Ricardo Darín: "Franco Macri le puso un 5 a Mauricio Macri porque en realidad le quería poner un 3"

En el estreno de su última película, “Nieve negra”, el actor bromeó sobre la clasificación que el Presidente recibió de su padre. Pero cuando lo consultaron por la baja en la imputabilidad de los menores, tuvo un entredicho con el periodista: “¿Qué le puede interesar a la gente lo que yo diga sobre inseguridad?”

Tratándose de Ricardo Darín, era previsible que la entrevista se iniciara en un tono hasta jocoso, aún cuando el cronista de Desayuno Americano lo consultara por la calificación que el empresario Franco Macri le puso a su hijo, Mauricio Macri, en su primer año de gestión en el Gobierno. "Fue un poco egoísta… -sonrió el prestigioso actor-. ¿Qué puntaje le pondría yo? No, no importa lo que yo le pondría. Digo que como padre estuvo bastante egoísta".

Y se explayó. "Si bien por un lado habla bien de él, porque el tipo no se ha dejado influenciar por ningún tipo de plano emocional. Pero… le podría haber tirado una mano. Un 6, que habla de una crítica, intrínsecamente, pero que le da un aprobado más satisfactorio. Pero le tiró un 5 porque en realidad le quería poner un 3. Entonces le puso una muy buena nota", cerró Darín, cómplice.

Concluido el asunto, el periodista -quien lo entrevistaba en oportunidad del estreno de su nuevo filme, Nieve negra– buscó introducirlo en otra cuestión: "Queríamos preguntarte por la inseguridad. Se está hablando de bajar la imputabilidad de los menores a 14 años". Fue entonces cuando el gesto de Ricardo cambió por completo. Y se acabaron las sonrisas. "¡Qué lindo el tema que me estás tirando!, porque como no es nada polémico y además es de fácil resolución, yo, que soy un erudito en inseguridad, te puedo dar mi… ¿Por qué nosotros (los artistas) tenemos que opinar de todo? La verdad", indagó Darín.

—Porque a la gente le interesa saber qué piensan los artistas. Y ustedes son palabra autorizada.

—No. No, no, no… Eso está motorizado por los medios, no tiene nada que ver con lo que le interesa a la gente. A la gente le interesa que se solucione el tema de la inseguridad, que solucionen el tema de la inflación, que haya más trabajo. Después… ¡¿Qué le puede interesar a la gente lo que pueda decir yo sobre inseguridad?!, si yo no sé nada.

—Como ciudadano sos una persona a la cual la gente escucha, y dice: "Si Ricardo dice tal y tal cosa, probablemente tenga algo de razón".

—Ese es el error: yo puedo estar diciendo cualquier barbaridad.

—Sabemos que no…

—¿Por qué "sabemos que no"? He dicho barbaridades, ¡muchísimas! Toda mi vida.

—¿Te acordás de alguna fuerte?

—Me acuerdo, pero no la voy a revivir. Ya pasó.