Murió a los 90 años el dramaturgo Miguel Rottenberg

La noticia fue confirmada a Teleshow por su hijo, el productor teatral Carlos

Guardar

Nuevo

Miguel Rottemberg reveló cómo inició su amor por el teatro: "Tengo recuerdos de hace 80 años" (Vivo Para Vos. El Nueve)

El dramaturgo Miguel Rottenberg murió este jueves a los 90 años de edad. La noticia fue confirmada a Teleshow por su hijo, el reconocido productor teatral Carlos Rottemberg. Su fallecimiento provocó una profunda tristeza en el mundo del espectáculo.

Fue un jefe de familia ejemplar que nos inculcó a los tres hijos algunas coordenadas de vida que tratamos siempre de cumplir y pretendemos seguir cumpliendo para sus nietos”, reveló Carlos a este medio. “Murió muy tranquilo, casi diría como se lo había planificado él mismo. Yo incluso una vez que falleció me fui a donde sentí que tenía que estar, que era en el teatro, y ahí estuve hasta recién, donde, ahora sí, salgo para acompañar lo que viene”.

Miguel Rottenberg (tal su apellido original) había nacido en Polonia y arribó al país antes de cumplir los cinco años de edad. “Desde chiquitito, mis padres me llevaban al teatro. En aquel entonces, había tres teatros. Aprendí sentado en las rodillas de mis padres”, contó en una entrevista de 2022 en el programa Vivo para vos. Por aquel entonces no sabía que su apellido, con una leve modificación, se iba a convertir en un sinónimo de la industria del espectáculo en el país.

Miguel Rottenberg
Miguel Rottenberg

Creció en los suburbios del suroeste de la ciudad de Buenos Aires, primero en Mataderos y luego en Lomas del Mirador, en el partido de La Matanza. Trabajó en la fabricación de cuero, formó una familia con Juana y tuvieron tres hijos: Rosa, Carlos y Daniela. Desde chico, el varón desarrolló una profunda admiración por el cine y el espectáculo que derivó en una carrera prolífica como productor, que con el tiempo trasladó a su hijo Tomás, completando cuatro generaciones apasionadas, cada una a su manera, por la fantasía de contar historias.

Con el tiempo Miguel formalizó aquel gusto inicial casi instintivo y se abocó a la dramaturgia, un oficio que practicó hasta el último de sus días. En 2022 presentó su obra Florecer en otoño al teatro El Tinglado y este año produjo allí la puesta de El aroma del anís.

La historia de una letra que hizo historia en el espectáculo argentino

El apellido Rottemberg es sinónimo de la industria cultural en el país. Carlos desarrolló una voracidad creativa proveniente de la pasión que había heredado y que forjó con esa obstinación propia de los que saben lo que quieren. La muerte de su padre provocó en los desprevenidos una posible confusión. Pero no hay error de tipeo en las amargas crónicas de la fecha. El error se remonta al nacimiento del propio Carlos, que lo revela a Teleshow con profunda generosidad.

Carlos Rottemberg y Miguel Rottenberg, dos vidas al servicio del teatro
Carlos Rottemberg y Miguel Rottenberg, dos vidas al servicio del teatro

“Mi papá en realidad era con ‘N’. Pero hace 67 años, cuando me anotó, la persona que lo atendió en el registro civil le dijo que no podía anotarme con ‘N’ porque antes de la ‘B’ larga va la ‘M’, no teniendo en cuenta que para un apellido eso no corre. Por lo tanto, a mí me anotó mi papá con ‘M’. Y un año después, nació mi hermana y entonces también la anotó con ‘M’. Y lo gracioso es que 12 años después nació nuestra otra hermana, somos tres. Y como ya tuvo tiempo de darse cuenta, la anotó con ‘N’”, contó.

“Entonces, quedamos dos hermanos con ‘M’ y una con ‘N’ de padres casados con ‘N’. Y a su vez, yo tengo a mi mujer y mis hijos con ‘M’, porque yo soy con ‘M’. Conclusión, hoy hubo casi una anécdota, una cuota de humor, cuando nos pidieron el documento de él y el documento mío porque dudaban si yo era el hijo. Porque claro, él está con ‘N’ en su partida de fallecimiento, en su certificado de defunción, y yo tenía que reconocerlo con ‘M’”, cerró.