fue y no va a volver mientras esté Macri", aseguró.

"Lo importante para Boca es Bianchi. Tenerlo es como contar con el as de espadas, una vez que no esté más Macri en Boca. El estará dispuesto a volver y a llevar a cabo su proyecto como quería, que era manejar todo el fútbol, para volver a ser una entidad potencia del fútbol mundial", apreció.

En referencia con la ida del preparador físico Alfredo Altieri, Digón comentó que "un dirigente de Boca lo quiso agarrar a trompadas porque contó la verdad de lo que estaba pasando. A raíz de eso, siendo un hombre de Bianchi, sabíamos que lo iban a echar. También hay otros a los que van a tratar de despedir", anticipó.