20 vinos del 2020 para conocer antes de que termine el año

Las novedades vínicas no se detienen a pesar de la pandemia, y los vinos del año copan las góndolas, estanterías de vinotecas y tiendas on line. Pero más allá de llamar la atención por su vibrante juventud, ofrecen alternativas diversas para todos los gustos y ocasiones

El vino siempre ofrece alternativas divertidas. Por eso, es ideal disfrutar vinos de la cosecha 2020 antes que se termine el año
El vino siempre ofrece alternativas divertidas. Por eso, es ideal disfrutar vinos de la cosecha 2020 antes que se termine el año

Aunque muchos no lo crean, el hemisferio sur posee una gran ventaja respecto del hemisferio norte. Como la cosecha comienza a principios del año, los primeros vinos terminados de la misma añada llegan con el invierno. Esto quiere decir que, en pleno verano del norte, solo pueden disfrutar los vinos del mismo año elaborados por debajo del Ecuador. Y esto que parece una simpleza no lo es tanto. Por un lado, porque allá están en plenas vacaciones, el mejor momento para disfrutar. Y si bien el calor suele potenciar el consumo de otras bebidas más refrescantes (cervezas y tragos), el vino es muy solicitado, sobre todo en Europa y Estados Unidos.

Hay que tener en cuenta que los primeros vinos en salir al mercado suelen ser los blancos y rosados, jóvenes y chispeantes, ideales para disfrutar al calor del sol y al borde de la pileta, o en la playa acompañando frutos de mar, ensaladas y sándwiches variados.

Es cierto que hay un gran antecedente de “vino nuevo” elaborado en Francia; el Beaujolais Nuveau. Ese vino se lanza a nivel mundial el tercer jueves de noviembre de cada año. Elaborado con uvas Gamay, cosechadas en septiembre, suele ser liviano, tanto en cuerpo como en alcohol (9 grados aprox). Con el correr de los años, se ha convertido en el primer vino del año del hemisferio norte, saliendo a la venta tan solo dos meses después de su vendimia. Por eso se lo conoce como vino “Nouveau” o nuevo. Suele ser de color rubí y aromas bien afrutados (frutilla, frambuesa). Dicen que la añada 2020 dio vinos más golosos y redondos, fáciles de beber. Y si bien llega justo al final del verano, la gracia no está tanto en su calidad o característica como si en la fiesta que se organiza en las principales ciudades del mundo con motivo de su llegada, que viaja en avión para la ocasión. Y esta vez, COVID19 mediante no será la excepción. Es un vino rico y simple, que se sirve frío para disfrutar del encanto de la cepa Gamay, acompañado de embutidos, paté, jamón, pollo y quesos.

Pero mucho antes que el Beaujolais arribe, los vinos 2020 del hemisferio sur ya le coparon la parada e hicieron de las suyas, llamando la atención de los consumidores que no suelen tener a mano vinos propios del año para descorchar. Claro que eso no cambia mucho desde lo cualitativo, pero si desde la percepción sensorial.

Acá, en Argentina es algo que no causa tanto impacto -quizás por costumbre- y solo es bien aprovechado por los amantes del vino que saben valorar y apreciar las características de los vinos jóvenes.

Cómo son los vinos del año nacionales

Los que más se lucen son aquellos que están pensados para ser consumidos durante el año (Shutterstock)
Los que más se lucen son aquellos que están pensados para ser consumidos durante el año (Shutterstock)

Si bien hay de todo tipo; tintos, blancos, rosados y espumantes; los que más se lucen son aquellos que están pensados para ser consumidos durante el año. Para ello se parte de uvas no muy maduras, generalmente cosechadas antes de marzo. Así se logran vinos con alcoholes más bajos (entre 10 y 13) que los que ostentan los vinos de guarda. A su vez, menor alcohol significa mayor acidez natural en las uvas, y eso resulta en vinos más refrescantes y vibrantes. Claro que esto atenta contra la elegancia, pero se pueden lograr vinos equilibrados y vivaces a la vez.

Hay uvas que son más aptas que otras para lograr vinos que se pueden empezar a elaborar antes y que no demanden mucho tiempo de vinificación en bodega. Y que obviamente no necesiten ni crianza ni estiba para poder llegar al mercado lo más rápido posible, tanto interno como externo. Es por ello que se suelen buscar las uvas de ciclo corto de madurez. En cuanto a las zonas puede variar, ya que, si se trata de regiones cálidas y con mucho sol, la madurez se dará más rápido. Mientras que en zonas más frías ese ciclo se da más lento. Pero con un buen manejo en el viñedo y pensando en el tipo de vino, se puede llegar con uvas en el punto óptimo de madurez fenólica y alcohólica en cualquier región vitícola.

Sin dudas, las pretensiones enológicas de los hacedores con los vinos del año no son las mismas que con los grandes vinos. Sin embargo, también exigen mucha atención y cuidado, porque justamente hay que preservar lo más posible el carácter primario de la uva.

Así, el foco de las bodegas con estos vinos está puesto en la ocasión de consumo y el disfrute más casual. Y eso se comunica no solo desde el tipo de vino sino también desde el diseño de la etiqueta, la marca y el formato de la botella, o incluso la lata, que empieza a verse cada vez más.

Los primeros vinos en salir al mercado suelen ser los blancos y rosados, jóvenes y chispeantes (Shutterstock)
Los primeros vinos en salir al mercado suelen ser los blancos y rosados, jóvenes y chispeantes (Shutterstock)

Es por ello que los más esperados y destacados en este segmento son los rosados, que con sus botellas transparentes dejan ver su color sugerente, y en las copas ofrecen un trago tan agradable como refrescante. Además, es una de las categorías que más ha evolucionado en los últimos años a partir de vinos concebidos desde el viñedo, y no solo en bodega aprovechando la sangría sobrante de algún tinto importante.

Siempre ágiles y afrutados, varietales o blends con el Malbec como gran protagonista, pero también con otras uvas que se lucen y sorprenden como Tannat. La tapa a rosca y las etiquetas coloridas invitan a disfrutarlo sin prejuicios y en situaciones bien descontracturadas. Si bien hay varios que se pueden lucir en la mesa, por o general son servidos como aperitivo, al comienzo de la juntada. Y lo ideal es que a los rosados 2020 se los consuma antes del comienzo del otoño 2021, salvo pocas excepciones.

Por su parte, los blancos y tintos del año comparten cartel con los que vendrán después. Es decir que siempre van a tener muchas más referencias para compararse. Por eso, estos vinos jóvenes saben que al menos van a tener que perdurar en góndola un poco más que los rosados, y siempre manteniendo sus atributos.

Acá el abanico de cepajes es más amplio y va desde el floral Torrontés, hasta el más austero Chardonnay, pasando por el aromático Sauvignon Blanc. No obstante, los white blends son la última tendencia. Es que ofrecen vinos diferentes, siempre expresivos y con combinaciones muy originales. Todos estos vinos pueden disfrutarse solos, pero también se lucen con picadas de mar y pescados a la parrilla; platos muy elegidos en verano.

También hay tintos que se animan a salir rápido, siempre ofreciendo vinos amables, más livianos y de trago armónico. Claro que hay algunos que son más vibrantes que otros, pero eso tiene más que ver con la zona y el estilo del hacedor. No obstante, lo que siempre se busca en un tinto joven es que la extracción de taninos sea muy suave porque justamente no se pretende estructura ni longevidad sino carácter frutado y gracia en cada trago.

Por último, los vinos espumosos, pero no los típicos ya que no tienen añada, sino los flamantes Pet Nat, una categoría que revive el método ancestral de elaboración con una sola fermentación directa, y que cada vez hay más. Pero no son los únicos ya que también hay frisantes (que tienen menos atmósferas de presión que los espumantes) y suelen ser dulces, aunque acaba de llegar al mercado el primer exponente “naranjo” de la categoría, tan seco como refrescante.

El vino siempre ofrece alternativas divertidas como esta, disfrutar vinos de la cosecha 2020 antes que se termine el año.

Vinos 2020 recomendados

infobae-image

La Celia Rosé 2020

La Celia, Valle de Uco, Mendoza $350

Blend de Pinot Noir (80%) y Pinot Grigio (20%), con muy buena expresión y equilibrio. Hay notas de frutas rojas, con buena frescura y paso mordiente. De trago algo amable, con leves dejos de ananá, muy bien logrado por la enóloga de la casa Andrea Ferreyra, porque es un rosado atractivo por fuera y por dentro. Puntos: 88,5

Amalaya Blanco de Corte 2020

Bodega Amalaya, Cafayate, Salta $360

Este blend de Torrontés con toque de Riesling es famoso desde hace tiempo por su carácetr y originalidad. De aromas frescos y florales, paladar franco y refrescante, con buena profundidad y muy expresivo. Ideal para disfrutar bien frío, y de excelente relación calidad-precio. Puntos: 88,5

Doña Paula Rosé Malbec 2020

Bodega Doña Paula, Luján de Cuyo $400

De aspecto rosa pálido y brillante, viene en botella llamativa. De aromas florales y frutales con buena intensidad. Paladar volluptuoso y refrescante gracias a su acidez sostenida que habla de una cosecha temprana y a la vez resalta su carácter de frutas rojas en boca. Puntos: 88

Vive Rosé Malbec 2020

Alta Vista, Mendoza $470

De aromas poco intensos pero expresivos, paladar fresco y liviano (12%), también franco y vivaz, con las típicas notas de frutas rojas que identifican al Malbec. SI bien su paso es mordiente, el final amable aporta equilibrio a cada trago. Ideal para servir bien frío y beber por copa. Puntos: 87,5

Kaiken Estate Sauvignon Blanc-Semillón 2020

Bodega Kaiken, Agrelo, Luján de Cuyo $480

Con toda la fuerza de su juntentud y también de la añada, se nota la frescura en este vino, no tanto por el clima (que fue seco y cálido) sino por la acertada cosecha temprana. Bien frutado (ananá, manzana verde) en aromas y de paladar franco, vibrante y refrescante. Puntos: 88,5

Las Perdices Espumante Sweety – Dulce Natural 2020

Viña Las Perdices, Agrelo, Luján de Cuyo $540

Sin dudas es un vino ideal para ciertos momentos compartidos con amigos o en familia. Un dulce natural elaborado en base a una única fermentación, directamente del jugo de uvas Moscatel. Eso explica su carácter tan floral y frutal, con la dulzura en equilibrio gracias a la acidez. Puntos: 88

Jorge Rubio Privado Pinot Noir 2020

Bodega Jorge Rubio, San Rafael, Mendoza $550

Su aspecto es bien de Pinot Noir, con aromas frutados típcios, algo maduros. De entrada amable y generoso en sus expresiones, con notas de cerezas y algo de especias secas. De paso mordiente, con agradable frescura y sobre el final vuelve a asomar madurez. Puntos: 89

Casa Petrini Rosé 2020

Casa Petrini, Tupungato, Valle de Uco $550

Rosado original y con personalidad propia, a base de Malbec (70%) y Tannat. De aspecto suave y brillante, aromas frutados y buen volumen. Con la frescura totalmente integrada y un carácter amable. Con cuerpo, ideal para disfrutar en la mesa de a dos gracias a su elegante botella de 500cc. Puntos: 90

Crios Torrontés 2020

Susana Balbo Wines, Mendoza $595

Desde hace muchos años es uno de los referentes varietales en su segmento. Este 2020 goza de muy buena tipiciad, más alimonado que nunca y con dejos herbales. Bien cítrico y refrescante. De paladar muy floral, pero todo equilibrado dentro del carácter y personalidad de Torrontés. Puntos: 89

Colonia Las Liebres Clásica Bonarda 2020

Altos Las Hormigas, Luján de Cuyo $600

Bonarda orgánico, sin madera y con la mínima intervención. De aromas amables, con leves dejos de frutas rojas, buen cuerpo y frescura. Trago mordiente y vivaz, joven y con gracia. Por su intensidad en boca, fuerza y cierta energía, es ideal para servir en la mesa acompañando pastas. Puntos: 89

Terrazas Reserva Sauvignon Blanc 2020

Terrazas de los Andes, Valle de Uco $600

Mirando más a los blancos neocelandeses que a los franceses, la bodega lanzó hace unos años este Sauvignon Blanc. Que en 2020 se destaca por sus aromas algo maduros y paladar fresco. De buen volumen, con carácter bien crítrico y herbal, y un final persistente. Puntos: 89

Sobrenatural Bonarda 2020

Bodega Chakana, Luján de Cuyo, Agrelo $630

De aromas amables, bien de frutos negros con algo de confituras. Paladar jugoso, mordiente y especiado. Buena acidez, franco y con texturas incipientes. Es un vino con una impronta simple en su fruta pero con una interesante propuesta, y un final agradable y herbal. Puntos: 89

Altos Las Hormigas Blanco 2020

Altos Las Hormigas, Luján de Cuyo $640

Con apenas 11,5% de alcohol, este flamante blend de Chenin y Semillón se destaca por su buen volumen y carácter austero. Hay algo de pasto seco y manzana, con paso graso y cierto agarre que aportan texturas vivaces. Paladar franco, con notas de levaduras, fuerza y estructura, con final refrescante. Puntos: 90

H.J. Fabre Rosé Malbec 2020

Fabre Montmayou, Luján de Cuyo $680

El enólogo Juan Bruzzone parte de uvas seleccionadas para el emblemático Malbec Reserva de la casa, para lograr este rosado completo y directo. De aspecto intenso brillante, y aromas bien afrutados. Trago agradable y directo, paladar franco y mordiente, y final muy amable. Puntos: 88

Cafayate Gran Linaje Torrontés 2020

Bodegas Etchart, Cafayate, Salta $700

El trabajo que está haciendo Ignacio (Nacho) López Allier desde que regresó a su querida Cafayate es notable, y se aprecia muy bien en su Torrontés de alta gama. De aromas integrados y con buena tipicidad, floral y con un carácter de frutas cítricas, vivaz y con cierta profundidad. Puntos: 90

Saurus Select Chardonnay 2020

Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquén $725

Imponente y flamante botella para este blanco, que además estrena etiqueta nueva, de aromas agradables, con tipicidad de frutas blancas (ananá), algo floral y acidez sostenida. De paladar franco y expresivo, con dejos de almibar que persisten, trago mordiente y refrescante final. Puntos: 89

Casa Boher Rosé 2020

Rosell Boher, Mendoza $729

Combinando Malbec de Agrelo con Merlot y Pinot Nor del Valle de Uco, prácticamente en partes iguales, la bodega lanzó su primer vino tranquilo rosado, y el primero de la casa con tapa a rosca. De aromas muy afrutados, directo y de buen volumen. Con agradable frescura y un carácter nítido de frutas rojas. Puntos: 89

Alma 4 Phos 2020

Alma 4, La Carrera, Tupungato $880

Solo 1000 ejemplares se hicieron de este Pet Nat a base de Pinot Noir vinificado por el método rural, terminando su fermentación en la botella. De atractivo color rosado opalescente, con aromas bien afrutados y paladar refrescante. Las burbujas, finas y persistentes, aporta profunidad. Puntos: 89,5

Cruzat Naranjo 2020

Chardonnay de Luján de Cuyo $950

A base de Chardonnay en su punto óptimo para ser espumante, y macerado con sus pieles, llega el primer naranjo de la categoría. Un vino con carácter, de buen impacto dado por su marcada frescura y las burbujas que aportan firmeza. De trago persistente con suave toque amargo. Ideal como aperitivo. Puntos: 89

Lagarde Proyecto Hermanas Chardonnay 2020

Bodega Lagarde, Gualtallary, Valle de Uco $2400

Aromas delicados a frutas y flores blancas, buen volumen y acidez integrada, con leves dejos de copos de maiz. Buen volumen y viviacidad, necesita más tiempo para que la acidez se acomode y aporte complejidad. Es vibrante y más vertical que sus antecesores. Hay un mensaje y una intención. Puntos: 91

Fabricio Portelli es sommelier argentino y experto en vinos

Twitter: @FabriPortelli

SEGUÍ LEYENDO:

22 vinos argentinos lanzados en plena pandemia que vale la pena conocer

Vinos por menos de $400 para disfrutar en casa durante la cuarentena

10 vinos ideales para regalarle a papá y brindar juntos o a distancia

MAS NOTICIAS