El duro relato de Daniella Mastricchio: “Cuando terminó Chiquititas se terminó la familia”

La actriz recordó cómo fueron sus años post estrellato y el conflicto que desató el final de la telenovela entre sus seres más queridos

Guardar

Nuevo

El duro testimonio de la ex Chiquititas Daniella Mastricchio: "Mi propia familia me dio la espalada y a los 14, tuve que trabajar en una heladería para poder comer"

Éxito, fama, un buen pasar económico, la infancia de Daniella Mastricchio parecía el sueño de cualquier niña. Desde los 4 años comenzó a ir a castings y a los 7 ya hacía publicidad gráfica y también televisiva. A los 11, la pequeña actriz ya se destacaba en Chiquititas, la telenovela infantil argentina producida por Cris Morena que era todo un fenómeno de la época. Viajes, autos, casas con pileta, su trabajo cambió la vida de su familia. Sin embargo, unos años después el contrato terminó, la realidad le dio un duro golpe y sufrió el destrato de sus seres queridos: “Mi propia familia me dio la espalda y a los 14, tuve que trabajar en una heladería para poder comer”.

A veces es fácil llegar a la fama, pero muy duro salir de ella, justamente así fueron los años post Chiquititas para la pequeña actriz. La jovencita que Cris Morena había tocado con su varita mágica –y se transformó en Sol, la predilecta de Belén Fraga en la icónica serie de los 90– se encontró expulsada del mundo artístico y tuvo que reinventarse para sobrevivir.

“Hasta tuve vergüenza, porque después de Chiquititas, después de cuatro años infernales de éxito, de teatro, de no tener tiempo, de no tener cumpleaños, ninguna necesidad tampoco, literalmente me quedo sin nada. O sea, incluso la familia, los amigos. A los 14 años estaba trabajando en una cadena importante de heladería como para poder comer”, recordó la cantante en una charla con Alejandro Fantino en La Última Cena.

Daniella Mastricchio en su infancia durante Chiquititas
Daniella Mastricchio en su infancia durante Chiquititas

En su relato, la actriz destacó cómo el final de la telenovela provocó una división en la familia y, poco a poco, la fue desuniendo: “Cuando terminó Chiquititas se terminó la familia. Me quedé sola, en el momento que más necesitaba contención, en el momento que yo más necesitaba la familia, el amor. La pasé muy mal, de hecho por eso estuve muy alejada, siempre muy bajo perfil, pero dándome hasta vergüenza”.

Sobrellevar la situación y superar lo sucedido no fue fácil para Mastricchio. Años después, la joven decidió tratar el tema en terapia y así pudo procesar lo vivido. “Tuve que trabajar todo esto porque yo no hice más que ser una niña, trabajar y disfrutar de lo que hacía. Punto. Me tuve que tomar los tiempos también como para procesar todo esto. No le podía ni poner palabras a lo que me pasaba. Yo me sentía culpable de todo lo que sucedía, que mi familia no estuviera”, contó.

Respecto a las divisiones que tenía con su familia, la joven relató que años después intentó reconciliarse con sus seres amados y volver a unir los lazos. El primero que pudo recuperar fue el de su padre: “Mi papá ahora está fallecido. Falleció el año pasado, pero pude saldar las cosas”. Acto seguido, Fantino le consultó por su mamá, sin embargo la cantante afirmó que no pudo reconciliarse con ella.

Daniella Mastricchio es actriz y cantante
Daniella Mastricchio es actriz y cantante

Ahora, años después la artista contó todo lo que vivió a través de sus canciones. En la música encontró la forma de ponerle palabras a su vida. “Después de Chiquititas es como jugar en primera, ¿viste? Entonces era como que ‘no vas a poder, te vas a quedar sola’. Eso era lo que con lo que yo me crié. Entonces tuve que pensar. Toda mi vida trabajé desde que tengo cuatro años. Nunca dejé de trabajar, jamás”, contó la actriz.

Para finalizar, Mastricchio explicó que esta situación hasta le generó una especia de desconfianza en las personas, y que fue un largo camino para sanar internamente: “Costaron años. No sé si estuve enojada. Yo estaba frustrada. Uno lo que más espera de las personas que más te deben amar es que te amen, ¿no? Después entendí con el paso de los años, que cada uno tiene su manera de amar. Cuando te dicen te amo es real”.

Guardar

Nuevo