Los primeros usuario-generadores en conectarse a la red
Los primeros usuario-generadores en conectarse a la red

"Hemos aprendido que la energía nos cuesta mucho a todos y el sol está ahí y es inmenso para que podamos aprovecharlo. Desde hace 15 años incorporamos la energía solar a nuestras vidas, pero ahora ya vamos a ver un efecto en el consumo y en la tarifa", le cuenta a Infobae Eugenia Jalil Pizarro, la primera generadora de energías alternativas que se conecta a la red eléctrica nacional.

Hoy la empresa Edenor habilitó el primer medidor bidireccional que permitirá inyectar energía, en este caso solar. Y no se trata de instalaciones en la Puna o en algún paraje rural; la vivienda queda en Belgrano, en Lacroze y 11 de Septiembre y fue posible gracias a la ley de energía distribuida que permite a los usuarios generar su propia energía.

"Este primer usuario-generador instaló un equipo de generación solar fotovoltaica compuesto por 12 paneles solares por una potencia total de 3,8 kilowatts. Los equipos de generación distribuida, como paneles solares, pequeños aerogeneradores u otras tecnologías, pueden instalarse en industrias, PyMEs y hogares, generando un ahorro económico en la factura del servicio eléctrico y contribuyendo a la mitigación del cambio climático", indicó mediante un comunicado del Ministerio de Hacienda de la Nación.

Paneles solares
Paneles solares

Jalil Pizarro es arquitecta y tiene experiencia con las energías renovables hace tiempo. Aunque aún no recibía compensaciones por el excedente de energía, su casa cuenta con sistemas de calefacción de agua hace más de 15 años.

"Primero pusimos un sistema para calentar el agua de la pileta y luego instalamos el termotanque solar", agrega. Luego, la empresa Solar Power colocó paneles solares en el techo: "Empezamos con seis paneles y luego pusimos los otros seis. Los costos son relativos; primero porque la tecnología cada vez baja más los precios. Los termotanques solares son muy accesibles, por ejemplo, pero se sabe poco", indica.

"El sistema de generación de energía con el que cuenta el cliente consta de 12 paneles solares de 320 Watts nominales cada uno y 12 microinversores de 250 W nominales cada uno, mientras que la potencia aprobada de acople a la red es de 3 kW. En 2018 ya habíamos habilitado, en calidad de prueba piloto, cuatro instalaciones fotovoltaicas de clientes que intercambian energía con nuestra red: un domicilio de San Fernando, un colegio de Bella Vista y dos pymes: una en CABA y la otra en Martínez", indicó Edenor en su cuenta de Twitter.

El primer medidor bidireccional
El primer medidor bidireccional

Cómo funciona el sistema

Mediante la instalación de equipos de generación distribuida, como paneles solares, se puede generar energía para consumo propio (autoconsumo), reducir la demanda y, eventualmente, inyectar el excedente de la energía eléctrica generada a la red de distribución obteniendo una compensación económica.

Los valores de energía inyectada se verán reflejados en la factura de suministro eléctrico, donde figurarán en forma discriminada los kWh inyectados, kWh demandados y los precios correspondientes a cada uno de ellos. Si por la compensación resulta un saldo positivo, se configurará un crédito a favor del usuario-generador.

"La ley de generación distribuida, en pocas palabras, va a permitir que los ciudadanos generen en parte su propia energía renovable y en los momentos que no la consuman, es decir que les sobre, la estarán revendiendo a su distribuidora y se les descontará de la factura del mes siguiente. Las condiciones en las cuales se realizará la transacción todavía no están definidas y se sabrá más al reglamentarse la ley", dice Rodrigo Herrera Vegas, cofundador de Sustentator, que instaló los paneles solares en las nuevas viviendas construidas en el plan de urbanización de la villa 31, en Retiro.

Uno de los requisitos para poder tener energía solar o fotovoltaica en las casas es contar con superficie. En los edificios de propiedad horizontal se hace más difícil porque se necesitan muchos metros cuadrados para poder abastecer la demanda energética. Sin embargo, en las grandes ciudades es necesario trabajar en la eficiencia para conseguir la baja en los consumos.

En la provincia de Santa Fe cuentan con un programa de incentivo "Prosumidores". Los prosumidores poseen dos medidores, el primero unidireccional mide la energía generada y el segundo, bidireccional que mide la energía neta que entra y sale. El consumo del prosumidor se obtiene sumando estas dos mediciones. "Hoy tenemos ya cerca de 300 prosumidores en toda la provincia que están inyectando 1 mega. Hace tres años que tenemos el programa y no sólo tenemos usuarios residenciales, sino también grandes generadores de hasta 15 KV, como industrias y comercios", explicó Verónica Geese, secretaria de Energía de Santa Fe.

 

En el gobierno nacional, en tanto, indicaron que en las próximas semanas se sumarán más usuarios de distintas provincias, quienes ya iniciaron su trámite online para ser, además de consumidores, generadores de su propia energía eléctrica renovable.

Para poder instalar un medidor bidireccional los usuarios deben realizar un trámite en la Plataforma Digital de Acceso Público.