Soy Rada reveló uno de los momentos más difíciles de su vida: “Quería morir actuando, como una leyenda”

El mago y comediante recordó dos situaciones que vivió durante su carrera artística y lo hicieron reflexionar sobre su salud

Compartir
Compartir articulo
Soy Rada habló de los ataques de pánico

El versátil artista Agustín ‘Soy Rada’ Aristarán se destacó en el último tiempo en la escena artística argentina con dos roles prominentes: en el teatro y en la televisión. Por un lado, interpretó a Tronchatoro en la comedia musical Matilda, que se presentó en el icónico teatro Gran Rex. Por otro lado, prestó su voz al personaje de Chueco en la serie animada de Disney, llevando así su talento a las pantallas de televisión en hogares de todo el país.

A lo largo de su trayectoria, cosechó admiradores tanto en el escenario como fuera de él, gracias a una carrera que también incluye participaciones en cine y televisión, conducción de programas y un exitoso camino under en el stand-up.

Sin embargo, por dentro, los sentimientos eran distintos, según lo reveló con Santi Talledo en el marco del podcast Cero miligramos. En este espacio, el actor y conductor busca hablar de diferentes trastornos y afecciones de salud mental con personalidades del espectáculo argentino que, algunas veces, tuvieron que atravesarlos sin hacerlos público.

En esta oportunidad, Aristarán recordó el momento en que debió bajarse de un teatro lleno apenas empezada la función y los pensamientos a su alrededor: “Estuve medicado un año y medio o dos, y nunca más. Y ahora volví a estar medicado en marzo que me bajé del escenario por primera vez en mi vida”, comenzó a detallar sobre esa instancia en la que sintió no poder controlar nada, e incluso, que podía llegar el final de su vida.

El multifacético Soy Rada abrió su corazón y detalló fantasmas del pasado
El multifacético Soy Rada abrió su corazón y detalló fantasmas del pasado

“Le pedí perdón al público y me bajé. Teatro lleno”, continuó detallando sobre esa jornada. “Fuerte, de no control. Bueno, listo, mi cuerpo no reacciona, me va a pasar lo que nunca quise que pase, que es morirme actuando. O sí quería que pase, y morir como una leyenda. Y fue tremendo, porque la sensación de culpa y de no poder controlar lo único que básicamente puedo controlar. que es cuando estoy arriba del escenario, fue heavy”, explicó.

Luego manifestó cómo habían sido los momentos siguientes a la situación: “Mucha angustia. Cuando Fito, que labura conmigo hace muchos años, salió a explicarlo, la gente aplaudió como diciendo ‘loco, te bancamos’ y yo dije ‘no puedo no terminar el show’, porque había empezado recién el show. Y volví a salir y me volví a ir y les dije ‘che, perdónenme””.

En el mismo programa, el artista también detalló el momento en el que sufrió por primera vez un episodio de ansiedad: “Yo estaba en un taxi yendo al quinto show de la noche. Hacía muchos eventos yo, era un mago eventero, de ir de un evento al otro. Y me empecé a sentir un poco agitado y empecé a pensar en la mamá de mi hija que estaba volviendo de un laburo y que tenía que ir a buscar a mi hija Bianca a lo de la abuela”.

En esa situación, las preguntas y las conjeturas que se hacía llegaron a niveles insospechados: “Ahí empecé a pensar ‘¿y si le pasa algo? ¿Y si le pasa algo a ella? Mirá si choca y no puede llegar a buscar a Bianca y yo ahora me muero y Bianca ¿qué hace? ¿se queda con la abuela?’ Y ahí fue una catarata de pensamientos que no podía parar y era como que yo pensaba ‘no, no, no se va a morir nadie, a nadie le va a pasar nada’, porque fue todo alrededor, un nivel de catástrofe zarpado. Ese sí fue mi primer episodio de ansiedad y de sentir que se puede pudrir todo en un segundo”, cerró.