Arturo volvió a sufrir un accidente en la casa, no le brindaron atención y los fanáticos de GH piden su salida

La mascota del reality sufrió un golpe en una de sus patitas y los jugadores siguieron comiendo y hablando sin acercarse a revisarlo

Guardar

Nuevo

El doloroso accidente casero de Arturo en Gran Hermano (Video: Gran Hermano - Telefe/DGO)

La llegada de Arturo a la casa de Gran Hermano (Telefe) causó un sinfín de emociones entre los participantes. Se esperaba que el perro trajera paz al reality, pero terminó siendo uno de los tantos testigos de los encontronazos de los convivientes. En esta oportunidad, la mascota sufrió un accidente que quedó registrado por las cámaras y los seguidores pidieron por su pronta salida del ciclo.

En medio de una de las tantas comidas del martes, los participantes se reunieron en la mesa del comedor para disfrutar de un tiempo todos juntos. Mientras intentaban dejar de lado las diferencias, el llanto del canino se hizo notar entre las voces de los jugadores.

“¿Estás bien?”, le consultó el Chino al pequeño animal, quien parecía tener una molestia en una de sus patitas. La consulta del competidor fue malinterpretada por La Gata Noelia, quien pensó que se dirigía a ella luego de levantarse de la silla y pisar a Arturo. “Estoy re bien. Lo pisé, nomás”, señaló la cantante cordobesa en un intento de minimizar lo ocurrido.

Como era de esperar, el episodio molestó profundamente a los fanáticos del reality, especialmente luego de que varios hayan advertido que ninguno de los jóvenes se levantó para ver lo que sucedía y comprobar si realmente se trataba de algo menor. En la imagen se puede ver cómo el perrito se refugia debajo de la mesa, asustado y dolorido, mientras el resto sigue comiendo como si nada hubiera pasado.

El momento en que la artista se levantó y pisó al pequeño galgo
El momento en que la artista se levantó y pisó al pequeño galgo

No es la primera vez que Arturo es motivo de preocupación. De hecho, hace algunas semanas se lanzó una campaña por maltrato animal para sacarlo de la casa. Incluso, la organización Huellitas Perdidas realizó un pedido público para rescatarlo del programa, ya que consideraban que no la estaba pasando bien.

Ante la falta de respuesta por parte de la producción, la asociación anunció que iba a tomar acciones legales al respecto. “Queremos manifestar nuestro descontento con los hechos que están sucediendo en la casa de Gran Hermano respecto a Arturo, un perro rescatado del maltrato, que ingresó al programa para que sea su hogar de tránsito, los participantes le brinden los cuidados necesarios que un animal necesita y posteriormente sea dado en adopción”, señalaron a través de su página oficial en Instagram. Además, también destacaron que la llegada del perro al ciclo tenía como objetivo generar un mensaje de concientización sobre la importancia de involucrarse, rescatar, transitar y dar en adopción.

En esa misma línea explicaron que, al tratarse de uno de los programas más vistos en la televisión argentina, les pareció una buena alternativa para difundir su lucha por los animales. Pero esto no ocurrió, sino que terminaron llevando al galgo a un entorno inestable para su cuidado y rehabilitación, ya que venía de sufrir maltrato. “Creemos que no fue correcta la decisión, siendo que se sobrepasaron límites, desde que lo que nos respecta, no son sanos para Arturo. Nos equivocamos”, expresaron las rescatistas, quienes dejaron en claro que ante la negativa de su regreso a la asociación se vieron obligadas a “realizar las acciones legales correspondientes”.

Otro incidente que protagonizó Arturo

Arturo sufrió un accidente y alertó a los participantes a una semana de llegar a la casa (Video: Gran Hermano - Telefe/DGO)

A una semana de ingresar a la casa, el cachorro sufrió un inesperado percance que preocupó a los jugadores. Es que el canino se vio envuelto entre caricias y juegos que lo ayudaron a entrar en confianza con los convivientes. Pero eso no evitó que el pequeño integrante pusiera en riesgo su vida.

El hecho tuvo lugar a altas horas de la noche, cuando Martín Ku y Paloma le daban de comer. Ante la desesperación por su comida, el galgo empezó a alimentar sin descanso alguno y esto provocó que se ahogara. “Comé tranquilo, masticá, por favor”, le pidió su dueño al ver cómo no podía parar de toser.

Si bien no tardó en recomponerse, la calma tardó en llegar para quienes se quedaron a su lado todo el tiempo. Incluso, le hicieron tomar un poco de agua, en un intento de evitar que se repita la situación.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias