Cuatro restaurantes argentinos fueron reconocidos entre los más legendarios del mundo por sus platos icónicos

Se trata de dos pizzerías, una parrilla y un restó de la Cordillera de los Andes. Dos de ellos forman parte del top 25 del listado, que fue realizado por la revista culinaria Taste Atlas. Cuáles son las preparaciones que destacaron

Guardar

Nuevo

Estos restaurantes fueron destacados por su historia y por los platos que deleitan a comensales de todo el planeta que los visitan
Estos restaurantes fueron destacados por su historia y por los platos que deleitan a comensales de todo el planeta que los visitan

Cuatro restaurantes argentinos fueron destacados entre los 150 más legendarios del mundo por la prestigiosa revista culinaria Taste Atlas, que realiza relevamientos sobre gastronomía a nivel mundial. Se trata de las pizzerías Güerrin y El Cuartito; de la parrilla porteña Don Julio; y de la Fonda del Tío, un restó ubicado en Bariloche.

En este listado, Taste Atlas destacó a restaurantes de países como Turquía, Alemania, España, Croacia, Japón, Inglaterra, Perú, México y Brasil, entre otros. Según Taste Atlas, estos lugares “ofrecen un viaje gastronómico único en el que vale la pena embarcarse al menos una vez en la vida. No son solo lugares para disfrutar de una comida, sino destinos por derecho propio, comparables a los museos, galerías y monumentos más famosos del mundo. Cada uno ha resistido la prueba del tiempo, evitando los trucos de moda en favor de una cocina tradicional de alta calidad”.

En el puesto 18 del ranking se ubicó la pizzería Güerrin. “Tiene un lugar preciado en el corazón de la escena culinaria de la ciudad por sus auténticas pizzas al estilo argentino. Particularmente digna de mención es su fugazzeta, una variante de pizza local cargada con abundante mozzarella y cebollas caramelizadas sobre una masa espesa y pastosa. El firme compromiso de Güerrin con la calidad y la tradición, demostrado a través de este plato insignia, ha sido fundamental para dar forma a la cultura de la pizza en Argentina”, destacaron desde Taste Atlas.

Guerrín fue ponderado por su historia y por su icónica fugazzetta (Maximiliano Luna)
Guerrín fue ponderado por su historia y por su icónica fugazzetta (Maximiliano Luna)

La Fonda del Tío quedó en el escalón 21 de esta lista. “Es un destacado destino gastronómico célebre por su auténtica cocina argentina. Su encanto rústico y espléndidas vistas del lago Nahuel Huapi lo han convertido en un lugar codiciado tanto por locales como por turistas. Su milanesa napolitana, una chuleta de carne empanizada cubierta con salsa de tomate, jamón y queso derretido, es una delicia para la multitud y una fusión perfecta de influencias argentinas e italianas. La combinación de la encantadora ubicación de La Fonda Del Tío y su milanesa napolitana preparada por expertos lo han convertido en una visita esencial en la escena gastronómica de Bariloche”, remarcaron en el informe.

La fonda del tío tiene un enclave cercano a la Cordillera de los Andes en Bariloche (@lafondadeltio)
La fonda del tío tiene un enclave cercano a la Cordillera de los Andes en Bariloche (@lafondadeltio)

La pizzería El Cuartito, destacada en el 51° lugar, fue descrita de esta manera por Taste Atlas: “El Cuartito es una de las pizzerías más antiguas de Buenos Aires, fundada en 1934. En esta icónica pizzería los comensales pueden disfrutar de una variedad de deliciosas pizzas en un interior decorado con una impresionante cantidad de fotografías autografiadas y camisetas firmadas por ídolos del fútbol”.

Cuando se inauguró, El Cuartito era literalmente una pequeña habitación, un “cuartito” / Maximiliano Luna
Cuando se inauguró, El Cuartito era literalmente una pequeña habitación, un “cuartito” / Maximiliano Luna

Finalmente, la parrilla Don Julio, ubicada en el barrio porteño de Palermo, quedó en el puesto 63. “Fundado en 1999, con los años, Don Julio se convirtió en una institución en Buenos Aires, reconocida por sus carnes y sus notables bodegas. Los visitantes hacen fila frente al restaurante en Palermo Soho para disfrutar del delicioso asado y la impresionante lista de vinos”, detallaron en la publicación.

Esta emblemática parrilla porteña obtuvo dos reconocimientos anteriormente: estar entre los diez mejores y el premio a la hospitalidad
Esta emblemática parrilla porteña obtuvo dos reconocimientos anteriormente: estar entre los diez mejores y el premio a la hospitalidad

El asado argentino en el mundo

No es la primera vez que la gastronomía Argentina figura en las destacadas páginas de Taste Atlas. Por caso, semanas atrás, el asado figuró como el mejor plato de las Américas. Además, por si fuera poco, el uso de la parrilla como técnica culinaria se ubicó en el puesto 7 del mismo ranking, mientras que la provoleta -un componente infaltable en este contexto- quedó en el 17° lugar.

“Considerado un epítome de la gastronomía y la cultura argentinas, el asado es mucho más que una simple comida. En Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y en varios otros países de América del Sur, es un evento culinario y social al que asisten amigos y familiares para compartir la alegría de cocinar al aire libre. El asado presenta tradicionalmente una amplia selección de carnes a la parrilla, principalmente carne de res, por la que Argentina es más conocida”, describieron en Taste Atlas.

Y sumaron: “Las parrillas se pueden encontrar en numerosos hogares y restaurantes en Argentina, y la carne a la parrilla generalmente incluye tripas, morcillas, chorizos, salchichas parrilleras, costillas, solomillo, faldas y lomo. Provoleta es la versión argentina del famoso queso Provolone italiano que se cree que es un invento de los inmigrantes italianos que querían fusionar dos cocinas nacionales. De sabor suave y textura generalmente semidura y elástica, tiene un color amarillo distintivo y está especialmente diseñado para asar a la parrilla”.

El asado de tira es uno de los cortes icónicos del asado argentino, reconocido en todo el mundo
El asado de tira es uno de los cortes icónicos del asado argentino, reconocido en todo el mundo

En Taste Atlas postularon que la carne “se cocina en una parrilla especial de ladrillos, y el fuego puede ser de carbón (parrilla al carbón) o de leña (parrilla a leña) que es más típica del campo y conocida como asado criollo, un término que indica un estilo más rústico y tradicional”. En ese tono, “los primeros cortes en ir a la parrilla son los chorizos, las morcillas, las achuras, seguidos de cortes más finos de res como el matambre y la entraña, que se asan a la parrilla calientes y rápido, ya que de lo contrario se secan”.

“En cuanto a todas las demás carnes jugosas de asado -siguen en la guía- se asan a la perfección a fuego lento. Algunos de los cortes más populares incluyen bife de chorizo, tira de asado, bife ancho, bife angosto, bife de costilla , lomo, cuadril y vacío. Por último, además de diversas guarniciones y ensaladas, las deliciosas carnes asadas se acompañan tradicionalmente y bañadas con dos salsas: chimichurri y salsa criolla.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo