La dirigencia de Colón de Santa Fe les comunicó ayer a José "Chemo" Del Solar y Juan Antonio Pizzi que dejaron de ser los entrenadores del equipo, luego de la crisis desatada por el mal arranque del campeonato Clausura, en el que acumularon tres derrotas consecutivas.

La información no había sido confirmada por ningún dirigente, pero lo cierto es que el presidente Horacio Darrás se comunicó con el peruano Del Solar para comunicarle que el alejamiento de la dupla es "una decisión tomada".

En un primer momento, la dupla había sido confirmada en su cargo por la dirigencia, pero, según el portal del diario local El Litoral, la intervención del ex presidente y aún influyente asesor del club José Vignatti fue clave para inclinar la balanza y revertir drásticamente la decisión.

En cuanto a los posibles reemplazantes se mencionan los nombres de Gerardo Martino (trascendió que ya hubo sondeos), Daniel Passarella y el uruguayo Oscar Tabárez, entre otros.

Mientras tanto, dirigirán las próximas prácticas y el partido del viernes ante Newell's Old Boys de Rosario Miguel Restelli y Mario Sciaqua. Lo curioso es que anoche la comisión directiva "sabalera" había respaldado a los integrantes de la dupla técnica al término de una extensa reunión.

Allegados a Del Solar señalaron que el peruano está "sorprendido" por la decisión de la dirigencia, pero no por el escaso rédito conseguido hasta el momento en lo deportivo, sino porque la determinación llega horas después de la muestra de confianza.

El ciclo Del Solar-Pizzi duró apenas tres partidos: 2-3 ante River Plate como local, 1-3 ante Estudiantes en La Plata y el 0-2 del sábado ante Arsenal de Sarandí. Al margen de la derrota "lógica" ante River, contra Estudiantes y Arsenal el equipo santafesino jugó "escandalosamente mal", tal como expresó el mismo Del Solar luego del último cotejo.

La situación que se suscitó luego de ese encuentro, con los hinchas de la tribuna popular impidiendo durante 40 minutos la salida de los jugadores propios, agravó la situación de un equipo que perdió los tres primeros partidos del torneo luego de 24 años.

Del Solar no pudo salir con el equipo ante River porque le faltaba un trámite para homologar los títulos de entrenador conseguidos en España y Perú, hecho que se solucionó para la segunda fecha del torneo Clausura. Distinta fue la situación de Pizzi, quien vio los partidos desde lejos porque no tiene título habilitante alguno. Su familia quedó en Barcelona, y ahora esa opción aparece como muy atinada.