La sentencia de Alabama que considera a embriones como humanos afectaría severamente a pacientes con cáncer

Los profesionales médicos expresan inquietud ante la decisión que complica tratamientos de fertilidad, amenazando la posibilidad de tener hijos poscáncer para varios pacientes

Compartir
Compartir articulo
 Clínicas de FIV en el estado se enfrentan a un futuro incierto tras la sentencia que coloca a embriones congelados en el mismo estatus legal que niños, complicando el acceso a tratamientos cruciales. (AP/Lynne Sladky)
Clínicas de FIV en el estado se enfrentan a un futuro incierto tras la sentencia que coloca a embriones congelados en el mismo estatus legal que niños, complicando el acceso a tratamientos cruciales. (AP/Lynne Sladky)

El diagnóstico de cáncer a menudo viene acompañado de una serie de decisiones difíciles, incluido qué hacer sobre el impacto del tratamiento en la fertilidad de una persona. Muchos individuos que lidian con esta doble carga recurren a la fertilización in vitro (FIV) como una forma de preservar sus opciones reproductivas.

Es por eso que los pacientes con cáncer y oncólogos están expresando su sorpresa y ansiedad sobre el fallo reciente de la Corte Suprema de Alabama que considera a los embriones congelados como niños bajo la ley.

Este fallo ya está teniendo un efecto paralizante en las clínicas de FIV en el estado. Las preocupaciones están aumentando de que otros estados podrían adoptar fallos similares que impedirían la medicina de fertilidad para personas, incluidos muchos pacientes con cáncer, quienes dicen que la tecnología de reproducción asistida podría ser su única forma de tener una familia después de los tratamientos.

“Estamos dejando a muchos hombres y mujeres jóvenes lidiar con los efectos duraderos de los tratamientos contra el cáncer, y algunos de esos efectos podrían ser infertilidad y menopausia prematura”, dijo Deanna Gerber, oncóloga ginecológica en el Centro de Cáncer Perlmutter Langone de la Universidad de Nueva York (NYU), quien es superviviente de cáncer de mama triple negativo.

“No pueden conectar del todo la disonancia cognitiva que existe entre las vistas pro-vida y lo que implican,” agregó Madeline.

Pacientes con cáncer se enfrentan a dilemas sobre la preservación de la fertilidad debido a nuevo fallo judicial. (Freepik)
Pacientes con cáncer se enfrentan a dilemas sobre la preservación de la fertilidad debido a nuevo fallo judicial. (Freepik)

Unos estudios recientes han mostrado un aumento en las tasas de cáncer entre los adultos jóvenes, particularmente en casos de cáncer de colon y de mama. Mientras que los promedios han disminuido para las personas mayores de 65 años, ha habido un aumento significativo en diagnósticos entre aquellos menores de 50, con el mayor incremento observado en el grupo de edad de 30 a 39 años, según un estudio publicado el año pasado en JAMA Network Open.

Los tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía, pueden tener un impacto significativo en la fertilidad tanto en hombres como en mujeres. Los medicamentos de quimioterapia están diseñados para matar células que se dividen rápidamente, incluidas las células cancerígenas, pero también pueden dañar células sanas en el cuerpo, incluidas las involucradas en las funciones reproductivas.

El primer bebé de FIV nació en 1978 en Inglaterra. Desde entonces, aproximadamente el 2 % de los bebés nacidos cada año en los Estados Unidos llegan a través de FIV, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Efectos secundarios de Roe

Brett Davenport, especialista en fertilidad y fundador del Instituto de Fertilidad del Norte de Alabama en Huntsville, dijo que se sorprendió cuando se enteró de la sentencia de Alabama, pero no está tan preocupado por las implicaciones legales para los pacientes con cáncer en el estado.

“Si un paciente con cáncer viniera a mí hoy, no alteraría mi tratamiento de ninguna manera, porque obviamente les informaría sobre lo que acaba de suceder, y ellos tendrían que tomar [su] decisión”, dijo Davenport.

Sin embargo, algunos pacientes en estados con leyes más liberales temen lo que podría suceder si decisiones similares se extienden a otras partes del país. Dicen que los legisladores necesitan entender el efecto que tales decisiones podrían tener en todo tipo de personas.

“Son las mismas historias que escuchas de los legisladores después de Roe contra Wade, diciendo, ‘Oh, no pensé que afectaría esto o aquello’ ... [pero] están tomando decisiones por otros”, dijo Robin Watkins, de 41 años, quien se sometió a tratamientos de fertilidad para tener a sus gemelos.

Watkins, que vive en California, dice que los tratamientos de fertilidad son la razón por la cual está viva hoy. En 2017, cuando fue a hacerse una ecografía para iniciar su proceso de FIV, el proveedor encontró una irregularidad en la imagen que resultó ser una masa en su ovario.

Cuando le diagnosticaron cáncer de ovario, describió los pasos que siguieron como “caóticos”. Después de resonancias magnéticas, tomografías computarizadas y cirugías, le extirparon los ovarios, pero pudo mantener intacto su útero porque no había señales de que el cáncer se hubiera extendido allí.

Basada en su experiencia, Watkins dijo que estaba devastada por la noticia de que al menos dos clínicas en Alabama han detenido la transferencia de embriones mientras navegan por las legalidades de la nueva sentencia.

Oncólogos subrayan la disonancia cognitiva entre vistas pro-vida y consecuencias del fallo de Alabama. (GETTY)
Oncólogos subrayan la disonancia cognitiva entre vistas pro-vida y consecuencias del fallo de Alabama. (GETTY)

“No puedo imaginar que estas personas que buscan tener esta oportunidad y están en medio de ello simplemente tengan que detenerse”, expresó Watkins.

Aunque la sentencia de Alabama solo se aplica a los embriones, algunos pacientes temen que las leyes puedan seguir expandiéndose y afectar tratamientos asistidos de fertilidad en general, incluidos procedimientos como la extracción de óvulos.

Amanda Butler, de 34 años, extrajo y congeló 25 óvulos porque está recibiendo quimioterapia para el cáncer de mama. Ella dijo que espera tener hijos en el futuro y, debido a su mutación genética BRCA2, que conlleva un mayor riesgo de cáncer de mama, examinará genéticamente sus embriones. Pero Butler está preocupada de que la sentencia de Alabama pueda impedir esos planes.

“Solo creo que esto es un efecto dominó de la anulación de Roe V. Wade, donde la gente no pensó que iba a tener consecuencias mayores, y ahora las tiene”, dijo Butler. “La FIV va a ser aún menos accesible debido a las consecuencias legales que podrían ocurrir”, agregó.

En los últimos años, la congelación de óvulos ha aumentado drásticamente entre las mujeres en general, no solo entre las mujeres que se someten a tratamientos contra el cáncer. La Sociedad de Tecnología de Reproducción Asistida estima que los ciclos de congelación de óvulos aumentaron de 16.786 en 2020 a 24.558 en 2021.

Allison K. Rodgers, endocrinóloga reproductiva certificada, obstetra y ginecóloga y directora de educación en los Centros de Fertilidad de Illinois, sostuvo que recibir un diagnóstico de cáncer y luego tener que enfrentar la elección de la preservación de la fertilidad puede ser una experiencia abrumadora para muchas personas.

“Ya hay tantos límites para acceder a la atención. Hay estigmas, costos y seguros”, dijo Rodgers. “Algo como esto va a lastimar desafortunadamente a pacientes que están desesperadamente tratando de tener una familia”, concluyó.

(*) The Washington Post

(*) Sabrina Malhi es una reportera de salud