La hermana de Furia se quebró al hablar de la leucemia de la participante de Gran Hermano: “Lloro cada día”

A través de las redes sociales de Juliana, Coy Scaglione se refirió a la enfermedad de la jugadora más polémica del reality

Guardar

Nuevo

Furia conto que tiene leucemia

El lunes pasado Juliana Scaglione, más conocida como Furia adentro de la casa de Gran Hermano, le contó al resto de sus compañeros del reality que tiene leucemia. La doble de riesgo se había enterado hacía apenas unas horas, cuando tuvo que salir del certamen para encontrarse con los médicos especialistas que le dieron el diagnóstico que nadie esperaba. “Entiendan que, si lo comunico, no es por protagonizar o escandalizar algo, que me parece que también lo puedo guardar para mí. Pero hoy decidí contárselo a mis compañeros que están acá adentro, porque los considero mi familia ya, estoy viviendo hace 4 meses con ellos. Creí que era lo más copado”, dijo con la fortaleza que la caracteriza.

Más tarde, fue Santiago del Moro quien leyó parte del informe médico, en donde se indicaba que la joven de 31 años tenía leucemia grado 1 y que los médicos habían indicado que por el momento no necesitaría ningún tipo de tratamiento más que controles mensuales de laboratorio. También expresó “ante la presencia de algún cambio en su estado de salud o de la aparición de síntomas debería consultar de inmediato y se evaluaría la permanencia de la jugadora adentro de la casa”.

Así las cosas, todos quedaron conmocionados con la noticia, en especial sus compañeros y exparticipantes, como Cata Gorostidi, quien había sido muy amiga de Furia en el comienzo del juego y luego se convirtieron en enemigas hasta que la pediatra volvió a quedar eliminada del certamen. Sin embargo, al conocer esta información, la joven rompió en llanto en el estudio de Telefe.

Desde el confesionario, Juliana había revelado que ella había entrado a la casa acompañada solo por tres personas, y que no sabía si ahora tenía una tribuna de gente que la apoyaba, pero que lo necesitaba. Por su parte, su hermana Coy se expresó a través de la cuenta de Twitter de Furia, ya que es ella la encargada de manejar sus redes sociales. Gracias por esto. Lloro cada día. La familia que Furia soñaba llegó. Y es tan enorme como lo es ella. Tomi, Hache, Rocío, Rubí Martin, yo y todos ustedes en todas partes del mundo. Unidos, guardianes y protectores. ¿Cómo hago para devolverles todo lo que hacen por ella?”, escribió de manera sentida.

El mensaje de la hermana de Furia tras enterarse que la jugadora de Gran Hermano tiene leucemia (Twitter)
El mensaje de la hermana de Furia tras enterarse que la jugadora de Gran Hermano tiene leucemia (Twitter)

Coy publicó esas palabras sobre un tuit que reproducía un video en donde Furia habló en el confesionario. “Yo cuando entré había tres personas esperando nomás. Y no sé cuánta gente hay, si tengo tribuna, o si no”, se la escuchó decir en diálogo con la voz de Gran Hermano.

Cómo fue el momento en el que Furia contó que tiene leucemia en Gran Hermano

El diagnostico de la leucemia de Furia de Gran Hermano

“Tengo algo que es una verga, pero que no tengo que andar de tratamiento y por ende, como es nivel uno y no es en nivel cuatro, puedo seguir estando acá adentro”, comenzó diciendo Furia a sus compañeros reunidos en una de las habitaciones de la casa más famosa del país. “Chicos, tengo leucemia grado 1″, afirmó, causando sorpresa en los demás. “Y no es joda, no es chiste. No es nada”, afirmó con entereza. Mientras sus compañeros permanecían escuchándola, en silencio, ella continuó: “No tengo que tratarlo porque está en nivel uno si eso no crece. Todos los meses me tengo que sacar sangre para ver qué onda”.

“Puede ser que a los cuarenta años me pegue el nivel tres y bueno, cagamos. Pregunté qué es lo que tengo que hacer y es lo que hago. Vida sana, que no fume tanto, porque ya saben lo que el cigarrillo hace. No puedo entrenar lo que entrenaba antes, o sea que no puedo ser atleta de alto rendimiento, pero sí puedo entrenar pero no cagarme a palos como lo hacía”, aseguró.

“Me tengo que sacar sangre todos los meses, pero quédense tranquilos que estoy bien porque si no no estaría acá adentro. Me hubieran internado y ya no podría seguir en el juego. Mi idea es seguir adelante con todo esto que es mi vida, igual que la de todos ustedes. Todos cambiamos nuestra vida por esto. Así que no se preocupen”, contó mientras el resto la miraba desencajado y algunos, como Virginia, con lágrimas en los ojos.