Con el 93,49 por ciento de las mesas escrutadas, Unión por Córdoba obtuvo el 36,08 por ciento de los votos, con lo cual Roberto Urquía y Haydeé Giri reemplazarán a los legisladores justicialistas Jorge Montoya y Norma Bermejo García Olloco.

La tercera banca para Córdoba en la Cámara Alta, que hasta el momento es ocupada por el radical Rubén Martí, quedará para el ex radical Carlos Rossi, hoy en las filas del Frente Nuevo, que obtuvo el 28,43 por ciento de los votos.

De esta manera, a partir del 10 de diciembre, el radicalismo cordobés se quedará sin representantes en la Cámara alta, debido a que Oscar Aguad quedó en el tercer lugar con el 19,71 por ciento de los votos.

Además, el disidente justicialista Luis Juez, creador del Frente Nuevo, se adjudicó el lunes por 30 puntos de diferencia la intendencia de la capital cordobesa la superar al delasotista Alfredo Keegan.

Con un importante caudal de votos obtenidos en el interior de la provincia, Unión por Córdoba también logró cuatro bancas para diputados nacionales con el 32,47 por ciento de los votos, que ocuparán Jorge Montoya, Stella Cittadini, Carlos Caserio y Adán Fernández Limia.

El Frente Nuevo obtuvo el 30,76 por ciento y ubicará en la Cámara baja a Raúl Merino, Rita Ana Ritcher y Gumersindo Alonso, mientras que la UCR, que cosechó el 21,91 por ciento de los votos, tendrá como diputados nacionales a partir del 10 de diciembre a Mario Negri y a Beatriz Leyba de Martí.

Por otro lado, de los 70 integrantes de la Legislatura unicameral de Córdoba, Unión por Córdoba logró 36 bancas con el 32,95 por ciento de los votos, por lo que perderá cinco representantes de los que tenía hasta el momento.

En su primera intervención en la escena política de la provincia, el Frente Nuevo, con el 30,82 por ciento, tendrá 18 representantes, mientras que la UCR con el 20,26 por ciento retendrá 13 bancas -seis menos de las que tiene en la actualidad- y Córdoba en Acción de Recrear, Izquierda Unida y el Partido Socialista tendrán un legislador provincial cada uno.

De las más de 90 localidades en las que hubo elecciones de jefes comunales, Unión por Córdoba ganó en 39 ciudades, el radicalismo en 38, el vecinalismo en 13 y el Frente Nuevo en 3.