Los 37 pueblos de cuento para conocer y transportarse a un mundo de fantasía

El prestigioso medio de viajes Condé Nast Traveler hizo una selección de los lugares más recónditos del mundo, que parecen sacados de un libro de fantasía. Cuáles son

Compartir
Compartir articulo
El medio de viajes Condé Nast Traveler recopiló los pueblos más pintorescos del mundo
El medio de viajes Condé Nast Traveler recopiló los pueblos más pintorescos del mundo

Visitar uno de los lugares especialmente seleccionados por el sitio de viajes Condé Nast Traveler se debe asemejar bastante a vivir en un libro de cuentos. Es que el prestigioso medio eligió 37 pueblos de cuento, que todo aquel que tenga la posibilidad debería conocer.

1- Barbarano Romano, Italia

Es una localidad y comuna italiana ubicada en la provincia de Viterbo, en la región de Lacio. A unos 70 kilómetros de Roma, el pequeño pueblo Barbarano Romano es un gran ejemplo del legado medieval que se conserva en Europa.

Con una población de 1047 habitantes, además de cultura y mucha historia, esta localidad italiana ofrece contacto con la naturaleza: se sitúa dentro del Parque Regional Marturanum, y cuenta con una interesante oferta termal y de relax.

Barbarano Romano se encuentra en la región de Lacio, en Italia
Barbarano Romano se encuentra en la región de Lacio, en Italia

2- Besalú, España

El nombre es de origen celta, Bisuldunum, que significa “fortaleza entre dos ríos” (el Fluvià al sur y la rambla de Capellades al norte). En el siglo VIII, después de la conquista franca, Besalú quedó integrada en el condado de Girona.

El pueblo es un centro turístico gracias a su arquitectura medieval. Lo primero que puede verse al llegar es un puente románico que cruza el salvaje río Fluviá y que ejerció como único paso hacia la vieja villa. Luego está el pueblo actual, que no quiere ni puede ocultar los vestigios del pasado.

Uno de sus principales atractivos es una casa de baños judía, un hallazgo único en toda la Península Ibérica que demuestra que a los hebreos también les gustaba la buena vida, en este antecesor del actual spa.

3- Beynac-et-Cazc, Francia

Es una localidad francesa en la región administrativa de Aquitania, en el departamento de Dordoña. El pueblo está clasificado con el sello de calidad de Les plus beaux villages de France (Los pueblos más bellos de Francia). Sin dudas, si se piensa en un pueblo de cuento, Beynac-et-Cazc no puede faltar: sus casas de techo de losa y una fortaleza que una vez fue sitiada por el mismísimo Ricardo Corazón de León dan al lugar el encanto que amerita integrar este listado.

Beynac-et-Cazc integra el listado de "Los pueblos más bellos de Francia"
Beynac-et-Cazc integra el listado de "Los pueblos más bellos de Francia"

4- Bibury, Reino Unido

Bibury es el pueblo con más encanto de la ruta por la campiña inglesa y se sitúa a sólo unos kilómetros de Cirencester, uno de los asentamientos romanos más importantes, y poseedor del título “La capital de los Cotswolds”. El pueblo de Bibury es una atracción turística muy popular de Inglaterra y está en la lista de “must see” o de lo que “debes ver” entre los lugares de los Cotswolds.

Todo lo que este pueblo ofrece le vale ser considerado “de cuento”: encantadoras casas de campo con fachadas de piedra, tejados de cuento, un paisaje totalmente verde, estanques y ríos.

5- Bremm, Alemania

Ubicada en el semicírculo que traza el río Mosela a su paso por estas latitudes, Bremm se alza encantadora, con sus tejados de pizarra y su torre. Al pueblo se lo conoce como el “meandro de Bremm”; es el lugar donde el río Mosela hace una curva de casi 360º en su recorrido. Sobre la margen exterior del giro se ubica la pequeña ciudad de Bremm que le da su nombre.

Entre las curiosidades de esta población se encuentran que allí radican los viñedos más encarpados de Europa, sembrados en las laderas de las cercanas montañas, condiciones que le dan a sus caldos unas características especiales muy apreciadas por los amantes del vino.

Biertan, en Rumania, es uno de los lugares más visitado de Transilvania
Biertan, en Rumania, es uno de los lugares más visitado de Transilvania

6- Biertan, Rumania

Lo que hace especial a Biertan, uno de los denominados pueblos sajones de Rumania, son dos cosas: la primera es su iglesia fortificada, que domina todo el pueblo y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, mientras que la segunda es que se ubica en la región de Transilvania, por lo que es objeto de gran interés por los amantes de lo folclórico en términos algo tenebrosos.

Actualmente la comuna tiene una población aproximada de 3.000 personas y el poblado de Biertan 1.600 personas, siendo uno de los lugares más visitado de Transilvania y la sede de la reunión anual de los sajones de Transilvania.

7- Cesky Krumlov, República Checa

Se trata de una pequeña ciudad ubicada en la región de Bohemia Meridional, en la República Checa. Su centro histórico, incluyendo su castillo, integra el listado del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1992.

A tan solo un par de horas de Praga, esta ciudad medieval del antiguo reino de Bohemia es una auténtica reliquia digna de conocer.

Colmar es conocido como una de las “pequeñas Venecias” de Francia
Colmar es conocido como una de las “pequeñas Venecias” de Francia

8- Colmar, Francia

Colmar es todo lo que un amante de los cuentos de hadas y las películas de Disney puede desear. Esta pequeña ciudad de la región francesa de la Alsacia, en el noreste de Francia, quizá no esté la primera en la lista de lugares que visitar el país galo, pero nadie que la conozca dejará de colocarla en su top de ciudades de ensueño.

Conocido como una de las “pequeñas Venecias” de Francia, cuenta la leyenda que el pueblo de La Bella y La Bestia está inspirado en Colmar. Situada en el corazón del valle del Alto Rin, entre Basilea y Estrasburgo, tiene un tamaño perfecto entre ciudad y pueblo que permite recorrerla caminando y casi sentirse como uno de los aldeanos que daba los buenos días a Bella en la mítica película de Disney.

9- Matera, Italia

Por mucho que el progreso obligara a sus habitantes a abandonar sus casas-cueva, esta preciosa urbe ubicada en el sur de Italia no termina de resurgir. Y eso es lo que la hace encantadora.

La declaración como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993 le aportó subvenciones y un poco de orgullo local. Además, la película James Bond: Sin tiempo para morir, arranca la trama en varias ubicaciones de su casco histórico. La meta de un recorrido por Matera es subir el montículo donde se halla la iglesia de Santa María de Idris. Allí, los amantes del arte pueden encontrar frescos rupestres de gran valor mientras que el resto de viajeros tienen a su disposición balcones naturales desde donde contemplarlo todo.

Freudenberg está ubicado en una zona boscosa con una cadena montañosa de poca altura
Freudenberg está ubicado en una zona boscosa con una cadena montañosa de poca altura

10- Freudenberg, Alemania

En Alemania se pueden visitar un gran número de pueblos preciosos; uno de ellos es Freudenberg, un pequeño pueblo que sobresale por la homogeneidad de sus casas de entramado de madera de color blanco y negro

Bajo el amparo de los sofisticados condes de Nassau, la pequeña población de Freudenberg floreció en el siglo XI gracias al comercio, con un castillo, del que hoy solo quedan algunos restos, e idénticas casitas de madera y perfil medieval a su alrededor. Freudenberg está ubicado en el distrito de Siegen-Wittgenstein, en la región conocida como Siegerland, una zona boscosa con una cadena montañosa de poca altura, entre 240 y 500 m sobre el nivel del mar.

11- Fougeres, Francia

Perteneciente a la región de Bretaña francesa, Fougeres es un pequeño pueblo considerado como una de las mayores fortalezas de Europa cuyo castillo, construido en el año 1.000, desempeñó un papel fundamental en la preservación de los grandes caminos entre Bretaña y Normandía contra las incursiones.

Sus trece torres, murallas y sus fortificaciones, antaño rodeadas de agua, han sido restauradas por completo y dibujan el horizonte de esta coqueta localidad gala. Sus calles empedradas flanqueadas por casas de entramados de madera recuerdan la riqueza y la importancia histórica del pueblo. Sus casas medievales y las calles adoquinadas de la localidad, perfectamente conservadas, hacen de ella un lugar agradable donde perderse a caminar.

Grimentz es famoso, además de por su belleza, por su vino
Grimentz es famoso, además de por su belleza, por su vino

12- Grimentz, Suiza

El pintoresco pueblo de Grimentz, en el Valais, situado a 1.564 metros de altitud, pertenece a la comuna de Anniviers en el valle del mismo nombre. Un paseo por el pueblo revela todo el encanto de esta localidad, cuyo centro está marcado por la casa señorial construida en 1550.

En sus bodegas madura un vino de glaciar blanco en antiguos barriles de alerce: una especialidad vitivinícola de los antiguos campesinos nómadas.

13- Goessweinstein, Alemania

Se trata de un municipio del distrito de Forchheim en Baviera, Alemania . Se encuentra dentro de la región conocida como Suiza de Franconia. Una catedral y un castillo enmarcan el cielo, que en días claros se une a la iluminación nocturna con sus estrellas.

Como su nombre lo indica, enGruyères se produce el queso gruyère
Como su nombre lo indica, enGruyères se produce el queso gruyère

14- Espalion, Francia

Espalion es una comuna francesa situada en el departamento de Aveyron, en la región de Mediodía-Pirineos. En Espalion hay un castillo casi en ruinas, un palacio renacentista, un puente medieval Patrimonio de la Humanidad, y aunque lejos del mar, allí se encuentra el Museo de la Escafandra porque sí, fueron dos señores de Espalion los que en el año 1864 inventaron la primera escafandra autónoma de la historia – y que inspiró a Jules Verne para crear su obra 20.000 leguas de viaje submarino.

15- Gruyères, Suiza

La pequeña aldea medieval fortificada de Gruyères es la demostración de que en Suiza siempre puedes llegar a encontrar un lugar todavía más hermoso que el anterior. Situada en el centro de los prealpes friburgueses, Gruyéres es un pueblecito medieval organizado a una plaza oblonga que va de punta a punta del pueblo.

Su nombre es inconfundible: aquí se produce el queso gruyère. La mayoría de las ventanas están repletas de flores tan bien cuidadas que parecen de plástico. Todo es tan fotogénico en Gruyères, que sus postales son dignas de exhibir en Instagram y prescindir de los tramposos filtros.

16- Shirakawa, Japón

En plenos Alpes Japoneses a no mucha distancia de Takayama y Kanazawa, se encuentra la aldea medieval de Ogimachi perteneciente al pueblo de Shirakawa. Es, junto con Gokayama, una de las dos aldeas históricas declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Está situada en la prefectura de Gifu, en plenos Alpes Japoneses, al norte de Nagoya.

De allí son típicas estas casitas de la imagen, llamadas Gassho-zukuri o “construcción con las palmas de las manos juntas”, que designa las casas con el tejado muy inclinado con el fin de soportar las precipitaciones de nieve, muy abundantes en esta región montañosa e idílica.

Entre tanto pueblo europeo, Shirakawa, en plenos Alpes Japoneses se fue sumado al listado
Entre tanto pueblo europeo, Shirakawa, en plenos Alpes Japoneses se fue sumado al listado

17- Hallstatt, Austria

Tiene la fama de ser el pueblo más bonito de Austria. Hallstatt es un pueblo muy popular por sus 7.000 años de historia, rica cultura, civilización prehistórica y la mina de sal más antigua de Austria. Hallstatt es el alma del paisaje cultural Hallstatt Dachstein Salzkammergut. Es un paisaje alpino que parte de Salzkammergut y, por lo tanto, de los Alpes orientales, que es inmensamente atractivo por sus enormes montañas que se elevan abruptamente desde estrechos valles.

Este pintoresco pueblo en el lago Hallstatt y rodeado por los Alpes de Dachstein en la región de Salzkammergut, a menudo se considera el pueblo habitado más antiguo de Europa. Una ciudad que ha sido glorificada por famosos escritores, poetas, pintores, fotógrafos y exploradores.

18- La Roque-Gageac, Francia

A los pies de un acantilado y sobre el río Dordoña, como Beynac, aparece otro bello pueblo francés: La Roque-Gageac, que se suma a la ruta de este río, que nada debe envidiar a la del Loira. Un río, un acantilado, varios castillos y ese ambiente de pueblo medieval tan característico son algunos de los atributos que hacen de La Roque-Gageac uno de los pueblos más bonitos de Francia.

Con sus tejas marrones, sus típicos tejados, su encanto antiguo y unos paisajes que cortan el aliento, un paseo por el pueblo de La Roque-Gageac es toda una invitación a soñar despierto.

Los habitantes de Pedraza, en España, viven del turismo
Los habitantes de Pedraza, en España, viven del turismo

19- Pedraza, España

Pedraza es una Villa medieval de pequeño tamaño, pero de gran belleza, en la que es imprescindible caminar para descubrir sus bonitos rincones. Los visitantes en su recorrido podrán contemplar numerosos palacios y casas nobles blasonadas que se comenzaron a construir en el siglo XVI y que hoy día gozan de un estupendo estado de conservación.

También aún quedan varios vestigios de su parte defensiva de los siglos XII y XIII como la muralla, la Puerta de la Villa, la barbacana defensiva que posteriormente se utilizó como cárcel pública, el castillo.

Sus escasos habitantes viven del turismo, por lo que es fácil encontrar numerosos asadores, tiendas de decoración, mueble rústico, artesanía, estaños, tahonas, chocolates, jabones.

20- Popeye, Italia

El pueblo Popeye, también conocido como Pueblo de Sweethaven, es un grupo de construcciones de madera rústica localizado en Bahía de Ancla, al noroeste de la isla mediterránea de Malta, a dos millas del pueblo de Mellieħun.

Fue construido como set de filmación utilizado para la producción musical de acción en vivo de 1980: Popeye, producido por Walt Disney y Paramount Pictures y protagonizada por Robin Williams. Hoy está abierto al público como un museo al aire libre y centro de entretenimiento familiar.

Rothenburg es una parada obligada para quienes visitan Alemania
Rothenburg es una parada obligada para quienes visitan Alemania

21- Rothenburg, Alemania

Rothenburg es una de las ciudades medievales más hermosas de Alemania. Posee uno de los centros históricos medievales mejor conservados de Europa. Rotemburgo, como se la conoce en español, es una de las paradas imprescindibles en los circuitos turísticos que recorren el centro de Alemania. Está situada en Baviera a unos 230km al norte de Múnich y a apenas 100 de Núremberg.

Los rotemburgueses han sabido lidiar con las aglomeraciones de turistas que abarrotan sus calles principales, protegiendo a la vez su patrimonio. De modo que la enorme afluencia de visitantes no ha conseguido restar ni un ápice del encanto de esta hermosa localidad.

22- Saignon, Francia

Saignon es un encantador pueblo de la Provenza que encuentra su lugar en la cima de una colina, entre el Petit Luberon y la meseta de Claparèdes. Saignon atrae a muchos visitantes por su belleza que se ve reflejada en cada esquina a través de sus encantadoras calles estrechas, sus antiguas casas con puertas de colores, y su hermosa plaza llena de flores que tiene una preciosa fuente al medio.

Encaramado al borde de una meseta, conocida como la “ciudad del signo”, es uno de los enclaves medievales más imponentes de la Provenza francesa. Su iglesia Santa María de Saignon sirvió en el pasado como punto de parada para los peregrinos medievales. Hoy, es uno de sus edificios más importantes y todo un must a la hora de visitar el lugar, conocido por ser el antiguo observatorio de la Provenza.

En Saksun actualmente residen muy pocas personas
En Saksun actualmente residen muy pocas personas

23- Saksun, Dinamarca

En las impresionantes islas remotas de las Islas Feroe se esconde el pueblo de Saksun. El pueblo se encuentra al final de lo que fue un fiordo estrecho con altas montañas a ambos lados, en la costa noroeste de Streymoy.

En el año 1.600, una fuerte tormenta bloqueó la arena del fiordo y el antiguo puerto natural se convirtió en una laguna de agua de mar, a la que solo se puede acceder mediante pequeñas embarcaciones durante la marea alta. A pesar de su majestuosa belleza, Saksun es un lugar remoto en el que actualmente residen muy pocas personas, debido a que sus habitantes optan por mudarse a pueblos más grandes y ciudades con mayor población. Muchas de las casas en Saksun se han convertido en casas de veraneo o casas de vacaciones.

24- Saint-Malo, Francia

Situado en la Bretaña francesa, Saint Malo es uno de los puertos más bonitos del país. Con altas murallas frente a sus coquetas playas que aguantan las embestidas del mar cuando éste se agita más de la cuenta, son sus calles, todas muy francesas, las que le otorgan un aire único.

Saint-Malo se convirtió en una de las ciudades más prósperas de Francia en los siglos XVII y XVIII. Y, a pesar del durísimo golpe que le dio la Segunda Guerra Mundial –cuyos bombardeos arrasaron el 80% de su casco histórico–, se volvió a levantar y hoy luce de nuevo el esplendor de su época de gloria corsaria.

En el punto más elevado de la muralla se encuentra el faro de Tossa de Mar
En el punto más elevado de la muralla se encuentra el faro de Tossa de Mar

25- Tossa de Mar, España

Ubicada en Gerona, es una de las localidades más bonitas de España, en antaño lugar de encuentro de artistas de todo el mundo, apodada el paraíso azul por el pintor Marc Chagall.

Una de las grandes atracciones de Tossa de Mar es su imponente muralla medieval, construida entre el siglo XII y el siglo XIII. Se compone de cuatro torreones y tres torres de vigilancia con forma cilíndrica, siendo la principal la Torre d’en Jonàs, que preside la bahía desde lo alto.

En el punto más elevado de la muralla se encuentra el Far de Tossa, el faro de Tossa de Mar, justo en el lugar donde se situaba un castillo que servía, también, de torre de vigía. Su visita merece la pena, porque se encuentra justo al lado del Centro de Interpretació dels Fars de la Mediterrània, un museo en el que se descubrirán todos los secretos de los faros que iluminan el Mediterráneo.

26- Semur en Auxois, Francia

Construida sobre una roca de granito rosa, junto al río Armançon, Semur en Auxois es la ciudad medieval por excelencia. Según la leyenda, fue construida por Hércules a su regreso de España, camino de completar los doce trabajos que le encargaron para convertirse en dios. Basta con atravesar sus puertas para transportarse al mismísimo siglo XV.

Pese a su belleza de cuento, Calitri es un lugar muy poco turístico
Pese a su belleza de cuento, Calitri es un lugar muy poco turístico

27- Calitri, Italia

La primera impresión que tienen quienes visitan Calitri es la de no haber visto nada igual antes. Y, de hecho, no mucha gente lo ha visto antes, pues es un pueblecito que, pese a sus peculiaridades (sus preciosas vistas, sus casas abigarradas sobre el monte) no es para nada turístico.

Situado en la provincia de Avellino, en Campania, Italia, tiene una población estimada, a fines de agosto de 2022, de 4.249 habitantes.

28- Wengen, Suiza

Conocido como el pueblo “colgado” sobre un valle suizo de ensueños, Wengen sigue teniendo en pleno siglo XXI solo una forma de acceso “moderna”: el tren de cremallera Wengernalpbahn. La tranquilidad de este pueblo está garantizada pues no hay coches ni carreteras que pasen cerca.

El ritmo campesino de sus escasos habitantes cambia abruptamente en la temporada de invierno cuando llegan miles de turistas ávidos de disfrutar de los muchos deportes que se pueden practicar en la nieve.

Castle Combe es uno de los pueblos más bonitos de la campiña inglesa
Castle Combe es uno de los pueblos más bonitos de la campiña inglesa

29- Castle Combe, Reino Unido

Castle Combe es uno de los pueblos más bonitos de Inglaterra. Es imposible pensar en la campiña inglesa sin que una imagen de este lugar venga a nuestra mente.

Medio escondido entre los bosques del famoso valle de Costwolds, este destino cargado de historia, es el lugar ideal si quieres dejar el móvil en un cajón y darle un homenaje a la calma. Está localizado al sur, un poco alejado de la aglomeración de pueblos bonitos que se congregan en la zona norte de la campiña inglesa.

Es un pueblo de menos de 400 habitantes, y está compuesto por poco más de un par de calles. Lo más curioso de este pueblo es que sus habitantes tienen pequeños puestos con bebidas y dulces para comprar. Los turistas acostumbran a tomar lo que quieren llevar y dejar su importe en el bote habilitado para ello.

30- Chianalea di Scilla, Italia

Lleva con orgullo el sobrenombre de “pequeña Venecia del Tirreno”. Y no es para menos: se trata del pueblo con más encanto de la costa calabresa; un imán para enamorados que buscan pasear por sus calles ganadas al mar y compartir cena y atardecer con pescadores.

Chianalea di Scilla es un pequeño pueblo atado al mar en cada detalle, un aire fresco que llega en todas partes, en los barcos anclados al puertecito “Scaro Alaggio” como refugio de las olas, en las casas que parecen salir directamente del agua y en el arrecife que emerge de las olas, dibujando un paisaje de gran encanto. Y sobre todo, como un antiguo y severo observador, el Castillo de los Ruffo, que domina sobre un barranco de una roca con vistas al mar, guardián del mar y de sus leyendas.

Xitang, en China, es un pueblo rodeado de canales
Xitang, en China, es un pueblo rodeado de canales

31- Puebla de Sanabria, España

Considerado uno de los pueblos más bonitos de España , Puebla de Sanabria es una villa enclavada en un entorno natural excepcional con un montón de historias que contar.

Repleto de casas balconadas engalanadas con flores, calles empedradas y un castillo de película –el de los Condes de Benavente–que se encarama en lo alto, este pueblo se encuentra en un enclave natural privilegiado, teniendo como vecinos de excepción el lago de Sanabria y la sierra de la Culebra.

32- Xitang, China

Cuando se piensa en ciudades con canales la primera imagen es la italiana Venecia, pero lo cierto es que hay más pueblos y ciudades en el mundo que tienen canales por calles y uno de ellos es Xitang y está en China.

“La ciudad de agua” de Xitang es una auténtica reliquia que encierra la verdadera esencia de China. Situada entre nueve ríos-canales, más de 100 puentes conectan cada rincón del lugar en un entramado de fantasía. De hecho, es Patrimonio de la Humanidad e incluso en 2007 recibió el premio al pueblo del agua más fascinante para el cine y la televisión. Y es uno de los escenarios de Misión Imposible 3.

Sintradfue declarada Paisaje Cultural de Europa
Sintradfue declarada Paisaje Cultural de Europa

33- Cochem, Alemania

A orillas del río Mosela, se levanta esta pequeña población que bien podría ser una perfecta maqueta de cuento. Rodeado de valles, bosques y viñedos y con un castillo feudal que corona lo más alto del pueblo, el paisaje de Cochem es simplemente espectacular e invita a sus visitantes a perderse entre sus callejuelas estrechas y zigzagueantes.

Conocida principalmente por sus vinos fabulosos, cuenta con edificaciones de entramado de madera, un casco antiguo con restos de la que fue su muralla y sus puertas o la plaza del mercado (Marktplatz).

34- Sintra, Portugal

Dueña de un patrimonio arquitectónico único, Sintra combina estilos de todo tipo: morisco, mudéjar, gótico, manuelino, barroco, entre otros. Todo esto puede apreciarse en sus cinco museos, sus diez galerías de arte y, en general, en toda la ciudad.

La ciudad fue nombrada en 1995 como Paisaje Cultural de Europa y reconocida por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Posee un pequeño centro histórico lleno de tiendas, restaurantes y turistas recorriendo sus callecitas. A un costado puede apreciarse la plaza y el Palacio Nacional de Sintra, uno de sus sitios más emblemáticos.

A 15 minutos de Colmar, es uno de los pueblos más turísticos de toda la región
A 15 minutos de Colmar, es uno de los pueblos más turísticos de toda la región

35- Eguisheim, Francia

La región de la Alsacia, en Francia, está repleta de pueblos pintorescos. Pero si hay uno que merece una mención especial ese es Eguisheim, una pequeña villa medieval que cautiva con sus casas de colores, su trazado circular y sus rincones de cuento que parecen sacados de la imaginación de un juglar.

Eguisheim se encuentra a tan solo 15 minutos de Colmar y a una hora de Estrasburgo, la capital de Alsacia. Y es tan agradable de visitar, y tan fotogénico, que no por casualidad es uno de los pueblos más turísticos de toda la región.

36- Xijiang, China

Situado en un profundo valle del Parque Nacional Protegido de Leigongshan de la Provincia Guizhou, el pueblo Xijiang es uno de los pueblos más grandes de la etnia Miao de la provincia. Aunque se han abierto unos modernos hoteles y restaurantes en el centro, la mayor parte del pueblo sigue conservando su arquitectura tradicional. Todas las construcciones son de madera y están distribuidas a ambos lados del valle en forma de escalera. El río Baishui cruza el corazón del pueblo y lo separa en dos partes. En el pueblo, hay más de mil residencias y, por esta razón, la gente lo llama “El Pueblo de los mil Hogares”.

La villa es de origen celta y desde el siglo XV funcionó como lugar de residencia vacacional para los nobles y monarcas portugueses, que la elegían por su hermoso entorno natural y por la posibilidad que ofrecía de practicar la caza.

37- Alberobello, Italia

Hay pueblos que atrapan por su historia, otros que lo hacen por su situación -al borde de un acantilado, en mitad de una inmensa llanura, al pie de una montaña-. Y están los que, como Alberobello, lo hacen por su arquitectura, una que parece increíble.

Los trulli de Alberobello son la atracción del lugar: son edificios de planta circular construidos en piedra caliza con techos en voladizo piramidal, abovedado o cónico, también de piedra caliza. El techo está rematado por un pináculo que puede tener diferentes formas: esférica, en disco, piramidal, cada una de ellas sería la firma de un “maestro trullaro” –algo así como las marcas de cantero–. Hay más de 1.600, incluso algunos del siglo XVI todavía en buen estado. Por ello, en 1996, la Unesco declaró los trulli de Alberobello Patrimonio de la Humanidad.