Estos son los cinco errores más comunes del cuidado de la piel

En su intento por limpiar el rostro, desinfectar o cerrar poros, muchas personas recurren a remedios caseros, o una excesiva exfoliación, que pueden ocasionar más daño que beneficios. Lo que no hay que hacer

Los Errores Más Comunes Del Cuidado De La Piel - Bienestar

Es el órgano más grande del cuerpo humano. Entre sus funciones principales está la de proteger al organismo de factores externos como bacterias, sustancias químicas y temperatura.

Sin embargo, pese a la importancia que tiene para la salud integral, muchas personas descuidan la piel o cometen errores graves que pueden dañar este órgano vital.

Es gracias a la piel que en gran parte percibimos el mundo que nos rodea. Y además, a través de ella se sintetiza la vitamina D cuando nos exponemos al sol.

Especialistas enumeraron los cinco errores más comunes que se cometen en su cuidado.

Los especialistas recomiendan bajar la temperatura del agua tanto como se pueda soportar (Getty)
Los especialistas recomiendan bajar la temperatura del agua tanto como se pueda soportar (Getty)

1- Tomar duchas calientes

Por placenteros que sean, los baños con agua a alta temperatura pueden causar problemas en la piel.

Steven Daveluy es dermatólogo certificado por la junta de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Wayne, y aseguró que “si bien el agua caliente se siente bien, es muy dura para la piel”.

El agua caliente provoca sequedad en la piel, que luego puede inflamarse y causar picazón -precisó el especialista-. Evitar el agua caliente al ducharse es la recomendación. El agua fría es ideal y es una excelente manera de despertarse por la mañana, pero no todos pueden tolerar una ducha fría”.

Daveluy instó al menos a “bajar la temperatura del agua tanto como se pueda soportar. Además, mantener duchas cortas, ya que una exposición prolongada al agua también puede causar resequedad y picazón en la piel”.

Algunas cremas y productos de perfumería con fragancia pueden irritar la piel (Getty)
Algunas cremas y productos de perfumería con fragancia pueden irritar la piel (Getty)

2- Cuidado con las fragancias

A todos nos gusta oler bien. Pero las fragancias de los jabones, champúes, detergentes para ropa, cremas humectantes y otros productos de belleza pueden irritar la piel. “Mientras que algunas personas no tienen ningún problema, otras reaccionan a las fragancias”, dijo el especialista, quien recomendó que “si alguien tiene algún problema con la piel seca o picazón después de usar estos productos, debe cambiar a un jabón, un detergente para la ropa o un humectante sin fragancia”.

3- No siempre casero es mejor

En un intento por curar enfermedades de la piel muchas personas recurren al uso de remedios caseros, que terminan irritando y pueden hacer más daño que bien.

“Muchas personas con erupciones o protuberancias que pican en la piel intentan el tratamiento en casa con cosas que irritan la piel -señaló Daveluy-. El alcohol isopropílico es un culpable común. Y si bien puede ser útil para limpiar la piel, pero también es irritante y puede dañarla, al igual que ocurre con el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) en el sentido de que puede limpiar la piel, pero también es irritante”.

Para limpiar o desinfectar, muchas personas usan alcohol o agua oxigenada, ambos irritantes (Getty)
Para limpiar o desinfectar, muchas personas usan alcohol o agua oxigenada, ambos irritantes (Getty)

Para el especialista, “está bien usar alcohol o peróxido para limpiar un corte o una herida, pero solo se necesita usarlo una vez. No se debe aplicar alcohol o peróxido sobre una erupción, y no debe aplicarse sobre la piel repetidamente por ningún motivo”.

4- Exfoliar en exceso

Un mito común es que el uso repetido de “aspiradoras” de poros o productos para eliminar o quitar puntos negros reducirá el tamaño de los poros.

“Tus poros son tus poros, no se abren y cierran como ventanas”, aclaró en este punto Fatima Fahs, dermatóloga certificada por la junta en Michigan, para quien sin embargo “ciertos productos pueden hacer que parezcan más pequeños”.

En opinión de la dermatóloga, “exfoliar la piel muerta y la acumulación de sebo que obstruye los poros puede ayudar, como un exfoliante físico suave o sueros y tónicos con beta hidroxiácido (ácido salicílico)”.

Exfoliar en exceso la piel puede ser contraproducente a largo plazo (Getty)
Exfoliar en exceso la piel puede ser contraproducente a largo plazo (Getty)

“Los retinoides tópicos también pueden ayudar a mejorar la apariencia de los poros al disminuir la producción de sebo”, aconsejó, al tiempo que destacó que “si no se protege la piel del daño solar, por ejemplo, usando protector solar, el colágeno en la piel puede descomponerse, lo que puede hacer que los poros se vean más grandes con el tiempo a medida que la persona envejece”.

Así, “usar aspiradoras de poros y tiras para poros puede ser satisfactorio y hacer que se vean limpios por un momento, pero también puede ser muy irritante para la piel, provocar la rotura de los capilares y no ofrece ninguna solución a largo plazo para este problema”, concluyó Fahs.

La piel que crece en la parte superior de las uñas tiene una función, y no debe ser eliminada (Europa Press)
La piel que crece en la parte superior de las uñas tiene una función, y no debe ser eliminada (Europa Press)

5- Empujar o quitar las cutículas

Eliminar la capa delgada de piel que crece hacia la parte superior de la superficie de la uña, también puede causar problemas. Esto se debe a que el propósito de la cutícula es proteger el área entre la piel y la superficie de la uña de infecciones e irritaciones.

Quitar la cutícula de las uñas las abre a la infección, por lo que nunca se las debe empujar o quitar”, dijo Daveluy, quien si bien reconoció que “el esmalte de uñas no se verá tan suave cuando se deje la cutícula y pinte sobre él, las personas deben saber que están tomando la decisión más saludable para sus uñas”.

SEGUIR LEYENDO