Pablo “Bebote” Álvarez (NA)
Pablo “Bebote” Álvarez (NA)

En la película Match Point, Woody Allen reflejaba el momento exacto en que una pelota pegaba sobre el fleje de la red, corría por ese desfiladero durante unos segundos y el mundo quedaba detenido esperando ver para qué lado de la cancha caería la bola.

Así, en esa misma situación, está hoy la causa por asociación ilícita de la barra brava de Independiente que involucra a la familia Moyano: mañana al mediodía, la jueza Brenda Madrid llevará adelante una audiencia clave donde se decidirá si se acepta como arrepentido a Pablo "Bebote" Álvarez y varios de sus secuaces.

Si la respuesta es favorable para el barrabrava, varias cosas comenzarán a cambiar en la causa. La primera, Bebote saldría de la cárcel para pasar al régimen de libertad domiciliaria. La segunda, se complicaría la situación de Pablo Moyano, por quién el fiscal Sebastián Scalera evalúa pedir una vez más que lo detengan de acuerdo al resultado de pericias que ya obtuvo parcialmente y concluirán en agosto, a la declaración testimonial del hombre encargado de hacer los tickets que terminaban en manos de la barra y al nuevo status de Álvarez.

Pablo Moyano (Christian Heit)
Pablo Moyano (Christian Heit)

La pregunta del millón que corre por el Polo Judicial de Avellaneda es qué hará la jueza Madrid. La foto de Bebote Alvarez saliendo en libertad puede ser mediáticamente una bomba. Pero da la sensación que la magistrada no tiene demasiadas alternativas.

En marzo pasado, quién tenía a su cargo la causa era la jueza Laura Ninni y debió resolver el mismo planteo. Bebote y el resto habían decidido ampliar sus declaraciones indagatorias bajo el régimen de arrepentidos ofreciendo más datos a todo lo que ya venían contando de la relación espuria entre la barra y la dirigencia.

El fiscal Scalera accionó y pidió que se les diera el trato más benévolo que prevé la ley para los imputados que colaboran con la Justicia. Pero la doctora Ninni, amparándose en que a diferencia de los procesos federales, la ley provincial no admite esta figura, lo negó enfáticamente y reprendió al fiscal, del que sugirió que estaba trabajando junto a las defensas.

Scalera decidió entonces ir más arriba y apeló a la Cámara. Y la Sala 2 le dio la razón: en un fallo unánime revocó la decisión de Ninni y remitió otra vez la causa para que se tome una nueva decisión. Al cambiar la jueza, se fijó audiencia para este 17 de julio y con la recomendación de la Sala, parece difícil que Brenda Madrid tome un camino diferente.

¿Esto significa que mañana mismo Bebote podría abandonar el penal de Melchor Romero? No exactamente. Tras la audiencia, la magistrada tiene cinco días para dar su decisión. Y podría esperar hasta que termine la feria, aunque en caso de que conceda el recurso eso llevaría a que el barra quede en libertad a sólo tres días de las PASO. Y nadie tiene muy claro a quién beneficiaría o perjudicaría esa imagen rebotando en todos los medios del país.

El líder de la barra de Independiente podría ser aceptado como arrepentido (Lihue Althabe)
El líder de la barra de Independiente podría ser aceptado como arrepentido (Lihue Althabe)

Lo cierto es que más allá de eso, la familia Moyano tiene motivos para preocuparse. Como narró Infobae tiempo atrás, los primeros informes de las pericias sobre las máquinas allanadas en la empresa Integradores SA determinaban que allí se confeccionaban las entradas para la barra. La modalidad era la siguiente: un ladero de Álvarez, llamado Damián Langaronne y también preso en esta causa, llevaba un pendrive con los 1200 nombres de todos los tickets que iban para los violentos, algunos se usaban para que ingresen y otros para la reventa. En un software apareció un Excel bajo el nombre "Listado Damián", que según la fiscalía concuerda con lo declarado por ambos. La empresa es propiedad de Néstor Canosa cuya relación con los Moyano es de larga data: administró el hotel de Camioneros en Pinamar, el del Sindicato de Peajes en Bariloche y además le provee servicios informáticos al gremio para realizar las licencias de los choferes desde hace muchísimos años.

Héctor Yoyo Maldonado
Héctor Yoyo Maldonado

Pero como si esto fuera poco, debió declarar recientemente como testigo el vicepresidente de la empresa, Rodolfo Malvestitti, quién ante la pregunta sobre cómo se hacían los bonos para ingresar al estadio, contestó: "Los socios deben hacer una gestión por Internet para obtenerlos. Pero todos los partidos el club nos entregaba una lista de personas para que se les carguen el bono sin hacer ese trámite. Nos los mandaban por una persona que yo suponía que era empleado del club, de nombre Damián Lagaronne. El venía con un pendrive, se bajaba la información al disco, se chequeaban que fueran socios con cuota al día y se emitían los bonos que se llevaba esta misma persona. No sé qué cantidad eran pero sí que la modalidad comenzó desde que se implementó el sistema (NdR: 2015) hasta un mes antes de que la empresa fuera allanada. Podría el club habernos mandado un mail oficial con esa información, pero preferían un pendrive. También les generábamos entradas de protocolo que las mandábamos a Independiente y al sindicato de Camioneros. Nosotros no hicimos nada que no fuera emanado por una orden del club".

Así las cosas, la situación se ensombrece aún más. El secretario del club y tesorero de Camioneros, Héctor Yoyo Maldonado, ya había admitido en la Justicia que de las 42.000 personas que ingresaron al Libertadores de América para la final de la Copa Sudamericana ante Flamengo, sólo 27.000 habían quedado registradas. El faltante es millonario. Por eso la homologación del acuerdo de arrepentido cobra importancia: se ratificaría desde ese lugar lo que el barra dijo desde un primer momento. Y si esto se da, el fiscal además de elevar el caso a juicio, evaluaría nuevamente la situación de Pablo Moyano, a quién considera jefe de la asociación ilícita y cuya detención fue rechazada en su momento por el juez Luis Carzoglio, quién denunció presiones del gobierno para meter preso al sindicalista antes de ser apartado de la causa.

SEGUÍ LEYENDO: