Miranda! dio el show más grande de su historia: beso con Lali, el baile sensual de Cristian Castro y la explosión de Emilia

Alejandro Sergi y Juliana Gattas brillaron ante más de 30.000 personas en el Estadio de Ferro. Además, FMK, Goyo, Juan Ingaramo, Emmanuel Horvilleur, Dillom y Francisca Valenzuela dijeron presente

Compartir
Compartir articulo
El beso de Lali con Miranda!

Cuando empezaron a sobresalir en el paisaje de los 2000, ni Alejandro Sergi ni Juliana Gattas se imaginaban a lo que podría llegar Miranda!. En su interior concebían a la banda, su música y su estilo dentro del ambiente de discoteca pero esto se les fue de las manos. Hoy, más de 20 años después de que cambiaran las reglas del pop en Argentina, el dúo alcanzó un sueño: llevó su show al Estadio Ferro y dio el recital más grande de su historia.

Desde los que crecieron junto a ellos hasta los que se enamoraron con su último álbum, la música del dúo no entiende de edades. Aunque si de pasiones. Bandanas, carteles con corazones e incluso estampitas gigantes que los representaba como santos. La gente ansiaba el inicio del show. Hasta los vecinos del estadio se asomaban de sus balcones y se preparaban para disfrutar.

El sensual baile de Cristian Castro

Con la jornada entrada en la noche porteña, el recital comenzó con la clásica salida de los botones del hotel. “Yo me pongo nervioso cuando pasa esto. Conta cuánta gente hay. En el Gran Rex 3500 personas tres noches seguidas, en el Luna Park cuatro noche seguidas de 10.000 personas por noche. ¿Cómo que hay 33.678 personas”, dijo asombrado el empleado.

Segundos después, la puerta del hotel del escenario se abrió y Ale y Juli hicieron delirar al público con ‘Por amar al amor’. Siguieron ‘Hola’, ‘743′ y ‘Dice lo que siente’.

Miranda junto a Lali (Fotos de Luana Gonzalez Kaiber y Gustavo Correa. Cortesía Miranda!)
Miranda junto a Lali (Fotos de Luana Gonzalez Kaiber y Gustavo Correa. Cortesía Miranda!)

Los dueños del establecimiento recibieron al primer invitado de la noche, el cual decidió festejar su cumpleaños 49 haciendo lo que más ama, cantar. Así, vestido en pijama y con una boa de plumas azul alrededor del cuello, Cristian Castro saltó a escena y hasta se arrodilló cuando la letra rezaba: “Ha preferido invocar al olvido y suplicar de rodillas perdón”.

Y si bien la noche era del dúo, el show también dio lugar a uno de los nuevos temas del álbum solista de Juliana Gattas: “Maquillada en la cama”. El tema crea un contraste entre el brillo y el glamour con la decadencia y la soledad. Por esa razón, la artista usó un tapado negro y se lució cual diva.

Cristian Castro se arrodilló durante su presentación (Fotos de Luana Gonzalez Kaiber y Gustavo Correa. Cortesía Miranda!)
Cristian Castro se arrodilló durante su presentación (Fotos de Luana Gonzalez Kaiber y Gustavo Correa. Cortesía Miranda!)

Las más de 30.000 almas enloquecieron luego con ‘Puro talento’, ‘Navidad’ junto a Goyo de Bándalos Chinos, ‘Tu misterioso alguien’, ‘Nadie como tu’ y ‘Si me disculpo ahora’. Para esta última canción, la dupla invitó a Luck Ra y el furor fue total. El cordobés bajó del escenario, saludó al público y recorrió casi todo el vallado.

Partícipes de grandes momentos del show, los botones volvieron a salir a escena y llevaron consigo una pequeña caja de muñecas, la cual ya avizoraba el tema que seguía. “Emilia, Emilia, Emilia”, se escuchaba corear al público. Acto seguido, la joven de Entre Rios, que vive el mejor momento de su carrera tras agotar 10 Movistar Arena en 10 horas, salió a escena con botas y top blanco para interpretar “Uno los dos”.

Miranda brilló en el estadio Ferro ante más de 30.000 personas (Fotos de Luana Gonzalez Kaiber y Gustavo Correa. Cortesía Miranda!)
Miranda brilló en el estadio Ferro ante más de 30.000 personas (Fotos de Luana Gonzalez Kaiber y Gustavo Correa. Cortesía Miranda!)

Continuando con la seguidilla de invitados, y el equilibrado setlist, el show siguió con “Perfecta” -con la participación de FMK- “Extraño”, “Dos” -con Dillom- y “Enamorada” con Francisca Valenzuela.Sergi y Gattas sorprendieron entrando sentados en dos sillas de peluquería, tal como el video de “Traición”. Mientras tanto, en otro ambiente móvil, Juan Ingaramo y Emmanuel Horvilleur se sumaron al tema.

Con el clima cada vez más caliente, y la adrenalina por el cielo, el final se acercaba, no sin que antes apareciera una de las grandes íconos del último disco de Miranda!. Mientras comenzaba a sonar “Yo te diré” la gente empezaba a emocionarse. El grito fue total cuando Lali abrió la puerta del hotel y deslumbró usando un top rojo con transparencias y pompones en sus mangas.

Emilia fue una de las invitadas del Hotel Miranda! (Fotos de Luana Gonzalez Kaiber y Gustavo Correa. Cortesía Miranda!)
Emilia fue una de las invitadas del Hotel Miranda! (Fotos de Luana Gonzalez Kaiber y Gustavo Correa. Cortesía Miranda!)

Con su presencia escénica inigualable, la actriz conquistó a las miles de almas presentes y se paseó por todo el escenario. Antes de despedirse se fundió en un tierno abrazo, mostrando el amor del pop argentino, y besó con sus labios a Juliana y Alejandro.

Para el cierre, en una puesta que redobló sus anteriores shows, Ale y Juli se subieron a un cisne gigante, el cual los llevó a navegar entre la marea de miles de fans. Mientras cantaban “Imán”. Desde lo alto apenas llegaba a ver el final de la multitud que los seguía para filmar el momento. Una vez sobre el escenario se despidieron con “Romix” cerrando un show que quedó para la historia.

Miranda hizo vibrar el Estadio Ferro y dio el show más importante de su historia (Fotos de Luana Gonzalez Kaiber y Gustavo Correa. Cortesía Miranda!)
Miranda hizo vibrar el Estadio Ferro y dio el show más importante de su historia (Fotos de Luana Gonzalez Kaiber y Gustavo Correa. Cortesía Miranda!)

Una fiesta, la celebración de toda una carrera, el cierre del mejor año de la banda, hay muchas formas de etiquetar lo que vivieron las más de 30.000 personas que coreaban el nombre de Miranda!. Sin embargo, todo se resume en historia, la trayectoria de una banda que supo seducir desde discotecas hasta estadios completos y que se alza como una de las pocas capaces de instalar clásicos que sobrevivan al paso del tiempo.