Hace 10 años: esto pasaba el 22 de mayo

Se cumplían tres meses de la tragedia de Once, el dólar seguía en alza, se desactivaba una bomba en el teatro Gran Rex antes de una conferencia del ex presidente colombiano Álvaro Uribe, y otras novedades más

Compartir
Compartir articulo
El 22 de mayo de 2012 se cumplían tres meses de la tragedia de Once, que este informe especial de Infobae, realizado a 10 años de los hechos, detalla en todo su dolor.

Los teclados de las Blackberries —que estaba súper hot todavía, aunque hoy apenas sobreviva su memoria— soltaban chispas en el microcentro de Buenos Aires: el dólar seguía subiendo, hasta quedar en $ 5,90 para la compra y $ 5,94 para la venta. Pero la escena más importante del día sucedió, aunque también en la ciudad de Buenos Aires, en otro lugar: la estación de trenes donde tres meses antes un accidente había dejado 51 muertos y casi 800 heridos.

A la tarde los familiares en pleno duelo hicieron un acto para recordarlos, pero desde la mañana se habían instalado para pedir a los usuarios del servicio que se sacaran una foto con un cartel que se volvería un símbolo: “Ju5†1cia para las víctimas de la tragedia de Once”. Querían juntar 500.000 retratos y, a juzgar por la respuesta positiva de la gente, no les costaría.

“La desidia de los empresarios y de los funcionarios encuentra en la pasividad un caldo de cultivo en el que crece, enfermando al cuerpo social, y destruyéndolo”, dijeron. “Y eso se paga con vidas. Vidas de trabajadores y estudiantes que obtienen como retribución a su esfuerzo cotidiano el riesgo potencial de encontrar la muerte en un servicio de transporte público”.

Los hechos habían sucedido en la mañana del 22 de febrero, en hora pico, cuando un tren de la línea Sarmiento no logró detenerse y chocó contra los paragolpes del final de la línea, en la plataforma número 2. No era la primera vez que ocurría un accidente: en esa misma estación, cinco meses antes, 11 personas habían muerto y más de 200 habían quedado heridas.

Ricardo Jaime, el ex secretario de Transporte, se contó entre los principales condenados por la tragedia de Once
Ricardo Jaime, el ex secretario de Transporte, se contó entre los principales condenados por la tragedia de Once

Pero este caso tuvo una magnitud sólo superada por dos tragedias ferroviarias en la historia argentina. Los vagones estaban atestados de personas y los dos primeros simplemente se aplastaron, con el segundo seis metros dentro de otro.

Hoy los condenados en los dos juicios dejaron la cárcel, bien porque cumplieron sus condenas, bien porque tienen beneficios como prisión domiciliaria o libertad condicional. Entre los 21 considerados culpables por la justicia en primera instancia están los entonces funcionarios de importancia: Ricardo Jaime —quien sigue detenido por otras causas— y Juan Carlos Schiavi, ex secretarios de Transporte.

“Una justicia independiente” fue la consigna con que distintas fuerzas opositoras al gobierno de Cristina Kirchner marcharon aquel martes: el socialista Hermes Binner con su Frente Amplio Progresista, por un lado, y diputados del PRO por otro. El Caso Ciccone, que involucraba al vicepresidente Amado Boudou, iba creciendo en esos días. “Nos expresamos contra la impunidad que se abre con el apartamiento de todos los investigadores del caso Boudou”, sintetizó Federico Pinedo, jefe de la bancada macrista.

Entre el Cabildo y la sede central de los Tribunales, donde se reunieron los manifestantes, el teatro Gran Rex se preparaba para alojar una conferencia empresarial en la que hablaría el ex presidente colombiano Álvaro Uribe. Un trabajador de la sala fue a cambiar una lamparita y encontró una caja de cartón: dentro había una bomba que resultó ser de estruendo, aunque según otras fuentes tenía capacidad letal.

El teatro Gran Rex se preparaba para una conferencia del ex presidente colombiano Álvaro Uribe y se encontró una bomba que resultó ser de estruendo
El teatro Gran Rex se preparaba para una conferencia del ex presidente colombiano Álvaro Uribe y se encontró una bomba que resultó ser de estruendo

Luego de dos intentos frustrados, se reunió el Consejo Nacional del Partido Justicialista. A nadie asombró el resultado: en media hora se firmó un documento 100% kirchnerista.

“Sería de una gravísima irresponsabilidad”, opinó el diputado Carlos Kunkel cuando le preguntaron sobre la posibilidad de debatir candidaturas alternativas a la de la presidenta para las elecciones siguientes, aunque quedaban cuestiones legales pendientes para que eso se pudiera hacer. Kunkel lo dijo casi literalmente frente al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, quien había expresado el anhelo de ser el nombre para el 2015 pero que, dado que presidía la reunión, debió mantener un silencio cordial.

Scioli se sentó frente a una computadora y leyó el documento que prorrogaba todos los cargos partidarios, redactado por el entorno de Cristina Kirchner. Lo acompañaron el apoderado del PJ, Jorge Landau; el senador Aníbal Fernández y el ministro Julio de Vido. En el piso inferior se formalizó la renuncia de Hugo Moyano, que ante la posibilidad de una fractura de la CGT se alejaba del oficialismo. “La presidenta no expresa el peronismo que muchos queremos, y menos el de Perón”, declaró el sindicalista a una radio.

La interna en la CGT se complicaba esa tarde porque el frente opositor a Moyano declaró que no asistiría al Comité Central Confederal el día siguiente. “Vamos a normalizar la CGT como corresponde”, dijo Andrés Rodríguez, de los estatales: contó 73 sindicatos en su vereda, lo cual le daría a los aliados contra el camionero cantidad suficiente de congresistas como para dejar el encuentro sin quórum.

Daniel Scioli anhelaba ser el nombre para la fórmula del 2015
Daniel Scioli anhelaba ser el nombre para la fórmula del 2015

Con Julio Le Parc como invitado de honor, terminó ArteBA, la feria en la que participaron más de 500 artistas y 80 galerías. Entre los trabajos que se vieron, y muchos se vendieron, se destacaron —además de las “Láminas refliejantes” y la “Esfera roja”, de Le Parc— obras de Eduardo Stupía, Sebastián Gordín, Marta Minujín, Pablo Siquier, Rómulo Maccio y Fernando Brizuela.

El público se dividió en tres grupos evidentes: compradores, paseantes y agentes de la AFIP. Dadas las restricciones cambiarias, la inversión en arte parecía ser una alternativa para acceder al dólar a precio oficial.

En el origen había sido una fábrica de bujías, instalada en un edificio que el arquitecto Benjamín Pedrotti terminó en 1926, pero luego se convirtió en la sala Del Picadero y en 1981, mientras albergaba Teatro Abierto, una de las primeras acciones culturales contra la dictadura, quedó parcialmente destruido por una bomba. Aquel 22 de mayo reabrió sus puertas como teatro con una función de Forever Young, luego de haber tenido vidas alternativas como estacionamiento de vehículos y haber quedado a punto de ser demolido.

La sala Del Picadero reabrió sus puertas luego de haber tenido vidas alternativas como estacionamiento de vehículos y haber quedado a punto de ser demolido.
La sala Del Picadero reabrió sus puertas luego de haber tenido vidas alternativas como estacionamiento de vehículos y haber quedado a punto de ser demolido.

Mientras Brad Pitt y Angelina Jolie, por entonces felices juntos, se mostraban en el Festival de Cannes, Shigeru Miyamoto, el inventor de la consola Wii y productor de juegos para Nintendo —hoy consejero creativo—, ganaba el premio Príncipe de Asturias —todavía Juan Carlos era rey de España— en el rubro de Comunicación y Humanidades. Las sagas de Super Mario Bros, la Leyenda de Zelda, F-Zero y el legendario Donkey Kong entraron así a las páginas de la alta cultura.

Vladimir Putin regresó a la presidencia de Rusia —los años que estuvo fuera, por exceso de reelecciones, había sido primer ministro— y formó su gabinete en un clima de malestar, que había comenzado con protestas a fines de 2011 y había seguido con otras antes y después de su triunfo electoral del 4 de marzo.

No obstante, ese martes se anunció que sus hombres de confianza quedaron una vez más en los cargos claves: el agradecido ex presidente enrocado a primer ministro, Dimitri Medvedev, realizaría las reformas de libre mercado; Igor Shuvalov sería viceprimer ministro, y Vladimir Kolokoltsev, acusado de excesos de violencia contra los manifestantes, como ministro del Interior, daría un inequívoco mensaje sobre las demandas pro democracia.

SEGUIR LEYENDO: