De la nieve al desierto: 7 destinos fascinantes para descubrir las culturas locales

Ya sea en Europa, Asia, África o América del Sur, disfrutar de los paisajes no es suficiente para aprovechar y captar todo lo que un lugar tiene para ofrecer. Esta es una lista de regiones que se abren a que el viajero conozca sus costumbres

Compartir
Compartir articulo
infobae

La cultura enriquece la experiencia del viaje, ya que genera una sensación de inmersión en el lugar que se está visitando. Saborear las comidas autóctonas, charlar con lugareños y visitar los puntos más importantes de las ciudades son algunas de las actividades que se pueden realizar para conocer estos destinos más profundamente.

Muchos amantes de los viajes llegan a determinadas etapas de su vida en las que disfrutan de manera especial profundizando en las culturas de los sitios que visitan. Algunos han explorado ya varias de las principales metrópolis europeas, como París, Londres o Roma, destinos infaltables. Es posible que también hayan saboreado alguna escapada a las playas tropicales del Caribe o las ciudades más importantes de Estados Unidos. Y aquellos más afortunados habrán emprendido vuelos hacia destinos más exóticos como Japón o África.

Campos, mercados, playas, nieve y desiertos. Los siguientes destinos del mundo, para todos los gustos, son ideales para que los viajeros ávidos por conocer las culturas locales se adentren en sus maravillosas costumbres y también en sus hermosos paisajes.

1. Madagascar

En Madagascar muchos de sus animales y plantas son endémicos, no se encuentran en ningún otro lugar en el mundo (REUTERS/Baz Ratner)
En Madagascar muchos de sus animales y plantas son endémicos, no se encuentran en ningún otro lugar en el mundo (REUTERS/Baz Ratner)

Esta isla africana situada en el océano Índico tiene desde playas con aguas cristalinas hasta parques nacionales y reservas repletos de flora y fauna protegidas. Uno de los paisajes más característicos es el de los árboles Baobabs, que impresionan por su altura.

Sus ciudades Fianarantsoa y Manakara están conectadas por lo que se conoce como “el tren de la selva”, que es el último ferrocarril del país. En su recorrido pasa por varias aldeas con mercados en los que se venden souvenirs y comida. Subirse a este tren es, sin dudas, una de las mejores maneras de conocer la esencia de Madagascar.

2. Myanmar

La religión con más seguidores en Myanmar es el budismo (UNESCO)
La religión con más seguidores en Myanmar es el budismo (UNESCO)

Ubicado en el sudeste de Asia, este país se abrió al turismo hace relativamente poco tiempo debido a su situación política. En Bagan, una de sus ciudades más importantes, se encuentran miles de templos religiosos con estilos arquitectónicos que deslumbran y dejan ver las influencias de sus países vecinos, como India y China. Otra de las maneras de disfrutar de esta hermosa ciudad y sus alrededores es con una vista periférica que se consigue volando en globo aerostático.

3. Costa Amalfitana

La Costa Amalfitana tiene mucha historia. En este área se desarrolló la Republica amalfitana cerca del 1300
La Costa Amalfitana tiene mucha historia. En este área se desarrolló la Republica amalfitana cerca del 1300

Esta región al sur de Italia cuenta con algunas de las playas más hermosas. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a su “gran belleza natural” y sus “obras arquitectónicas y artísticas especialmente notables”.

El pueblo de Amalfi, por el cual lleva el nombre este tramo costero, cuenta con edificios históricos como la Catedral de San Andrés y con el Museo del Papel, dentro del cual se muestran maquinarias que se utilizaban para hacer papel antiguamente. Para disfrutar tanto de las vistas como de la cultura que florece en este lugar, se puede caminar por el llamado “sendero de los dioses”, camino de 6km que une a los municipios Praiano y Positano.

4. Islandia

Islandia es uno de los países con más actividad volcánica (Katla-Embajada Islandia)
Islandia es uno de los países con más actividad volcánica (Katla-Embajada Islandia)

Esta isla tiene mucho para ofrecer, desde su privilegiada ubicación vecina al Ártico. Islandia es conocida por su clima frío y sus paisajes nevados. Para combatir las bajas temperaturas, Reikiavik, la ciudad capital, cuenta con piscinas de aguas termales. Estos balnearios no solo sirven para relajarse sino que son lugares en los que los ciudadanos se juntan para charlar, lo cual presenta la oportunidad perfecta para conocer mejor a los habitantes de ese país.

Si se visita este paraíso helado entre los meses de septiembre y abril, época en la cual la región cuenta con menos cantidad de luz solar, las noches son lo suficientemente oscuras como para poder disfrutar del espectáculo que ofrecen las auroras boreales.

5. Provenza Francesa

Se mantiene como una región histórica y sus residentes hablan en el dialecto provenzal
Se mantiene como una región histórica y sus residentes hablan en el dialecto provenzal

Esta zona en el sur de Francia está compuesta de varias ciudades y su costa está bañada por el Mar Mediterráneo. Es un área rica en gastronomía, especialmente en frutas, aceitunas, trufas, pescados, hiervas aromáticas y aceites de oliva. Los mercados venden productos frescos y son un gran atractivo turístico.

Una vista imperdible son los campos de lavanda. La mejor época para visitarlos es entre los meses de junio y agosto, momento en el que florecen las plantas y llenan el ambiente de su aroma y color singulares.

6. Marruecos

La cultura del té en Marruecos es muy importante. Engloba formas de servir y tomar la infusión, y se lo considera una expresión artística
La cultura del té en Marruecos es muy importante. Engloba formas de servir y tomar la infusión, y se lo considera una expresión artística

Está ubicado el norte del continente africano y el estrecho de Gibraltar lo separa de España. Es un país en el que abundan las culturas de distintos orígenes, lo cual enriqueció su desarrollo. Tiene playas, montañas y desiertos que llenan el territorio de hermosas vistas.

Por ejemplo, para poner el foco en su aspecto cultural vale la pena visitar Ksar de Ait Ben Haddou, una ciudad amurallada con construcciones de arcilla. Debido a sus edificios renovados con materiales y técnicas tradicionales, recorrerla es como viajar en el tiempo. Fue el escenario de varias películas de Hollywood por su estética y encanto.

7. Bolivia

El lago Titicaca es el más alto del mundo (EFE/Martín Alipaz/Archivo)
El lago Titicaca es el más alto del mundo (EFE/Martín Alipaz/Archivo)

Este país sudamericano está repleto de lugares únicos en el mundo. Uno de ellos es el salar de Uyuni, el más grande del mundo. Cuando llueve su superficie se convierte en un espejo perfecto que refleja el cielo. El lago Titicaca es el lago navegable más alto de todo el planeta. Limita con la cordillera de los Andes, y se la puede apreciar a lo lejos al visitarlo.

La ciudad de La Paz es la sede de gobierno, aunque por la Constitución Sucre es la capital del país. Si se quiere conocer a fondo la cultura y a las personas que viven allí es esencial visitar especialmente La Paz. Para apreciarla en su totalidad se puede viajar a través de su extensa red de teleféricos.