Capitol Hill es un símbolo del poderío político de los Estados Unidos. Además de referirse al Congreso, es el barrio histórico más grande de la ciudad de Washington DC. En total, cubre unos cinco kilómetros cuadrados y es uno de los más densamente poblados de la capital, con 35 mil habitantes. El barrio se eleva (casi literalmente) cerca del centro del Distrito de Columbia y se extiende hacia el este.

Pierre Charles L'Enfant diseñó la ciudad capital y soñó la sede del legislativo en la cresta de una colina leve que se levantaba cerca del centro del nuevo distrito federal. Por supuesto que pasó mucho tiempo antes de que el edificio del Congreso estuviera terminado, pero desde que se instaló, el barrio se convirtió en el centro político del país con muchos de sus vecinos trabajando en el poder legislativo desde principios del siglo XIX. Estimaciones recientes dicen que cerca de un tercio de todos los miembros del Congreso viven en este barrio.

Hacia el este de Capitol Hill corre el río Anacostia, hacia el norte se encuentra el corredor de la calle H, hacia el sur el límite se encuentran la autopista 695 y la Washington Navy Yard y hacia el oeste el límite es el National Mall -ese paseo que une el propio Congreso con el Monumento a Lincoln- y el centro financiero y comercial de la ciudad.

No solo el monumental edifico del Congreso se encuentra en este barrio. También hay oficinas administrativas tanto de la cámara de representantes como del Senado, la Corte Suprema de Justicia, La Biblioteca del Congreso, los Cuarteles Centrales de los Marines, la sede de la Armada y el cementerio del Congreso.

El barrio es ideal para caminar en una tardecita fresca de abril u octubre cuando los arboles están explotados en mil colores diferentes dándole marco a la hilera de casas que parecen salidas de un cuento o de una serie. Se trata de lo que los americanos llaman "rowhouses" es decir esas propiedades que parecen iguales, calcadas y que se diferencian a lo sumo por colores y detalles menores pero que en lo esencial no se distinguen una de la otra. Algunas datan del siglo XIX con sus frentes de ladrillos y sus techos entejados, la mayoría con sus escaleritas de acceso a las puertas principales.

En los 90 hubo una especie de explosión económica en la capital norteamericana y toda la parte no histórica del barrio hizo que las viejas propiedades sean reemplazadas por edificios nuevos, aún cuando éstos deben cumplir con regulaciones de altura y otras restricciones. La famosa arquitecta Amy Weinstein ha puesto la firma en muchas de estas nuevas propiedades, con su estilo de policromías de ladrillos y sus diseños de avanzada.

El principal corredor no residencial de Capitol Hill es Pennsylvania Avenue, una calle comercial vívida y colorida, llena de negocios, restaurantes y bares que rematan al 1600 con su inquilino más famoso, el presidente de los Estados Unidos que reside por cuatro años en la Casa Blanca.

En la calle 7 se encuentra el Eastern Market donde se venden carne fresca, verduras y hortalizas en mostradores interiores producidos en un radio de no más de 100 millas de la ciudad. También hay un mercado de pulgas al aire libre todos los fines de semana. El mercado se incendió en 2007 y fue restaurado, renovado y reabierto en 2009.

A la calle 8 se la conoce con el nombre de "Barracks Row" por su cercanía con los cuarteles de los Marines aun cuando en sí es uno de los corredores comerciales más antiguos de la ciudad, cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII y que también fuera el centro de rejuvenecimientos y modernizaciones recientes.

No hace mucho se incorporó al barrio un nuevo centro comunitario conocido con el nombre de Hill Center, y que opera en la sede del restaurado Old Naval Hospital en la esquina de Pennsylvania Avenue con la calle 9. La rehabilitación del viejo hospital combina la restauración de una significativa reliquia histórica con la incorporación de las más avanzadas tecnologías de la lllamada "arquitectura verde". El Hill Center el vibrante nuevo hogar de la vida cívica, cultural y educacional de Capitol Hill.

Algunas de las personas famosas que nacieron aquí son John Phillip Sousa, el famoso compositor americano que reúne la mayor cantidad de marchas militares conocidas en el país, cuyo lugar de nacimiento aún permanece en pie está en la calle G cerca de la iglesia Christ Church; J Edgar Hoover, el emblemático director del FBI por décadas; Frederick Douglass el "Martin Luther King" del siglo XIX cuya casa aún se puede visitar a la altura del 300 de la calle A y que fue incluso utilizada en los 70 como museo de arte africano por el famoso coleccionista Warren Robbins.

Para sentirse como un local, nada mejor que sentarse a tomar un cappuccino con donuts en alguno de los cafés de la avenida Pennsylvania mientras se hojea el "Hill Rag", el diario local que viene publicándose ininterrumpidamente desde 1976 como parte de la Capital Community News. O sacar el dispositivo móvil y curiosear "The Hill is Home", un blog hecho por voluntarios que informa sobre los hechos salientes de la comunidad desde 2009, compartiendo noticias, agregando contenido y produciendo notas propias. Otros blogs no corrieron la misma suerte y cerraron después de experiencias cortas como "The Voice of the Hill" que cerró en mayo de 2010 y "Hill Now" que operó entre 2014 y 2016.

Sin dudas, un paseo por el Capitol Hill es adentrarse en la historia de Estados Unidos, y conocer el corazón de uno de los países más poderosos del planeta.

LEA MÁS: