Fumar hace daño, aumenta el riesgo de cáncer y envejece la piel

El cigarrillo genera efectos devastadores en el organismo y es responsable de millones de muertes a nivel mundial

Compartir
Compartir articulo
El doctor López Rosetta nos explica

¿Usted fuma? Entonces debe saber que cualquier humo que ingrese al pulmón hace mal. Ahora, si es el humo del cigarrillo hace mucho peor, porque tiene sustancias cancerígenas y puede provocar, por supuesto, cáncer de pulmón, de vejiga, y aumenta el riesgo de todas las enfermedades oncológicas.

Pero también provoca aterosclerosis, con lo cual produce enfermedad cardiovascular, esto es, accidente cerebrovascular, infarto agudo de miocardio. Y entre todos sus efectos negativos también daña la piel, porque la envejece.

Esto lo remarco porque a algunos pacientes esta cuestión estética los interpela más que las cifras de riesgo de distintas patologías.

Cuando en el consultorio yo le digo a un paciente: “El cigarrillo te envejece la piel”, quizás esto le llega más que cuando le advertimos sobre la probabilidad de enfermedad.

En Argentina el consumo de tabaco implica un costo de 2.782 millones de dólares en gastos médicos directos (Imagen ilustrativa Infobae)
En Argentina el consumo de tabaco implica un costo de 2.782 millones de dólares en gastos médicos directos (Imagen ilustrativa Infobae)

Como médico, si trato a un paciente con colesterol alto y a lo mejor se va un poco de la dieta, come pizza u otros productos poco recomendados, desde el punto de vista farmacológico es posible tratarlo y compensar la situación. Y lo mismo me pasa con diabetes, y casi con cualquier enfermedad, como la hipertensión arterial, por ejemplo.

Con lo único que no ocurre es con el cigarrillo. No le puedo dar nada a un paciente que fuma para que el cigarrillo no le haga mal. La única posibilidad y la única recomendación es dejar de fumar.

Las cifras del cigarrillo en el mundo

Las estimaciones muestran que en el año 2000, uno de cada 3 adultos consumía tabaco. En 2022, uno de cada 5 adultos que lo hacían.. Un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacó que si bien el consumo de tabaco disminuyó en las últimas décadas a nivel global, el cigarrillo es responsable de más de 8 millones de muertes anuales a nivel mundial, con una proporción significativa de estas pérdidas ocurriendo en naciones de ingresos bajos y medios

La dependencia generada por la nicotina, junto a los riesgos para la salud asociados al tabaquismo, que incluye enfermedades cardiovasculares, respiratorias y más de 20 variantes de cáncer, constituyen un grave desafío para la salud pública global.

Desde la década de 1950 empezaron a divulgarse evidencias sólidas sobre los daños que el consumo de tabaco genera en fumadores y no fumadores que se ven expuestos al humo de segunda y tercera mano  (Imagen Ilustrativa Infobae)
Desde la década de 1950 empezaron a divulgarse evidencias sólidas sobre los daños que el consumo de tabaco genera en fumadores y no fumadores que se ven expuestos al humo de segunda y tercera mano (Imagen Ilustrativa Infobae)

La OMS advierte sobre las consecuencias mortales del tabaco, no solo para los fumadores directos sino también para los individuos expuestos al humo de segunda y tercera mano, quienes también sufren impactos negativos en su salud.

La exposición al humo ajeno del tabaco causa alrededor de 1.2 millones de muertes cada año, haciendo evidente el peligro que supone incluso para aquellos que no consumen tabaco activamente.

* El doctor Daniel López Rosetti es médico (MN 62540) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Presidente de la Sección de Estrés de la World Federation for Mental Health (WFMH). Y es autor de libros como: “Emoción y sentimientos” (Ed. Planeta, 2017), “Equilibrio. Cómo pensamos, cómo sentimos, cómo decidimos. Manual del usuario.” (Ed. Planeta, 2019), entre otros.