TestM es una aplicación gratuita que sirve para conocer el estado de los distintos dispositivos del celular.
TestM es una aplicación gratuita que sirve para conocer el estado de los distintos dispositivos del celular.

Los smartphones ocupan un rol central en el día a día. Se confía en ellos para todo: comunicación, música, fotografía y navegación. Toda esta información está almacenada ahí, pero al riesgo de que un golpe, una caída o simplemente su desgaste natural por el uso termine por borrarlo todo.

Por eso es tan importante conocer su verdadero estado de funcionamiento. Con el paso del tiempo, algunos de los componentes del teléfono pueden comenzar a funcionar mal: la pantalla se queda congelada, el micrófono no funciona, los parlantes emiten un sonido extraño… ¿es un problema de software o hardware?

Con  la idea de solucionar esta temática tan común surgió "TestM". Una nueva aplicación, disponible para usuarios de Android e iOS (en 19 idiomas diferentes), que permite verificar cada uno de los componentes del smartphone realizando una serie de pruebas de diagnóstico. TestM verifica 19 de los componentes del teléfono y genera un informe en menos de cinco minutos. Gratuito y fácil de usar.

La aplicación está disponible tanto para usuarios de iPhone como Android y es compatible con 6500 modelos y traducida a 20 idiomas.

Las ventajas de conocer el estado real del teléfono son varias y pueden aprovecharse en distintas situaciones:

-El dueño del smartphone siempre sabe la condición en la que se encuentran los distintos componentes de su teléfono, al poder ejecutar una prueba completa ante la menor duda o golpe.

-Al comprar un móvil usado, se le puede pedir al vendedor que envíe por Whatsapp o por e-mail una captura o archivo con el resultado de TestM.

-Lo mismo a la hora de vender un celular: se puede ejecutar la prueba completa y adjuntarla en la misma publicación. De esta manera se genera mayor confianza en los posibles compradores y se acelera el proceso de venta.

-Se puede mandar a reparar el teléfono conociendo exactamente qué es lo que no está funcionando bien, facilitando la tarea para el reparador y, probablemente, ayudando a ahorrar en el proceso.

Cómo funciona

TestM cuenta con seis categorías diferentes de componentes para chequear en el smartphone, al que le realizará un total de 21 pruebas. El usuario puede optar por iniciar una prueba rápida que dura aproximadamente 55 segundos, o un "diagnóstico completo" que toma cerca de cinco minutos pero arroja resultados más específicos.

La prueba completa de TestM toma aproximadamente 5 minutos. Los resultados se pueden compartir en distintos formatos.
La prueba completa de TestM toma aproximadamente 5 minutos. Los resultados se pueden compartir en distintos formatos.

La primera es útil, por ejemplo, al momento de optar por comprar un teléfono usado. En menos de un minuto se puede verificar el funcionamiento de todos los componentes sensibles (pantalla, pantalla táctil, cámara, altavoces, micrófonos) del dispositivo. O bien se le puede pedir al vendedor que envíe un .jpg o whatsapp con el resultado de los tests.

El segundo chequeo requiere más tiempo para completarse, y tiene como objetivo probar todas las diferentes funciones en profundidad. De esta forma TestM elabora un informe completo y también ofrece la posibilidad de enviarlo en distintos formatos al potencial comprador y despejar las dudas.

Las pruebas de estado

Pantalla: TestM verifica el funcionamiento de la pantalla táctil al tocar cada parte de la pantalla en un período de tiempo predeterminado. El usuario simplemente debe pasar su dedo por la totalidad de la pantalla. De esta forma el sistema evalúa el estado de esta parte tan sensible y afectada por las caídas.

La aplicación chequea distintos dispositivos como pantalla, sistema táctil, altavoz, GPS y Wi-Fi.
La aplicación chequea distintos dispositivos como pantalla, sistema táctil, altavoz, GPS y Wi-Fi.

Sonido: la aplicación pide conectar los auriculares, ya sea con cable de 3,5 mm o con una conexión digital (USB tipo C o iluminación), y luego hará sonar una serie de números. El usuario debe memorizarlos y, luego, discar en el orden correcto usando el teclado. La misma operación debe llevarse a cabo para el altavoz incorporado, y también existe una prueba para verificar el funcionamiento del micrófono.

Sensores de movimiento: la aplicación también puede verificar el funcionamiento del acelerómetro, la brújula y el giroscopio, en caso de que el celular los tenga.k

Conectividad: estas son pruebas que analizan el funcionamiento de Wi-Fi, red celular, GPS. También hay una prueba para Bluetooth en la que puede realizar una prueba de emparejamiento con un dispositivo externo.

Hardware: en esta etapa se prueba el funcionamiento de varios componentes como el sensor de luz, el cargador, los botones y la vibración. El programa también detecta posibles "trampas": ya que, en el caso de la vibración, por ejemplo, la aplicación pregunta cuántas veces ha vibrado. También se estudiará el sistema de huellas digitales

TestM es una herramienta ideal para evitar sorpresas desagradables a la hora de comprar o reparar un teléfono usado. (IStock)
TestM es una herramienta ideal para evitar sorpresas desagradables a la hora de comprar o reparar un teléfono usado. (IStock)

Cámaras: apuntando la cámara trasera y la "selfie-cam", la app reconoce la forma humana y evalúa el estado de ambos lentes. También está disponible el test del flash, en el que debe introducirse con el teclado el número de parpadeos de la luz LED.

Con estos chequeos, TestM puede aprovecharse en distintos escenarios: tanto para saber si el smart ha sobrevivido a una dura caída, para averiguar su estado general a la hora de venderlo o comprar uno nuevo, o bien para hacerle un diagnóstico necesario al viejo y querido celular que tanto cuidamos.