¿Las mascotas deberían dormir en la cama? Qué dicen los expertos sobre esta práctica común

Compartir este espacio con perros o gatos es una decisión que tiene beneficios, pero también riesgos. Cuáles son y qué hay que tener en cuenta para cuidar la salud y el bienestar no solo de los animales sino también de las familias

Compartir
Compartir articulo
Aunque dormir con mascotas en la cama puede fortalecer el vínculo, también implica consideraciones importantes sobre la salud y el bienestar tanto de las mascotas como de sus dueños  (Imagen ilustrativa Infobae)
Aunque dormir con mascotas en la cama puede fortalecer el vínculo, también implica consideraciones importantes sobre la salud y el bienestar tanto de las mascotas como de sus dueños (Imagen ilustrativa Infobae)

*Este texto es una reinterpretación de material publicado originalmente en AARP, una organización sin fines de lucro de EEUU dedicada a mejorar la calidad de vida y la salud de las personas mayores de 50 años.

Las mascotas son, para muchas familias, una especie de bendición. En ese marco, hay personas que eligen dormir con perros o gatos en la cama, toda vez que este acto representa un momento de compañía y de amor con su mejor amigo. No obstante, esta práctica, que es muy común, puede tener riesgos.

¿Un ejemplo? Cuando Pam Lewis, de 53 años, llevo a casa a Squeak, una pequeña mezcla de chihuahua que rescató durante la pandemia, planeó que durmiera en su jaula, como sus perros anteriores. “Siempre he creído que un perro no debería dormir en la cama”, dice.

Las alergias comunes a perros y gatos afectan entre el 10 y el 20 por ciento de la población mundial, lo que puede ser un factor determinante para mantener a las mascotas fuera de las camas y reducir la exposición a alérgenos
(iStock)
Las alergias comunes a perros y gatos afectan entre el 10 y el 20 por ciento de la población mundial, lo que puede ser un factor determinante para mantener a las mascotas fuera de las camas y reducir la exposición a alérgenos (iStock)

Ella nunca tuvo la intención de hacer una excepción con Squeak. Luego Squeak contrajo una infección respiratoria. “Se sentía muy miserable, muy enferma, y hubo una o dos noches en las que solo quería asegurarme de que estuviera bien toda la noche, así que la acosté en la cama”, dice Lewis, que vive en Chicago.

Ahora Squeak abraza a Lewis en la cama todas las noches, y eso es un problema: “Ella quiere estar a mi lado o encima de mí, y yo no duermo bien”, dice Lewis. “He alcanzado un umbral. Realmente necesitamos sacarla de la cama”.

¿Las mascotas deberían dormir en la cama?

Los perros y gatos pueden ser portadores de parásitos, como pulgas y garrapatas, lo que puede provocar la transmisión de enfermedades (Imagen ilustrativa Infobae)
Los perros y gatos pueden ser portadores de parásitos, como pulgas y garrapatas, lo que puede provocar la transmisión de enfermedades (Imagen ilustrativa Infobae)

Este escenario no es infrecuente, dice Kwane Stewart, veterinario y fundador de Project Street Vet. En sus más de 25 años de práctica, ha escuchado esta historia muchas veces de boca de clientes, y él mismo ha estado en el mismo barco. Solía permitir que su perro se metiera en su cama, pero con el paso de los años, se ha vuelto más difícil conseguir un buen sueño y ahora mantiene un espacio para dormir sin mascotas. “Está la salud de la mascota y está la salud suya”, dice Stewart. “Por mucho que cuides la salud de tu mascota, también estás cuidando la tuya”.

A continuación, un repaso por las razones por las que quizás no quieras que tu mascota comparta tu cama.

1. Posible lesión

Saltar dentro y fuera de la cama es más una hazaña atlética para nuestros perros que para nosotros, y para perros de lomo largo como corgis, razas pequeñas, cachorros cuyos huesos aún están creciendo o perros con artritis, ese tipo de movimiento puede ser francamente peligroso. “Aproximadamente el 20 por ciento de todos los perros tienen algún tipo de artritis, y saltar dentro y fuera de una cama no es ideal para mantener la salud de las articulaciones”, dice Stewart.

La tiña, una infección cutánea fúngica, puede ser más fácilmente transmitida entre mascotas y humanos si comparten la misma cama debido al contacto cercano y frecuente (Getty)
La tiña, una infección cutánea fúngica, puede ser más fácilmente transmitida entre mascotas y humanos si comparten la misma cama debido al contacto cercano y frecuente (Getty)

Los perros de complexión larga y baja tienen más probabilidades que otros de sufrir una lesión en la espalda debido a ese movimiento repetitivo. “Los perros salchicha son líderes en ese territorio. Pueden deslizarse un disco o algo peor; los he visto llegar paralizados”, añade. También existe la posibilidad de sufrir lesiones al caerse de la cama mientras se sueña o si una mascota sufre una convulsión.

En el caso de los gatos, la probabilidad de sufrir lesiones por caídas o saltos es mucho menor en general, dice Stewart. “Sin embargo, los gatos mayores tienen una alta incidencia de artritis, algo de lo que muchas personas no se dan cuenta”, explica.

Después de los 9 años, muchos gatos pueden comenzar a experimentar dolor en las articulaciones, lo que puede dificultarles saltar de sus lugares favoritos. “Si ves a tu gato sentado allí y mira su espacio, en lugar de acercarse y saltar, es una señal de que podría estar teniendo problemas”. Es bueno hablar de esto con su veterinario, ya que existen tratamientos para ayudar a reducir el dolor. Y no son sólo las mascotas pueden resultar lesionadas, ya que pueden hacer tropezar a los humanos aturdidos, que hacen una visita al baño a medianoche.

2. La amenaza de los parásitos

Un estudio de la Clínica Mayo en 2017 reveló que dormir con un perro en la cama puede impactar negativamente la calidad del sueño, a diferencia de simplemente tenerlos en el mismo dormitorio
Foto: dpa-infografik GmbH/dpa
Un estudio de la Clínica Mayo en 2017 reveló que dormir con un perro en la cama puede impactar negativamente la calidad del sueño, a diferencia de simplemente tenerlos en el mismo dormitorio Foto: dpa-infografik GmbH/dpa

Cuando invitas a tu mascota a la cama, también puedes invitar a pulgas y garrapatas, que suben a tus mascotas mientras están afuera (especialmente durante los meses más cálidos), se esconden en su pelaje y se alimentan de su sangre, y posiblemente de la tuya también. Una vez que hayan hecho autostop hasta tu casa. Estos parásitos no solo causan malestar y picazón, sino que también pueden infestar su hogar y sus picaduras pueden provocar una infección. En el caso de las garrapatas, también pueden provocar la enfermedad de Lyme en mascotas y humanos.

Los perros, particularmente aquellos que pasan mucho tiempo al aire libre, tienen más probabilidades de ser portadores de pulgas y garrapatas que los gatos, dice Stewart. “Los gatos son tan quisquillosos que, incluso si les da una o dos pulgas, siempre están acicalándose. Atraparán una pulga al azar antes de que pueda encontrar un hogar y reproducirse”, afirma. Aún así, recomienda tratamientos preventivos contra estos parásitos para gatos y perros, especialmente si pasan tiempo al aire libre o están en contacto con otras mascotas que pasan tiempo al aire libre.

Las mascotas también pueden transmitir la tiña a sus humanos, y Stewart ha identificado manchas de tiña en los dueños de mascotas en su clínica, más a menudo cuando la mascota duerme en la cama, ya que ese es un lugar privilegiado para los abrazos de cerca. En tanto, dado que la tiña se transmite por contacto de piel a piel, vale la pena vigilar a su mascota para detectar áreas circulares de pérdida de cabello en su cuerpo.

Las reacciones alérgicas pueden ser exacerbadas por la cercanía de las mascotas en la cama (Getty)
Las reacciones alérgicas pueden ser exacerbadas por la cercanía de las mascotas en la cama (Getty)

3. Mala calidad del sueño

Si tienes un perro o un gato que duerme profundamente, quizás no te moleste tener mascotas en tu cama. Después de todo, aproximadamente la mitad de los dueños de mascotas permiten que una mascota (incluidos gatos, perros y otros animales) duerma en su cama, según investigadores australianos. Es difícil imaginar que esto sería tan común si alterara significativamente el sueño. Aún así, un estudio de 2017 de la Clínica Mayo sobre el efecto de los perros en el sueño humano en el hogar encontró que, en general, dormir con un perro en el dormitorio no dificultaba el sueño, pero tener al perro en la cama sí lo hacía.

Sin embargo, vale la pena señalar que Michael J. Breus, especialista clínico en sueño y fundador de The Sleep Doctor, encuentra que la mayoría de las personas tienden a volver a quedarse dormidas rápidamente, incluso si su mascota las despierta con movimientos o ronquidos. A menos que el durmiente se queje, no considera esas interrupciones como problemas.

Aunque los gatos suelen ser más pequeños que sus homólogos caninos, algunos dueños de mascotas encuentran que les molestan más el sueño, dice Stewart. Después de todo, tienden a realizar más actividades nocturnas que los perros. De hecho, en la casa de Stewart, su familia ha tenido que mantener a su gata, Rosie, fuera de todas sus habitaciones gracias a su propensión a amasar a altas horas de la noche y acurrucarse directamente sobre sus caras.

Los perros traen suciedad y gérmenes a la cama, lo que representa un problema de higiene, especialmente en casos de incontinencia urinaria en mascotas mayores (Imagen ilustrativa Infobae)
Los perros traen suciedad y gérmenes a la cama, lo que representa un problema de higiene, especialmente en casos de incontinencia urinaria en mascotas mayores (Imagen ilustrativa Infobae)

4. Aumento del asma o alergias

Las alergias a perros y gatos son comunes y afectan entre el 10 y el 20 por ciento de la población mundial. Si eres parte de ese grupo, el contacto con tu mascota puede provocar que experimentes síntomas como tos y estornudos, secreción o congestión nasal, picazón en los ojos o incluso dificultad para respirar, especialmente si tienes asma. Dado que la caspa y la saliva de las mascotas se adhieren a la tela como si fuera la ropa de cama, tener a su perro o gato acurrucado entre las sábanas puede exacerbar sus síntomas, incluso si su mascota no está en su cama al mismo tiempo que usted.

Para las personas que tienen alergias graves a las mascotas, convertir la cama en una zona prohibida puede ser una medida inteligente, pero tenga en cuenta que la caspa puede permanecer en una casa o habitación durante algunos meses, incluso si la mascota no ha metido una pata dentro.

5. Es un bloqueador de romance

Aunque existen variadas razones para dudar de permitir que las mascotas duerman en la cama, millones de dueños de mascotas eligen compartir sus mantas con sus animales, encontrando beneficios tanto emocionales como físicos en esta práctica
(Getty)
Aunque existen variadas razones para dudar de permitir que las mascotas duerman en la cama, millones de dueños de mascotas eligen compartir sus mantas con sus animales, encontrando beneficios tanto emocionales como físicos en esta práctica (Getty)

Algunas parejas se unen por su amor por los perros y los gatos, pero eso no significa que tener mascotas en el dormitorio sea ideal para su vida amorosa. “En cuanto a las relaciones románticas y la intimidad, esto puede ser un problema. Muchos animales no entienden lo que está pasando y pueden pensar que se les está haciendo algún tipo de daño y pueden ponerse a la defensiva”, dice Breus.

Es probable que lo que precisamente los desencadena varíe de un caso a otro, añade Stewart. Es poco probable que los gatos presten mucha atención a lo que estás haciendo, dice, pero “para algunos perros, los movimientos y ruidos (de la intimidad sexual) pueden ser alarmantes, confusos y, en algunos casos, pueden volverse agresivos”.

También pueden estar en juego otros factores. “¿Es esta una nueva relación? Podría haber un mayor potencial de problemas si, por ejemplo, la novia tuvo al perro durante años y ahora el novio se muda, ingresa al dominio del perro y se hace cargo de la cama cuando el perro está acostumbrado a estar allí”, dice Stewart. . Si le preocupa que sus mascotas reaccionen a sus actividades románticas, redirija su atención: “Dales un juguete y haz que busquen otro lugar para pasar un rato”, dice Stewart.

6. Suciedad y otros gérmenes

Los perros de razas pequeñas, cachorros en crecimiento o aquellos con artritis pueden enfrentarse a riesgos significativos para la salud al saltar dentro y fuera de la cama, incluyendo lesiones en la espalda y problemas articulares.
(Getty)
Los perros de razas pequeñas, cachorros en crecimiento o aquellos con artritis pueden enfrentarse a riesgos significativos para la salud al saltar dentro y fuera de la cama, incluyendo lesiones en la espalda y problemas articulares. (Getty)

No se puede negar el hecho de que su perro camina (y posiblemente rueda) sobre la tierra al aire libre, y su gatito limpia la caja de arena varias veces al día. La suciedad o los gérmenes en sus pies y pelaje no desaparecerán mágicamente cuando llegue el momento de meterse en la cama, pero pueden pegarse directamente al edredón.

Y hay otras preocupaciones, como el hecho de que la incontinencia urinaria, especialmente en perras (pero no en gatos), es común a medida que envejecen, dice Stewart. Los medicamentos pueden ayudar con este problema, pero vale la pena considerar si vale la pena correr el riesgo de que una mascota moje la cama.

El estuche para dormir con tu mascota

Claramente, existen muchas buenas razones para mantener a su mascota fuera de su cama. Y, sin embargo, millones de dueños de mascotas comparten las mantas de todos modos, según la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño. En una encuesta de 2022, se encontró que casi la mitad de los estadounidenses (46 por ciento) duermen en la misma cama con una mascota al menos algunas veces. Y a pesar de las historias cómicas sobre gatos que pisan la cara y perros gigantes que duermen horizontalmente, menos de una quinta parte (19 por ciento) de los que duermen con una mascota dicen que su sueño se ve afectado por ello. De hecho, casi la mitad (46 por ciento) afirma dormir mejor.

A pesar de los desafíos, muchos dueños de mascotas reportan beneficios emocionales y de seguridad al compartir espacio con sus animales (Imagen ilustrativa Infobae)
A pesar de los desafíos, muchos dueños de mascotas reportan beneficios emocionales y de seguridad al compartir espacio con sus animales (Imagen ilustrativa Infobae)

“Muchos dueños de mascotas encuentran consuelo y relajación al tener a sus amigos peludos cerca durante el sueño”, dice Shaina Denny, cofundadora y directora ejecutiva de Dogdrop, un proveedor de guardería para perros a pedido. “Tener una mascota en la cama puede proporcionar un efecto calmante, ya que la respiración rítmica... de la mascota puede crear un ambiente relajante”.

Cómo sacar a tu mascota de la cama

El veterinario Kwane Stewart reconoce que si dormir con su mascota es un hábito, puede ser difícil de romper, para ambos. Sin embargo, suele ser una transición más fácil para los gatos que para los perros. Con un gato que te mantiene despierto, simplemente cerrar la puerta de tu dormitorio debería ser suficiente. “La propensión a la ansiedad debido a esa transición es menor en los gatos que en los perros”, dice.

Pero si llega el momento de sacar a su perro de la cama, Stewart sugiere comenzar con una jaula para su perro en su dormitorio. “Haz que se sientan cómodos y dales golosinas”, dice. “Nunca es un lugar de castigo, y si están ansiosos por salir, déjenlos salir”. Sin embargo, recomienda no sacarlos de la cama y llevarlos a otra habitación por completo. “Si los alejas por completo de tu habitación después de haber estado durmiendo en tu cama, eso probablemente les causará algo de ansiedad”. Si estos enfoques no funcionan para su gato o perro, consultar con un veterinario conductista puede ser el mejor siguiente paso.

Existen estrategias efectivas para acostumbrar a las mascotas a dormir fuera de la cama, señala Kwane Stewart, destacando la importancia de un enfoque gentil y considerado para minimizar la ansiedad (Getty)
Existen estrategias efectivas para acostumbrar a las mascotas a dormir fuera de la cama, señala Kwane Stewart, destacando la importancia de un enfoque gentil y considerado para minimizar la ansiedad (Getty)

Cinco razones para dormir con mascotas en la cama

En contrapartida, aquí hay algunas razones por las que podría estar bien dejar que su animal se quede la próxima vez que salte a la cama por la noche.

1. Seguridad y protección

Si te sientes ansioso por la noche debido a incendios, robos y otras amenazas potenciales, una mascota en la cama puede actuar como un sistema de seguridad en el hogar, aunque mucho más lindo. “Las mascotas generalmente tienen agudos sentidos del olfato y del oído. Tener a su mascota a su lado puede brindar mayor seguridad a las personas mayores con discapacidad auditiva, ya que una mascota puede ladrar o inquietarse si escucha sonidos inusuales en el hogar o huele algo inusual”, dice George Melillo, cofundador y director veterinario de Heart. + Paw, una práctica veterinaria con 29 ubicaciones en 10 estados.

Según Stewart, una sensación de seguridad puede ser tan reconfortante para las personas que viven solas como para los adultos mayores. “Tener a su perro cerca de ellos mientras están más vulnerables (dormidos) ayuda a algunas personas a dormir mejor”, dice.

Los gatos mayores también son susceptibles a problemas de artritis que pueden dificultarles saltar a sus lugares favoritos, siendo crucial observar cualquier cambio en su comportamiento habitual
(Getty)
Los gatos mayores también son susceptibles a problemas de artritis que pueden dificultarles saltar a sus lugares favoritos, siendo crucial observar cualquier cambio en su comportamiento habitual (Getty)

2. Soledad y depresión

Se ha demostrado que las mascotas ayudan con todo tipo de problemas de salud mental. De hecho, interactuar con ellos reduce la hormona del estrés, el cortisol, y estimula la producción de la hormona del bienestar, la oxitocina, según muestra una investigación.

Para aquellos que necesitan consuelo, los abrazos nocturnos solo pueden amplificar los beneficios, sugiere la veterinaria holística Ambika Vaid, asesora veterinaria de la empresa de alimentos para mascotas Badlands Ranch. “A los humanos que sufren de depresión o trastorno de estrés postraumático les va muy bien mentalmente cuando duermen con sus mascotas. La mascota brinda comodidad, seguridad y estabilidad para dormir mejor”, afirma.

Si se siente solo, dormir junto a una mascota puede ser un ungüento reconfortante. “Algunas personas se encuentran en un momento de su vida en el que realmente no tienen a nadie más; O están al final de sus vidas o han perdido a un compañero”, continúa Vaid. “Los animales pueden convertirse en ese compañero, y dormir con ellos reduce el sentimiento de soledad que afecta a las personas que luchan contra el duelo”.

3. Las mañanas podrían ser mejores

La seguridad, la lucha contra la soledad y la depresión, así como el mantenimiento de las rutinas, son razones por las cuales algunos dueños optan por mantener a sus mascotas en la cama (Getty)
La seguridad, la lucha contra la soledad y la depresión, así como el mantenimiento de las rutinas, son razones por las cuales algunos dueños optan por mantener a sus mascotas en la cama (Getty)

Hay dos tipos de personas en este mundo: los noctámbulos y los madrugadores. Si eres de los primeros, dormir con una mascota podría ayudarte a finalmente hacer las paces con las mañanas. “A las mascotas les encantan sus rutinas”, dice Vaid. “Son muy buenos susurrando, empujando o despertando suavemente a sus dueños cuando llega la hora de desayunar o caminar. Esto a menudo ayuda a las personas a levantarse de la cama y mantenerse al tanto de sus rutinas”.

4. Mantenerse abrigado

Si vives en un clima frío o simplemente eres propenso a tener los pies fríos, dormir uno al lado del otro puede mantenerte abrigados tanto a ti como a tu mascota. “Las mascotas son fuentes naturales de calor y compartir cama puede contribuir a la comodidad física, especialmente durante las estaciones más frías”, dice Denny. “Como alguien que tiene un perro salchicha en miniatura, siempre hago que mi perro duerma en mi cama. Ella me salva de las elevadas facturas de calefacción en invierno”.

5. Bienestar de las mascotas

La decisión de permitir o no a las mascotas en la cama es altamente personal, basada en la comodidad y el estilo de vida del dueño, reflejando la diversidad de relaciones entre humanos y mascotas (Freepik)
La decisión de permitir o no a las mascotas en la cama es altamente personal, basada en la comodidad y el estilo de vida del dueño, reflejando la diversidad de relaciones entre humanos y mascotas (Freepik)

Dormir en tu cama también puede ser bueno para tu mascota, sugiere Dwight Alleyne, veterinario experto en JustAnswer. Debido a que las relaciones entre humanos y mascotas son “simbióticas”, dice, dormir en la cama proporciona “los mismos beneficios de reducción de la ansiedad, mayor seguridad y menos estrés también en las mascotas”.

Nicole Ellis, entrenadora de perros profesional certificada y experta en estilo de vida de mascotas de Rover, se hace eco de esa idea: “A muchos cachorros les encanta dormir junto a sus hermanos, por lo que no sorprende que, a medida que crecen, también quieran dormir en la cama cerca de sus hermanos. miembros de la familia humana. Muchos perros se sienten seguros y cómodos mientras duermen en la cama humana con sus familias humanas”.

Considere también el hecho de que la nariz de los perros está íntimamente ligada a los centros de recompensa de sus cerebros; cuando huelen a su humano, los hace felices. “Sudamos mientras dormimos y pasamos mucho tiempo [en la cama]”, señala Ellis. “De todo lo que hay en la casa, la cama suele oler más a nosotros, y a nuestras mascotas, que están tan orientadas a los olores, les encanta dormir en un área que huele a nosotros”.

Ya sea que esté a favor de las mascotas en la cama o en contra de ellas, hay evidencia que lo respalda. Entonces, al final del día, es realmente una cuestión de preferencia personal. “Algunas personas se sienten más protegidas y cómodas con su perro durmiendo en la cama, mientras que a otras les puede distraer”, concluye Ellis. “Realmente no existe una respuesta correcta: es la que mejor se adapte a tu estilo de vida”.