Aprender a elegir alimentos saludables es un factor clave para evitar el envejecimiento del cerebro (Shutterstock)
Aprender a elegir alimentos saludables es un factor clave para evitar el envejecimiento del cerebro (Shutterstock)

Una dieta equilibrada contribuye a un buen estado de salud en general. Comer mal, en cambio, trae aparejadas consecuencias negativas para el organismo, como hipertensión, elevados niveles de colesterol en sangre, diabetes, obesidad. Además, se descubrió que una pobre alimentación afecta al cerebro. La licenciada en nutrición Antonela de Lamo (MN 8.226) explicó a Infobae: "La comida chatarra es una bomba de tiempo, desde niños todas las personas están expuestas a su consumo, desde campañas de publicidad, hasta ofertas en vía pública. El consumo en exceso de estos alimentos, ricos en grasas saturadas, en calorías, colesterol, azúcares refinados y sodio puede ser muy perjudicial".

Es por eso que aprender a elegir alimentos saludables es un factor clave para evitar el envejecimiento del cerebro y para que la memoria permanezca tan activa como durante los años de juventud. La nutricionista Martha Clare Morris de la Rush University en Chicago, Estados Unidos, comprobó que la dieta MIND es ideal para la memoria. Reduciría la incidencia de alzheimer e impactaría de forma positiva en las funciones cognitivas.

Las siglas MIND corresponden a las siglas de "Mediterranean-DASH Diet Intervention for Neurodegenerative Delay", una dieta que mezcla la alimentación mediterránea y la DASH, un abordaje dietario para eliminar la hipertensión. La experta aseguró que se deben evitar las carnes rojas, la manteca, los quesos, los fritos y, por supuesto, la ya mencionada comida chatarra. Y hay ciertos alimentos recomendados en especial para mejorar la memoria:

Verduras de hoja verde

🍴❤️🌱 #first#dinner#new#home#spinach#penne#tomato#vitamins#happy#go#vegan

Una foto publicada por Anita Calik (@thewaytohealth) el

Se deben consumir dos porciones de verduras de hoja verde todos los días, como acelga, repollo, apio, lechuga, hierbas aromáticas, espinacas y alcachofas. Además de las tartas y los revueltos, una buena idea para no aburrirse es comerlas crudas en una ensalada con quesos y nueces.

Plantas crucíferas

Incorporar el brócoli en la dieta: una gran decisión. (Shutterstock)
Incorporar el brócoli en la dieta: una gran decisión. (Shutterstock)

El brócoli y el coliflor no se destacan por ser las verduras más populares, especialmente entre los más jóvenes, pero sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias ayudan a mantener a raya determinadas dolencias.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es clave en la dieta mediterránea (Shutterstock)
El aceite de oliva es clave en la dieta mediterránea (Shutterstock)

Se lo llama "oro líquido" y es la base principal que le da el espíritu a los manjares de la cocina del Mediterráneo. Además de mejorar la memoria, es bueno para el corazón y el sistema digestivo. Su alto contenido de grasas saludables monoinsaturadas protege al cerebro. Si es ecológico, mejor.

Frutos del bosque

Los arándanos pueden traer un beneficio real en la mejora de la memoria (Shutterstock)
Los arándanos pueden traer un beneficio real en la mejora de la memoria (Shutterstock)

Sobre todo los arándanos, pero las frambuesas, moras o fresas también tienen una gran cantidad de antioxidantes, que bloquean la formación de radicales libres que provocan daño celular.

Pescado

El pescado es uno de los ingredientes esenciales de cualquier dieta saludable (Shutterstock)
El pescado es uno de los ingredientes esenciales de cualquier dieta saludable (Shutterstock)

Es una muy buena fuente de Omega 3 y Omega 6. Si el pescado es azul, mejor, como la sardina o el salmón. No sorprende que aparezca en la lista, ya que es el alimento de cabecera de cualquier dieta saludable.

Su alto contenido en vitaminas del grupo B, Omega 3, Omega 6, fósforo, cobre, calcio, zinc, magnesio y hierro los hace indispensables para mantener una mente activa. Además, mejoran la función del corazón, sirven para ahuyentar el cáncer y reducen el riesgo de Alzheimer.

Cereales integrales

Après l’effort, le réconfort ! #jus #frais #maison #cereales #morning #afterrun #good #day

Una foto publicada por mlleL (@mllelisa_) el

Al ser completos, no han perdido vitaminas como la B6 o el ácido fólico, además de riboflavina, niacina y minerales como el hierro, zinc, cobre, magnesio, selenio y fósforo. Son la parte integral de todo desayuno.

Carnes blancas

(Shutterstock)
(Shutterstock)

El pollo y la pavita son ingredientes esenciales de toda alimentación sana y balanceada, pero además se comprobó que son beneficiosos para prevenir el envejecimiento del cerebro. En ensaladas como la César o a la plancha, son el complemento ideal.

Vino

(Shutterstock)
(Shutterstock)

Es recomendado por todos los médicos beber una copa a diario. Ricos en flavanol, estimula y refuerza la función cerebral. Además, un estudio reciente de científicos españoles demostró cómo a través de la ingesta moderada de vino se promueve la generación de polifenoles o sustancias fenólicas, saludables en los seres humanos.

Lea más: