La artista junto al padre de su hijo menor, en una de sus últimas postales compartidas
La artista junto al padre de su hijo menor, en una de sus últimas postales compartidas

Y, si bien la más afectada en ese momento fue la actriz y empresaria teatral -su pequeño niño apenas tenía tres años y le llevó tiempo comprender lo que había sucedido con su padre- el golpe sacudió a todo su círculo íntimo.

Padre de Barbie, la mayor de los herederos de Naza, Alejandro Pucheta recordó cómo le tocó vivir a él ese trágico momento en una entrevista que le concedió a la revista Pronto. “Estaba durmiendo en la casa de mi novia y me llamó Barbie por teléfono. Fue muy loco lo que pasó ese día. Todos los domingos, Barbie viene a comer a mi casa y ese día la tenía que llevar a San Isidro. Recuerdo que íbamos en el auto desde Quilmes hasta Zona Norte y, a la altura del Obelisco, le sonó el celular a ella. Era Fabián, que le decía ‘Hola Barbarita, te llamo para despedirme’. Ella le contestó: ‘Bancame que que me está llevando mi papá en auto, en 20 minutos llego y nos vemos’”, comenzó con el recuerdo.

"Íbamos en el auto desde Quilmes hasta Zona Norte y, a la altura del Obelisco, le sonó el celular a Barbie. Era Fabián, que le decía ‘Hola Barbarita, te llamo para despedirme", recordó el padre de la hija mayor de Nazarena

Se ve que ya había tomado la decisión. Te lo cuento y se me pone la piel de gallina. Nosotros lo tomamos como que se despedía porque se iba a otro lado. ‘Acá te lo dejo a Thiago en casa con la niñera’, le dijo. Nazarena estaba en Miami, él había pasado todo el día con el nene en la casa y a la noche se iba. ‘Bancame que llego’, le insistió Barbie. ‘No, no, me tengo que ir ya. Te mando un beso’, le contestó él, y ahí quedó. La dejé a Barbie, me fui a la casa de mi novia, me acosté a dormir y a la madrugada empecé a recibir los llamados de mi hija", agregó, para luego referirse al diálogo que tuvo con la joven actriz al momento de conocer la noticia.

Me decía que le habían dado la noticia de que se había suicidado Fabián. Llamé a mis viejos y se vinieron conmigo a la casa de Barbie. Le hicimos el aguante a Thiago para que su cabeza estuviera en otra cosa. Nadie entendía nada. Al día de hoy sigo sin entenderlo. Es un tema que ni siquiera lo hablo con mi yerno, Lucas, porque para él debe ser súper doloroso. Por ahí es egoísta lo que voy a decir, pero todo el tiempo me pregunto qué se le debe haber cruzado por la cabeza a Fabián para tomar esa decisión teniendo esos tres hijos que tiene: Lucas, Camila y Thiago. Antes de hacer lo que hizo, él había estado hablando con Titi e incluso se tomaron una selfie. Así tuviera mil millones de problemas, ¿cómo mirando a ese nene no tomó fuerza de donde sea para decir ‘me quedo con vos’? La respuesta de la llevó él", sentenció Pucheta, quien a la hora del recuerdo definió a Fabián como “un tipazo".

Pucheta junto a
Pucheta junto a "Titi", fruto de la relación entre Fabián Rodríguez y Nazarena. ¿Cómo mirando a ese nene no tomó fuerzas para decir "me quedo con vos"?, se preguntó

No éramos amigos, pero sí teníamos buen vínculo. Barbie lo quería mucho y fue la pareja de Nazarena que mi hija más quiso. Hizo por mi hija cosas que tal vez yo no pude, como llevarla o irla a buscar a un boliche, y se ocupó mucho de todos. Por eso, me saco el sombrero y me queda un gran cariño de él. Ha venido a comer a casa, yo fui a la suya, nos veíamos en todos los cumpleaños y charlábamos amigablemente”, agregó Alejandro, quien no pudo evitar explayarse sobre la cantidad de pérdidas que le tocó sufrir a Nazarena a lo largo de su vida.

Fueron muchas: Fabián, su hermana Jazmín. Hay gente que habla de karma y esas cosas. Yo no creo mucho en eso, sólo en el destino. Lamentablemente, son cosas que tienen que pasar y capaz te tocan de golpe y decís ‘la puta madre’. Jazmín era divina, la adoraba, era una nena que se me colgaba en la pierna y jugaba cuando éramos novios con Nazarena”, concluyó.

* Para comunicarse con el Centro de Asistencia al Suicida, puede hacerlo por teléfono (marcar el 135 o el 011 5275-1135); por mail (casbuenosaires@hotmail.com); o por las redes sociales (@casbuenosaires en Twitter o CAS Buenos Aires en Facebook)

SEGUÍ LEYENDO