Cuatro agentes bonaerenses, integrantes de la DDI Avellaneda Lanús, fueron detenidos este martes por la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la Provincia. Fue en el marco de la investigación que se inició tras el enfrentamiento con miembros de la Policía Federal, quienes se encontraban en un operativo que intentaba descubrir maniobras extorsivas de efectivos provinciales.

Los detenidos son el Comisario Inspector Aníbal Marcelo Ochoa, 2do jefe de la DDI Lanús Avellaneda; el Comisario Esteban Arana, del Gabinete Antidrogas; el Oficial Principal Raúl Elías Hernández, jefe de Operaciones; y el Teniente 1ro. Claudio Saldivia, del gabinete Antidrogas, quienes fueron apresados por personal de Asuntos Internos.

Las detenciones derivaron de una denuncia la semana pasada, que indicaba que dos efectivos de la división de Drogas de la Policía bonaerense habían pactado para encontrarse con una mujer en el lugar para recibir un pago de dinero en efectivo fruto de una extorsión.

La víctima había informado de la maniobra a la UFI 4 de Avellaneda, a cargo de la fiscal María Soledad Garibaldi, que dispuso la intervención de la División Antidrogas Urbanas de la Policía Federal.

En el operativo para capturar a los extorsionadores había 12 policías encubiertos, a la vez que una cantidad mayor de efectivos se encontraban en las inmediaciones formando un cerco perimetral para prevenir una eventual huida. El dinero que la mujer extorsionada iba a entregar estaba además fotografiado y numerado.

El procedimiento derivó en un tiroteo entre fuerzas frente a una estación de servicio ubicada en Madariaga y Acceso Sudeste. Allí, a bordo de un Toyota Etios, el comisario Hernán David Martín, junto a Eduardo Franicevich, subcomisario de la División de Drogas de la DDI de Lanús-Avellaneda, se enfrentaron a la División Antidrogas Urbanas de la Policía Federal. El primero murió de un disparo en la cabeza cuando intentaba huir del lugar.

El domingo la fiscal Garibaldi, a cargo de la causa,  indagó a tres policías bonaerenses: además del  capitán Franicevich, estaban el subcomisario Luis Edgardo Otero (37) y el subayudante Silvio Ricardo Vergara (33). Sin embargo estos dos últimos fueron liberados ese mismo día.

Tras las capturas de este martes el ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo, remarcó a través de sus redes sociales el compromiso del gobierno bonaerense de "ir a fondo" en este tipo de hechos que involucran a efectivos de las fuerzas a su cargo.

Fuentes de la investigación destacaron en diálogo con Infobae que si bien son cinco al momento los policías afectados, los operativos de la Auditoría de Asuntos Internos del ministerio continúan por estas horas.

SEGUÍ LEYENDO