La enciclopedia del "mañanero": cómo tener un sexo matutino fantástico

El sexo matutino aporta las energías necesarias para afrontar la jornada (Getty)
El sexo matutino aporta las energías necesarias para afrontar la jornada (Getty)

Aunque la noche sea la opción más común, cada pareja tiene su horario de preferencia. Y no son pocos los que prefieren la mañana. Es que el sexo matutino brinda más beneficios que durante la tarde o terminando el día. Otorga las energías necesarias para un buen despertar.

Diversos estudios indicaron que tener relaciones por la mañana contribuye a una mejor circulación de la sangre, fortalece los músculos y huesos, permite quemar calorías sin la necesidad de salir de la casa. También puede ser ideal para los hombres que tienen desafíos eréctiles y orgásmicos, debido a que muchos se despiertan con una erección.

Hay ciertos hábitos que pueden hacer más placentera la relación (Getty)
Hay ciertos hábitos que pueden hacer más placentera la relación (Getty)

El médico psiquiatra y sexólogo Walter Ghedin opinó sobre la actividad con Infobae y puntualizó: "La entrega espontánea del encuentro por la mañana no programado ayuda a que los cuerpos estén con menos inhibiciones, lo cual lleva a niveles más altos de excitación".

"El juego previo suele ser más corto, pero el coito es con más frenesí", amplió el especialista. Las poses pueden variar, se permiten las posiciones tranquilas. Sin embargo, cuando la mujer se despierta, no hay quien la pare. Según Ghedin, la mujer prefiere estar arriba, "moviéndose en forma enérgica junto con los movimientos de cadera del hombre".

¿Cómo hacerlo?

La terapeuta sexual Vanessa Marin recomendó algunos hábitos para hacer placentera la actividad. En principio, aconseja programar un tiempo, reservar un período matutino exclusivo para la pareja, el que en caso de no tener ganas de coito será igualmente un momento especial entre los dos. Sumarse a la ducha es otra de las alternativas.

"Sorprende a tu pareja despertándolo con algún tipo de contacto sexy. Bésele el cuello, deslice sus manos por las sábanas o incluso comience a realizar una presentación oral", dice la experta. Y acotó: "Dígale a su pareja que estaba teniendo un sueño sexy sobre ellos. Este es un gran truco para las personas que tienden a ser tímidas para iniciar el sexo".

En general los hombres prefieren más que las mujeres el famoso “mañanero” (Getty)
En general los hombres prefieren más que las mujeres el famoso “mañanero” (Getty)

En cuanto al ritmo, sugiere una mayor vigorosidad durante la semana laboral (el famoso quickie o "rapidito") y un modo más pausado en los fines de semana por disponer de más tiempo. Entre otros tips detalla además: no revisar el celular al despertar, ni preocuparse sobre cuestiones de trabajo porque la libido desaparecerá. "Primero, saluda a tu pareja y pasa unos minutos abrazándote y besándote. Te garantizo que tendrás una mañana mejor, incluso si no haces nada más", subraya la especialista en Lifehacker.

"Algunas mujeres experimentan problemas de lubricación en la mañana. La solución es simple: mantenga una botella de lubricante en su mesita de noche para un acceso rápido y fácil", comenta. Y con respecto al aliento, tener pastillas de menta al alcance, elegir posturas u opciones (como el sexo oral o la masturbación mutua) que no requieran besos, incluso aconseja mantener una relación en la que esté prohibido besarse.

La mayoría de las personas piensan el sexo como una práctica nocturna (Getty)
La mayoría de las personas piensan el sexo como una práctica nocturna (Getty)

El final del día es el momento de mayor acumulación de estrés y preocupaciones. Con tantas cosas en la mente, es difícil concentrarse en lo importante. Por la mañana, nada de esto es un problema. Además, si el sueño fue reparador, el cuerpo está descansado y mejor dispuesto al encuentro.

"El sueño es fundamental para el sexo, se producen distintos procesos fisiológicos que 'limpian' el cerebro de las impurezas que se han juntado durante el día, ayudando a estar más despejados, con mejor concentración y registro de las sensaciones eróticas", manifestó Ghedin.

¿A quiénes les gusta más? "En mi experiencia los hombres prefieren más el sexo matinal, están más despiertos y con más ganas. En cambio, las mujeres prefieren el sexo nocturno y un poco más de dedicación que el mañanero", concluyó.

LEA MÁS:

Por qué el sexo "mañanero" es el mejor

Las 5 señales que envía el cuerpo cuando necesita sexo

Qué ocurre con el deseo sexual de las mujeres a los 40 años

Sin ganas: qué hacer cuando el sexo se convierte en un trámite

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos