El gendarme herido quedó fuera de peligro.
El gendarme herido quedó fuera de peligro.

Un gendarme fue atropellado en el partido bonaerense de Hurlingham, cuando un auto lo embistió para evadir un control policial. Se trata del segundo ataque a un agente de la Gendarmería nacional, después de que hirieran gravemente de un tiro a la cabeza a uniformado en José C. Paz.

El hecho ocurrió a las 20.30 en un puesto ubicado en las intersecciones de las calles Félix Frías y José de Malarredo en Villa Tesei, correspondiente al partido de Hurlingham.

El uniformado participaba en operativos de saturación, ejecutando actividades de control vehicular. Hasta que un coche Ford K lo atropelló y se dio a la fuga.

Según consignaron C5N y medios locales, los testigos indicaron que el conductor del vehículo hizo una maniobra para detenerse ante el control, luego encaró a un gendarme de apellido Mamani para pasarlo por encima.

El auto en cuestión apareció abandonado unas cuadras después, y se constató que tenía un pedido de secuestro activo por robo.

Los investigadores encontraron un arma de juguete tirada en la zona del hecho.
Los investigadores encontraron un arma de juguete tirada en la zona del hecho.

El agente herido fue trasladado al hospital Papa Francisco de Hurlingham en una ambulancia del SAME Provincia. Está fuera de peligro con un diagnóstico de politraumatismo.

Además de la actitud de los ocupantes y la condición judicial del auto, los investigadores creen que se trataba de un grupo delictivo ya que en el coche se encontró un arma de juguete, por lo que se presume que se utilizaba para robar.

En la causa interviene la UFI N° 2 de Morón, que caratuló el hecho como "averiguación de ilícito".

Tanto en el caso de Hurlingham como en el de José C. Paz los delincuentes se encuentran prófugos.

SEGUÍ LEYENDO: